29 de agosto de 2011

Anclado en París Una carrera llena de logros

"Mi verdadera intención al aceptar ir a Rusia era pasar después a cumplir mi sueño: llegar a París, la Ciudad Luz que yo tanto admiraba", sigue diciendo Pedro Leguizamón.
Tras cumplir sus compromisos, luego de recorrer buena parte de la Unión Soviética, recaló en la urbe de sus anhe– los, allí donde Francisco Solano López había estado a mediados del siglo XIX. Su sueño, en parte, estaba cumplido. Comenzaba otra etapa en su vida: encontrar la manera de vivir a través de su arte en la ciudad a la que había llegado.
UN NUEVO COMIENZO. En París tomó contacto con los músicos paraguayos que estaban allí, ya ambientados y conocedores de los vericuetos del espectáculo.
Pronto Pedro se adaptó a su nueva situación, tuvo amigos y desarrolló proyectos con otros y también personales.
"Primero tuve el conjunto que se llamó Los Caballeros del Paraguay, que pasó a llamarse Los Mensajeros del Paraguay. Finalmente me quedé con Los Guayakí, porque era un nombre que pegaba en Francia y hacía alusión a lo autóctono", recuerda el maestro.

"Allá, durante un año, más o menos, integré el conjunto Los Guaraníes, de Francisco Marín. Después salí para formar mi propio conjunto. Ese era Los Guayakí", indica quien va recordando los diversos momentos de su carrera artística.
DE GIRA POR DIVERSOS PAÍSES. "Trabajaba en casinos, teatros y donde nos contrataban", sigue diciendo.
Con su conjunto Los Guayaki –integrado, además de él, por la arpista Nenequita Cáceres, que luego sería Ada Valiente, y Johnny Cabrera– recorrieron buena parte de Europa, el Cercano y el Medio Oriente, grabaron una veintena de discos y conocieron el sabor más dulce de la fama.
Con respecto a Ada Valiente (ya fallecida), cuenta que la conoció en París. Fue su primera esposa. Fruto de ese matrimonio es su hijo Héctor Mangoré. Este nombre lo lleva en homenaje a su abuelo Agustín Pío Barrios, padre de su madre.
Pedro Leguizamón se hizo luego empresario discográfico, afrontó y superó un surmenage. Casado con María Teresa González, sigue viviendo en la ciudad con la que alguna vez soñó. Fuente Ultima Hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.