18 de enero de 2011

DENUNCIAN PROBLEMATICA MIGRATORIA EN BRASIL:Paraguayos son víctimas de trabajos esclavos

Luiz Marcos Ferreira Junior, joven abogado brasileño de la organización Japáyke, de los paraguayos residentes en São Paulo, denuncia que muchos paraguayos trabajan en fábricas de ropa en condiciones de trabajo esclavo de 16 a 18 horas por día. Visitó nuestro país para visualizar la problemática migratoria paraguaya y entabló relaciones con organizaciones de la sociedad civil.
Luiz Marcos Ferreira, asesor jurídico de la organización Japáyke (Despertemos), de paraguayos en São Paulo, Brasil, visitó nuestro país con el objetivo de entablar relaciones con algunas autoridades paraguayas y organizaciones del ámbito migratorio como Ápe Paraguay, para buscar una estrategia de visibilización de la problemática de los paraguayos en el vecino país.
Esta organización pretende abordar esta problemática informando sobre los derechos de los trabajadores, desde una mirada en la que los propios trabajadores deben darse cuenta de su situación y convertirse en sujetos políticos que peleen por mejores condiciones laborales.
En el 2010, Brasil fue uno de los países desde los cuales se enviaron más remesas al Paraguay.

–¿Cuál es la línea de trabajo de Japáyke?
–Estamos trabajando en un conjunto de asentamientos en busca de acercamientos con los trabajadores de fábricas. La región donde estamos está caracterizada por el trabajo esclavo desde los años 30 y ocurre una sustitución de la gente, de los pueblos migrantes en ese trabajo. Inicialmente este tipo de trabajos realizaban los italianos, luego judíos y armenios. También por coreanos. Después estos trabajadores abandonaron el rubro dedicándose a otra cosa en otro lugar o se tornaron patrones, más la rama de la producción textil continúa de la misma manera. Tenemos como objetivo, a medio y largo plazo, desde Japáyke, constituir un contacto con parte de la gente paraguaya que es víctima de trabajos esclavos no solamente para asistirlos, sino constituir un grupo con acciones políticas. Porque si hay una cadena económica que siempre se está repitiendo, no basta con un trabajo asistencialista. Porque, además, la mayoría de estas personas que caen en este tipo de trabajos son personas que fueron para “triunfar” en el Brasil, junto a un sueño capitalista.
Lo que buscamos es promover otras acciones a partir de esa problemática y desde sus espacios, que sean ellos sujetos de derecho y protagonistas en esa lucha por el derecho para todos los inmigrantes, aunque para eso tengamos que hacer cosas básicas como fiestas en búsqueda de una aproximación para lograr un trabajo político.
–¿Cómo toman los trabajadores paraguayos la labor que ustedes realizan?
–Trabajamos solo con los pobres, porque la gente que tiene plata son oviedistas o son colorados. A ellos no les importa nadie. No hay por parte del consulado, o de los empresarios que vinieron antes, una preocupación por trabajar con esta gente para que ellos mismos puedan generar espacios, para que ellos mismos puedan defender sus derechos como trabajadores. Hay muchos jóvenes paraguayos que están estudiando en universidades de Brasil, pero las cosas que emprende la Academia con respecto a la migración están disociadas de esta realidad, y especialmente para aquellos que estudian en Campinas, por lo general, estos inmigrantes constituyen antes que sujetos de derecho, unos “objetos de estudio”. La Academia no genera un contacto inmediato con la gente y para ellos los inmigrantes son solo objetos de análisis. A veces, ni siquiera eso. El único texto específico sobre trabajadores paraguayos en Brasil fue realizado por un francés, algo pasa con los estudiantes paraguayos que van al Brasil y con la universidad.
–¿Cuál es el lugar donde se concentran más los paraguayos inmersos en trabajos esclavos?
–Hay varios barrios donde identificamos la presencia de trabajadores paraguayos, pero más sintomáticos son los barrios Borretiro y Casa Verde. Lo primero que constatamos es que necesitan una atención jurídica inmediata, porque no hay una integración de la gente al ordenamiento jurídico brasileño. Falta información, cosas simples. Porque el Gobierno brasileño, con respecto a asistencia judicial o asistencia social, no está preparado para dar asistencia a extranjeros. Por el momento económico en Brasil, probablemente el Brasil será el mayor receptor de inmigrantes de los próximos años y esto es un tema que el Brasil tiene que asumir.
–¿Cuántos paraguayos viven en São Paulo?
–No hay estudios serios sobre la cantidad de paraguayos en São Paulo. Hay una estimativa. Actualmente, nuestro principal interés justamente tiene que ver con que exista un trabajo de investigación desde el Consulado para tener datos más precisos.Fuente Abc Color

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.