26 de septiembre de 2011

A la manera de Kike

Celebracion del cumpleaños numero 70 de Kike Krona.
Charles González Palisa conducirá un show al estilo de las fiestas bailables con orquesta del pasado para festejar el cumpleaños de Kike Krona, a quien acompañarán Carlos Báez y Valencia, Emilio García, Dany Durand, Miguel Ángel Bernardes, Luis Álvarez, orquesta dirigida por Lobo Martínez y bajo la dirección general de Remigio Pereira. La cita imperdible es el 27 de setiembre en el Teatro Municipal.
“Hace un par de décadas, uno podía caer en la tentación de pensar que la canción romántica estaba condenada a desaparecer en una especie de gigantesca Cateura donde se arrojan los desechos musicales. A pesar de todo, ha sobrevivido airosamente. Mejor aún, el tiempo ha mejorado su fragancia, como suele ocurrir con los vinos de antigua solera.
Hay en ello un hondo misterio, nadie puede explicar por qué la tenue sucesión de acordes de un bolero de los Tres Ases, Tito Rodríguez o Lucho Gatica puede sobrevivir en medio del estrépito del rock metálico, de las comparsas de mariachis y de los pavorosos temas de la cachaca.
Y sin embargo, este milagro se renueva todos los días. Cada vez que un sentimiento que nace de las profundidades del alma necesita refugiarse en el sugerente fraseo de un bolero.
En el Paraguay, la canción romántica tiene un nombre: Kike Krona. Lo avalan su voz, un sobrio manejo de la escena y una siempre delicada selección del repertorio.
 Con esta conjunción de virtudes —es mucho más difícil de lograr de lo que parece—, ha logrado permanecer en un escenario más resbaloso que una pista de hielo. Algunos lo llaman ‘El Interminable’, porque su registro se mantiene inalterable y porque su buen gusto, antes que debilitarse, mejora con los años.
Buena parte de esa magia profunda ha sido captada en un bolero que, con versos de Alvarito Ayala y melodía de Papi Barreto, una parte de este estupendo CD editado por el sello Santana, una encomiable quijotada, dicho sea de paso, de Antonio Fernández Gadea. Omito la mención a los demás títulos. Todos son símbolos eternos del romance. Pero el título de este bolero de Ayala y Barreto —’Cantando al amor’— es suficiente para hacer justicia a toda la trayectoria musical de Kike Krona. Decir más que eso sería redundancia”.
Así se refería hace algún tiempo el desaparecido escritor Helio Vera refiriéndose a la dilatada carrera de un artista como Kike Krona, una persona de una calidez humana acrisolada en el ejercicio cotidiano de uno de los sentimientos más valorados, la amistad. Y con ella, una de las expresiones más admirables de ese ejercicio, la solidaridad.
Diez veces siete
Kike Krona, más conocido en su faceta de artista, de cantor a la manera antigua, de presencia siempre atildada, en porte y conducta; así como es un hombre derecho, también es un hombre de Derecho. Es abogado.
Su juramento como profesional del foro lo hizo ante un magistrado que en su juventud fue uno de los grandes cantores de nuestra música, el doctor Justo Pucheta Ortega, el Pucheta’i de las serenatas de antaño.
Ese Kike Krona —o más formalmente, Adolfo Jorge Kronawetter Ávalos—, en los próximos días compartirá con su público su cumpleaños número setenta. Sus primeros setenta años. Y lo celebrará con un espectáculo denominado “Setenta años de amistad y canto”, a realizarse el martes 27 de setiembre en el Teatro Ignacio A. Pane.
¿Por qué en el Municipal? Nada librado al azar. Hace más de sesenta años, siendo todavía un niño de unos seis o siete años, en ese entonces un pichoncito dio sus primeros gorjeos participando de un espectáculo dirigido por la actriz de los frescos ojos azul-grisáceos, Mercedes Jané, interpretando Mi oración azul.
Empezó con el pie derecho. Ganó el concurso. El premio, un juguete, lo más valorado por un niño de su edad. Hoy, ya septuagenario, pero con el espíritu siempre reverdecido y primaveral, sigue cosechando los regalos que le dio la vida y su carrera artística: una familia ejemplar, integrada por su esposa, Rosmary, y sus hijos —Jorge y Jazmín— y la legión de amigos que se ganó cantando al amor.
Así como fue ganador en los recordados concursos radiales El certamen de los barrios, su carrera artística no fue producto del azar. La moldeó con rigurosas clases de canto y modulación, de la mano de maestras de la talla de doña María Clotilde Balmelli, a quien está sumamente agradecido.
El espectáculo cumpleañero será un reprisamiento de aquellas fiestas bailables al ritmo de las orquestas como lo eran las fiestas del Deportivo Sajonia, del Club Centenario, del Mbiguá, y de centenares de clubes y entidades sociales de la capital del país y de las ciudades del interior donde le tocó actuar con queridos amigos y colegas, algunos de los cuales compartirán escenario celebrando su 70 cumpleaños. Carlos Báez y Valencia, Emilio García, Dany Durand, Miguel Ángel Bernardes, Luis Álvarez y una orquesta dirigida por Lobo Martínez lo acompañarán. La dirección general estará a cargo de Remigio Pereira y la conducción —no podía ser de otra manera—, al de un maestro en el ramo, el carismático e insuperable Charles González Palisa.
La culpa de Kike. La dilatada carrera de Kike Krona, cantando con recordados grupos orquestales como Habbana Jazz, Armony Club, Big Boy Serenaders y, lógicamente, los Joker’s, le llevó a ser declarado culpable de muchos noviazgos y connubios —y de separaciones y divorcios, según la maligna frase de Mario Ferreiro—. Esos connubios —o divorcios— tuvieron como marco los arrullos de las románticas canciones de Lucho Gatica, Armando Manzanero, Charles Aznavour...
Pero así como Kike puede ser declarado culpable de haber ocasionado el encuentro de numerosas almas gemelas, nunca fue contumaz en el ejercicio de la amistad ni de la solidaridad con el semejante en dificultades. Su voz y su presencia siempre estuvieron y están al lado del amigo en desgracia, por cuestiones de salud u otras desdichas.
Tal vez ese constante optimismo —ese mirar la vida con una sonrisa— sea producto de que haya llegado al mundo en una primavera, setenta años atrás. Con ese espíritu juvenil, Kike le da vida a los años —no años a la vida— y con siete décadas bien vividas, hoy no necesita hacerle cirugía al alma.
FOTOS: ABC Color/Heber Carballo/Gentileza del entrevistado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.