15 de mayo de 2011

Sabores Festivos

La gastronomía también se viste ¡de fiesta!; rescata los sabores de la época de la Colonia o la combina con ingredientes exóticos.Para seguir celebrando el cumpleaños de la patria. Por Nancy Duré Cáceres.
La intensidad de las celebraciones del Bicentenario llega a la gastronomía. Las ideas para “saborear” y disfrutar estos festejos históricos se hacen sentir. Por ejemplo, a Giovanna Pederzani, su ingenio la llevó a “endulzar” con los colores patrios sus postres y otras exquisiteces dulces.
 “Realmente la alegría de los festejos del Bicentenario llega a las mesas de los hogares, a los eventos culturales y sociales organizados para celebrar este acontecimiento único”, expresa Giovanna.
Ella elaboró algunos de los pedidos que recibe en La Casa Pederzani, como las bolitas de coco, alfajorcitos, habanos de chocolate, los bien casados, las trufas de oreo bañadas en coco, mousse, paletas, galletitas. “Los postres también dan la posibilidad de adornarlos con los colores de nuestra bandera; quedan llamativos sin perder sabor”, agrega.
Pederzani recurre a los ingredientes de nuestra tierra para elaborar sus menús. “Estoy utilizando mucho queso Paraguay, choclo, coco, inclusive me piden frutilla, pero como no estamos en la época, queda para más adelante, porque hay que celebrar todo el año”, exclama con entusiasmo. Para ella, la cocina de esa fase histórica de nuestro país fue un intenso crisol de elementos y una suerte de laboratorio donde se permitía la experimentación permanente con ingredientes y modos de preparación. “Ahora la cocina moderna nos permite añadir otros ingredientes, siempre con el afán de mejorar los sabores”, asegura. Y en esto coincide Jorge Leiva, gerente gastronómico de la Pérgola Jardín, quien propone el plato “Pato guaraní”, hecho a base de frutas y hortalizas nacionales. “Quisimos conjugar manjares nuestros con lo que ofrece la gastronomía moderna, y nuestro chef Pablo Cardozo elaboró este exquisito plato que lleva pechuga de pato, por supuesto, flores de carambola como adorno, morrones, jalea de naranja con miel de caña, pasta de andaí, salsa de kuratû, cebolla en cocción de maíz morado y langostino de río”, explica. Ahí, en la Pérgola Jardín, todos los domingos hay un plato bicentenario en homenaje a nuestra querida patria. Nos cuenta una: Pira Caldo. Se necesitan: una cebolla, dos tomates, un diente de ajo, una hoja de laurel, dos cucharadas de aceite, caldo de verduras o agua, quinientos gramos de surubí, un chorrito de leche, orégano fresco, cien gramos de queso Paraguay, sal, pimienta negra recién molida. Y se prepara así: Realizar una pequeña salsa con las hortalizas y el aceite, luego adicionar los trozos de pescado, sal y pimienta y cubrir con caldo de verduras. Realizar la cocción con el fuego moderado por 15 a 20 minutos. Adicionar el orégano, la leche y el queso Paraguay desmenuzado. Servir caliente con bastones de mandioca frita.
Con Liz Martínez, fuimos un poco más allá de nuestras fronteras, aunque con un plato muy disfrutado en las mesas paraguayas: El locro. Este plato, si bien tiene orígenes americanos, en Paraguay nunca falta entre las propuestas típicas. “En algunos países se come de forma diferente, algunos suman sabor agregando choclo, chorizo, hasta morcilla, pero nosotros preparamos con falda y verduras. Este plato también se conoce como jupika”, comenta en medio de sus grabaciones en el programa “Vive la vida”. Liz afirma que las recetas paraguayas son las que mejor se adaptan a todas las cocinas, principalmente cuando se quiere preparar algo sencillo o que se pueda comer con la mano, en cualquier momento, como son la sopa paraguaya o el chipa guasu. Pasamos a darle la receta del locro. Ingredientes: 100 g de locro, aceite cantidad necesaria, 750 g de falda, 2 cebollas, 1 locote, 1 zanahoria, 2 cubos de verduras Knorr, 350 g de zapallo, 1 ½ litros de agua, sal y pimienta.
Se hace así: primero, dejar el locro en remojo de 8 a 10 horas, luego sellar la carne en un poco de aceite, agregar la cebolla y el locote, la zanahoria y 150 g de zapallo cortado. Incorporar los cubos de verduras, añadir el agua y el locro. Dejar cocinar hasta que el locro y la carne estén tiernos. Agregar los 200 g de zapallos restantes y cocinar hasta que esté tierno. Servir caliente y ¡muy buen provecho, ¡el Bicentenario también tiene sus sabores!
Sabor y patriotismo en los eventos culturales y sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.