28 de noviembre de 2010

Las 22 Academias de la Lengua aprueban hoy la nueva edición de la Ortografía

No se han tocado las reglas ortográficas de siempre, muy asentadas entre los hispanohablantes, pero sí se han introducido novedades que, aunque pequeñas, han levantado revuelo entre la gente de a pie e incluso entre los escritores y algunos académicos.
Polémico resulta en España que en ese texto básico se proponga denominar “ye” a la “igriega”, y en algunos países de América tampoco ha sentado muy bien que tengan que dejar de llamar “be alta” y “be baja”, “be larga” y “be corta” a la “b” y la “v”.
La “uve doble”, “ve doble” o “doble ve”, se quedarán en “doble uve” y la “zeta”, que también se llama en algunos países “ceta”, “ceda” o “zeda”, se escribirá “ceta”.
Suprimir tildes que uno aprendió de niño no es fácil de asimilar, y por eso la propuesta de quitar las de monosílabos con diptongo ortográfico - “guión”, “truhán” o “Sión”, entre otros- ha encontrado cierta oposición entre escritores y académicos españoles.
La nueva Ortografía, de unas mil páginas, se presentará antes de las Navidades y se pondrá inmediatamente a la venta en todos los países hispanohablantes, publicada por Espasa.
La ministra española de Cultura, Ángeles González-Sinde, que hoy participó en la inauguración de la Feria del Libro de Guadalajara, ve con buenos ojos los cambios porque la nueva Ortografía “es consustancial a la evolución de la lengua”.
“Si no hubiera habido cambios en la Ortografía seguiríamos hablando latín como cuando fuimos colonia de los romanos”, le decía a un grupo de periodistas la ministra, que ve necesario “revisar cada tanto la Ortografía” para que la comunicación entre los diferentes países hispanohablantes “siga siendo posible”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.