11 de abril de 2011

COSTUMBRES PARAGUAYAS QUIEREN RESISTIR EL PASO DEL TIEMPO Y LA “MODERNIDAD”

La Semana Santa paraguaya se percibe por el olor a chipa, los sabores del ryguasu ka’ê y el canto lastimero de los estacioneros. Es un tiempo de fe, en el que las tradiciones “a lo yma” luchan por sobrevivir.
La Semana Santa en Paraguay es una de las más metódicas del continente y a pesar del paso del tiempo y a la “modernidad” en la que vivimos actualmente, las costumbres continúan vigentes en los diversos parajes del país. Son varias las actividades que se distinguen a nivel mundial.
Se inicia con la bendición de las palmas (pindo), el Domingo de Ramos. Estos suelen ir acompañados de flores de “siempreviva” y se guardan durante meses junto a los nichos familiares.
La preparación de la chipa es un ritual que reúne a toda la familia. Los niños son quienes más disfrutan de este momento, moldeando la chipa con ingeniosos diseños como la paloma y el yacaré.
Los hombres se encargan de preparar el fuego en tatakua (horno de ladrillos y lodo), y de cortar las hojas de banana sobre las cuales se cocerán las chipas.
El Jueves Santo se comparte el karu guasu, como última cena, para la cual las mujeres ponen todo su empeño en la preparación de los manjares donde predomina la carne. Por la tarde, en la iglesia se realiza el lavado de pies, para luego adorar al Santísimo.
El Viernes Santo se inicia muy temprano, ya que todos deben lavarse la cabeza antes que amanezca. Los cultivos recogidos antes de que salga el sol también tienen una bendición especial.
Se trata de un día de abstinencia, ya que es el día en que muere Jesús. Luego del mediodía, las personas se reúnen en las parroquias más cercanas para escuchar el rezo de las siete palabras.
En localidades como Tañarandy, Misiones, se vive de una forma especial. Se prepara el Yvaga rape (camino al cielo), con cerca de 10.000 antorchas y candiles. La procesión, que es acompañada por el canto jahe’o de los estacioneros, cuenta con 24 estrofas. Culmina con cuadros vivientes que muestran el vía crucis de Jesucristo. Esta actividad reúne a miles de turistas cada año.
El sábado Santo es un día de respeto en el que todavía se guarda ayuno. Mientras que el Domingo de Pascuas vuelve a reunir a todas las familias. Es cuando los padrinos reciben el ryguasu ka’ê, como ofrenda de los ahijados. Se comparte un almuerzo especial y se reparten palmadas de ¡Pascua!. Fuente Abc color

1 comentario:

  1. En PARAGUAY,la iglesia catolica y los que componen la cabeza de la iglesia catolica en nombre de DIOS han hecho sus partes sistematicas y metodicas construyendo una mentalidad colectiva llena de creencia y esta como una manera unica de salvarse y ser perdonado de su pecado. Como la mayor poblacion paraguaya no tiene acceso a la informacion, a la lectura, es decir no tiene tv.diario,radio,rutas,medio de comunicacion entonces hace que el pueblo siga con sus conocimientos populares, y desconzcan que la liberacion no esta en el cielo con DIOS ni haciendo una ayuna sera liberado.la liberacion esta en las manos de ellos mismo accediendo a informacion,filosofando mas allas de sus existencia y de los que se le dicen.

    ResponderEliminar

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.