Asi es Paraguay!


Cabaña Itakúa un paraiso cordillerano. Itacurubi de las Cordilleras.

25 de marzo de 2011

La filigrana, reina de las joyas luqueñas

La filigrana es una de las técnicas más utilizadas en la joyería luqueña. Propios y extranjeros admiran el delicado tramado de los hilos de plata y oro, que sumado a la creatividad y paciencia de los orfebres, dan lugar a un sinfín de objetos de admirable belleza. Luque es considerada la “Capital universal de la filigrana” debido a la gran cantidad de personas dedicadas a moldearla.
Los primeros trabajos de orfebrería con esta técnica, en el vergel luqueño, se remonta al año 1864 durante el traslado de la Capital de la República a Luque tras la ocupación de soldados aliados de la Guerra contra la Triple Alianza (1864-1870).
Los primeros joyeros llegaron a la ciudad huyendo de los invasores, brasileños y argentinos. Algunos de ellos adoptaron la zona para asentar sus raíces y montar sus talleres que se mantienen hasta hoy en manos de sus descendientes.
Desde entonces esta tradición se traslada de generación a generación; tanto es así que el 1% de la población local se dedica exclusivamente a la orfebrería. Es decir de los más de 200.000 luqueños, unos 2.000 habitantes se dedican a este delicado trabajo. Por este motivo la ciudad se ganó el título de “Capital universal de la filigrana” secundada por la ciudad de México que cuenta con el 0,01% de personas dedicadas a la filigrana con respecto a su densidad poblacional.
Don Mateo Medina, presidente de la Coordinadora de Artesanos Luqueños, es uno de los tantos pobladores que se han ganado la vida y sacado adelante a su familia con su trabajo de orfebre, con énfasis en el arte de la filigrana. A sus 57 años, lleva 44 dedicado a expresar su talento entre hilos de plata y oro; esfuerzo que lo ha llevado a exponer sus creaciones en varios países como Canadá, Estados Unidos, Japón, Finlandia y China.
Medina refirió que tras algunas averiguaciones pudo constatar que las primeras joyas de filigrana fueron halladas en Troya (Grecia) en el año 1800 AC y que los primeros orfebres llegaron a nuestro país en el año 1600 con los españoles.
“Es una historia milenaria. En Grecia nació la filigrana en el año 1800 AC. En ese país se encontraron piezas de filigrana en Troya. Posteriormente se extendió a Francia, Alemania, Irlanda y España. En nuestro continente llegó con Cristóbal Colón y un grupo de artesanos se estableció en México. Luego en la busca de la ciudad de “El Dorado” (Perú) se extendió a Colombia y en el año 1600 aproximadamente ingresó al Paraguay en donde los indígenas aprendieron algunas técnicas de los españoles”, dijo el artesano.
La joyería luqueña es bastante apreciada por los extranjeros debido a que se sigue manteniendo el trabajo manual, es decir los trabajos se realizan con rudimentarias herramientas como pinzas y cortadoras. En tanto, en otros países como México y Colombia, donde existe una gran producción de filigrana, la técnica ya fue industrializada y los trabajos se realizan con maquinarias.
“Luque, sin duda, es la capital universal de la filigrana. Ningún otro país en el mundo cuenta con el mayor porcentaje de joyeros con respecto a la cantidad de habitantes. Los orfebres luqueños somos unos 2.000”, apuntó Medina.
El presidente del gremio de artesanos asegura que este arte crece de generación a generación tal como él lo aprendió de un grupo de joyeros que trabajaban frente a su vivienda y a quienes, entre ronda de tereré, le enseñaron el oficio que marcaría su vida y lo haría recorrer el mundo con sus creaciones.
“Yo aprendí de los joyeros Cirilo Miranda, Félix Jara y Vidal Duarte, a quienes solía cebar tereré y en una de esas, me enseñaron este oficio que me ha dado muchas alegrías y satisfacciones”, apuntó.
En cuanto a la variedad de objetos que pueden elaborarse a partir de dos filamentos de plata u oro no existen límites, sino la que puede dar la creatividad de cada artesano. En ese orden y con el correr de los años se pueden encontrar una gran variedad de nuevos modelos y formas de pendientes, collares, pulseras, portalápices, anillos, etc.
Los orfebres de Luque se encuentran trabajando de manera conjunta para acompañar los festejos del Bicentenario, especialmente para los actos del 14 de mayo en el Parque Ñu Guasu donde se encenderá la “Gran antorcha de la Libertad”. Sobre la obra, no adelantó detalles, pues será “una sorpresa para la patria”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.