26 de septiembre de 2011

Un pionero de la medicina y la farmacéutica en Paraguay

El doctor y profesor Domingo Scavone, un inmigrante italiano residente en Paraguay, fue uno de los grandes pioneros en la difusión farmacéutica dentro del país. También formó a la primera promoción de médicos paraguayos.
El panorama político de Italia de finales del siglo XIX no se mostraba alentador tras el proceso de unificación de la península, y las constantes batallas y ocupaciones dadas en esta parte del suelo europeo.
En ese contexto es donde nace –en 1872– el italiano Domingo Scavone, cursando sus primeros estudios en su Potenza natal, y luego medicina, en Nápoles, donde egresa en 1897. Todos sus estudios los realiza al sur de la península, un territorio marcado por los conflictos de la Unificación de Italia.
En esa época se produce la gran "diáspora italiana" por el mundo –entre 1850 y 1950–, que trasladó a muchos italianos a América, un continente con oportunidades de emprender. En Paraguay, se estima que los italianos fueron el segundo mayor grupo de extranjeros afincados en el país, llegados entre 1882 y 1907.
VIAJE. Tras egresar como doctor en Italia, Domingo Scavone se trasladó inmediatamente a América, con breves estancias en San Pablo (Brasil), Montevideo (Uruguay) y Buenos Aires (Argentina), según reseña Luis Benítez.
Luego, se radicó en Asunción, donde se unió a la gran colonia italiana asentada en Paraguay. Al poco tiempo, contrajo matrimonio con la paraguaya Luisa Chiriani, del cual nacieron cinco hijos.
MEDICINA. Tras la posguerra del 70, se había fundado en 1889 la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Asunción.
En 1898, casi una década después, se da reapertura a esta facultad, incorporando al claustro de profesores a varios médicos italianos, entre ellos el doctor Scavone, junto a los doctores David Lofruscio, Italo De Finis, Luis Zanotti Cavazzoni, Antonio Gasparini y Víctor Mariotti.
En esta casa de estudios, Scavone ejerció varias cátedras, siendo uno de los pioneros en enseñar anatomía descriptiva y disección, clínica oftalmológica, y luego, pediatría.
Con este cuerpo de profesores italianos, la facultad preparó a la primera promoción de médicos, cuyo egreso –en 1903– dio al país destacadas figuras como Eduardo López Moreira, Luis E. Migone, Andrés Barbero, Ricardo Odriosola, entre otros.
Con el doctor Luis Zanotti Cavazzoni, el profesor Scavone abrió el primer sanatorio moderno de Asunción, además de la asistencia médica municipal, según apunta Luis Benítez.
COMPROMISO. Scavone también mantuvo un estrecho compromiso con el Paraguay y la causa de la reconstrucción de la postguerra del 70. Asimismo, no olvidó sus raíces y también contribuyó con Italia.
Con su esposa y sus cinco hijos paraguayos, se trasladó nuevamente a Italia, donde vivió por varios años, para procurar una mejor educación de su prole, y prestar colaboración a su patria.
FARMACÉUTICA. Percibiendo las limitaciones de la farmacéutica en el Paraguay, apostó por este rubro, realizando importantes y pioneras labores en el área.
Para ello, trajo de Italia al país a sus hermanos Miguel y Laviero, con los cuales fundó la primitiva Farmacia de la Cruz Roja, que es el antecedente de la actual Farmacia Catedral, según escribe en su reseña biográfica Luis Benítez.
Gracias a esta compañía, se iniciaron las tareas de Laboratorio Catedral, que actualmente emerge como una de las más importantes del rubro farmacéutico nacional.
Su hermano, Miguel Scavone, realiza su carrera universitaria en Paraguay, egresando como farmacéutico en 1908. Él abre su empresa Miguel Scavone y Compañía, una de las primeras firmas comerciales del área.
Luego, con Scavone Hermanos cimienta las bases del patrimonio farmacéutico y familiar que legaron. En 1955, tras una dilatada carrera de contribuciones, fallece Domingo Scavone en Asunción. Fuente Diario Ultima Hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.