6 de septiembre de 2011

La perseverancia factor que marca la diferencia en cualquier emprendimiento

La perseverancia se puede aplicar a todo lo que nosotros queramos, a la familia, a uno mismo, a la empresa, etc. Quien ha emprendido la maravillosa aventura de iniciar una empresa sabe que el éxito no se logra con facilidad o en primera instancia, sino que a él se llega basándose en logros y fracasos, para lo cual, no caben dudas, se debe ser perseverante.
En la lucha por lograr el éxito no debemos tener temor al fracaso, ya que este siempre nos enseña algo y nos permite ver los errores que tenemos cuando emprendemos. También nos permite acceder a nuevas oportunidades porque nos exige cambios, puesto que nos percatamos que lo que estamos haciendo no está funcionando.
Si Thomas Edison no hubiese sido perseverante no hubiese descubierto la bombilla y en tal sentido él , acerca del trabajo, expresó "No fracasé, solo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla". Henry Ford fracasó cinco veces en sus negocios antes de fundar la Ford Motor Company y después de tantos fracasos iniciales dijo: "El fracaso es la oportunidad de iniciar de nuevo, pero más inteligentemente".
Uno de los más grandes enemigos de la perseverancia es el negativismo, que nos induce a pensar que algo no se podrá hacer. Por ello debemos desechar esta creencia y convencernos de que se puede llegar a cualquier parte siempre que tengamos claro el objetivo y no nos detengamos hasta llegar a él. Por el camino se presentarán muchas dificultades, pero estas podrán ser superadas si somos perseverantes.
Steve Jobs, fundador de Apple, sostiene que lo que separa a los emprendedores exitosos de los no exitosos es la perseverancia.
Muchas personas tienden a desistir de sus proyectos cuando aparece la primera dificultad de importancia y no tienen en cuenta que probablemente el éxito está a la vuelta de la esquina y solo deben superar el problema.
Por ello no debemos perder de vista la meta que nos hemos propuesto cuando iniciamos un proyecto, y administrar e ir solucionando los problemas en la medida que se vayan presentando. Si tenemos claro el objetivo y somos perseverantes, más temprano que tarde, llegaremos al éxito.
Para concluir estimo oportuno recordar a Bertolt Brecht cuando decía: "Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los indispensables".
(*)Vicepresidente de ADEC. Fuente Diario Ultima Hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.