15 de octubre de 2011

Ismael Ledesma: Paraguay exporta música a Europa

Hace 29 años salió del país con la idea de hacer escuchar su arpa y posicionar la música paraguaya en el escenario más alto. Recorrió Europa y actualmente constituye uno de los principales embajadores culturales del Paraguay. Desde Francia, les saluda Ismael Ledesma.
Tenía 19 años cuando en 1982 viajó a París invitado por su tío, el músico Kike Lucena, quien lo animó a buscar nuevos rumbos fuera del país. “Yo componía desde chico y a nadie le interesaba. Solo mi madre me escuchaba”, expresa el artista paraguayo, quien cumple 29 años de carrera artística en Francia, al recordar el principal motivo de su aventura hacia el sueño europeo.
Hoy, a sus 49 años de edad, Ismael Ledesma es un arpista consagrado, que ya recorrió países como Japón, Estados Unidos, Turquía, Egipto, Jordania, España, Luxemburgo, Bélgica, Portugal, Alemania, Italia, y el Reino Unido.Tiene grabados 18 discos y más de 140 temas de su autoría registrados en Francia, entre ellos resaltan los más recientes.
Dentro de su repertorio destacan Paseo Imaginario, Alegría en enero, Oración guaraní, entre otros.
Desde su departamento en Bray et Lû, pueblo ubicado a 70 Km al noreste de París, el artista –quien vive con su esposa y sus dos hijas- apartó un tiempo para conversar con ABC Digital.
- Tenés varios temas no folclóricos entre tus trabajos. ¿Cómo definís tu estilo musical?
- Puedo ubicar mi música en el género "músicas del mundo", lo que sería la evolución del folclore. También voy hacia el género "new age" (nueva era, música contemporánea instrumental).
- Mencionás que no te sentiste comprendido en Paraguay. ¿Por qué creés que no se valoran a los artistas locales, no se los honra con un auditorio lleno, etc?
Pienso que el paraguayo aprecia su música, pero existe algo que no entiendo hasta hoy. Creo que la música forma ya parte del paraguayo, ya lo tiene adentro, la música es parte de la atmósfera y por eso ya no siente la necesidad de ir a ver un recital.
- ¿Cuánto tiempo tardaste en afianzarte y conquistar a ese público europeo?
El proceso duró aproximadamente 10 años. Empecé como simple músico de complemento de ciertos grupos latinos de la farándula parisina. Luego, de a poco junté un poco de dinero para producir mi primer cassette (en esa época). Después vino el proceso de hacer escuchar mi música, que duró unos dos años más. Más adelante, encontré gente que se interesaba en mí, pero debí conocer más productores para encontrar al que realmente se interesara en mi música. Muchos me mintieron.
- Dicen que en Francia cuesta ganarse un espacio como latinoamericano. ¿Hubo problemas en tu caso?
Fue durísimo. Primeramente al francés hay que seducirlo hablando bien la lengua y cultivándose, conociendo sus costumbres, humor y hábitos. De esa manera se interesan en vos. Si no llenás esos requisitos, te quedas como exóticos y no te dan tu lugar. Yo tuve que luchar muchísimo para integrarme acá. Tuve que estudiar la lengua como se debe para poder dialogar con ellos de igual a igual.
- ¿Qué estudios tomaste en Francia y cómo influyó eso en tu estilo?
- Realicé estudios básicos de teoría y solfeo en el Conservatorio Internacional de Música de París “Alfred de Vigny”. No pude terminar el curso por falta de tiempo, pero lo básico me sirvió mucho. Además, acá tuve la oportunidad de escuchar música totalmente diferente de la que se escuchaba en Paraguay. Influyó mucho en mí el flamenco español de Paco de Lucía y a nivel de arpa descubrí a mi máximo guía, el arpista suizo Andreas Vollenweider, quien me hizo confiar en mí mismo y en los objetivos que me había fijado.
GENES DE ARTISTA
Nacido en Lambaré, Ismael Ledesma empieza su carrera musical a los cinco años de edad, de manos de su madre, la cantante paraguaya Luisa Lucena, y su padre, Raimundo Ledesma, con quien empieza a tocar el arpa.
Comenta que su niñez la vivió en medio de la pobreza, el alquiler y la precariedad. “Nací entre chapas y cartones; viví la violencia de mi padre y la dulzura de mi madre, quien siempre hizo todo lo que pudo para hacerme estudiar y que pueda llegar por lo menos al bachillerato”, relata.
Recuerda que sus últimos años de residencia en Paraguay los vivió en casa de su abuela materna. “Ella nos recibió para no quedarnos en la calle”, recuerda.
A los 12 años de edad, Ismael Ledesma gana su primer premio como intérprete, en un festival organizado por la Embajada de Chile en Paraguay.
En 1991, ocupa el primer puesto en el género de composición durante el Festival Rochas del Arpa, en la Alianza Francesa de Asunción, con su tema “Aromas del Mundo”.
“Fueron muy motivadores porque al fin uno se considera buen intérprete y buen compositor”, señala.
- ¿Qué te parece el nivel de apoyo que actualmente tienen los artistas paraguayos?
La situación de mis colegas músicos en Paraguay me muestra la dificultad que tienen para vivir de su profesión. Es inquietante porque la música es una profesión y cada vez hay menos lugares de trabajo para los músicos de nuestro país. Se deberían crear nuevamente las auténticas parrilladas con números artísticos. Los medios tampoco difunden nuestra música.
¿Qué opinás sobre los artistas que se ven vuelcan hacia estilos musicales más comerciales?
Acá (Francia) los músicos paraguayos deben disfrazarse hasta de mexicanos para vivir de la música. Es un fenómeno incontrolable porque cambiaron las épocas y todo aquellos que amaban la música étnica ya no están. Las generaciones cambian y hay que adecuarse.
SECRETOS DEL ÉXITO
El artista paraguayo considera que la confianza en uno mismo, la disciplina en busca de un trabajo impecable y el carisma son elementos indispensables para tener éxito como músico.
“Hay que demostrar la confianza en uno mismo en momentos serios y no solo en las famosas farras, también saber hablar varios idiomas, tener talento, lógicamente, además de tacto social, carisma y simpatía y saber tomar todos los riesgos, innovar ,aprender, crear...”, explica.
¿Te sentís más valorado en Francia que en Paraguay?
En Paraguay aún no me siento valorado por la masa cultural. Los que me valoran en el Paraguay son un cierto público, que me sigue desde ya hace unos años y al que agradezco mucho porque es un motivo de consuelo para mí. Los de la cultura me aceptan porque tengo un cierto renombre en el mundo del arpa, pero aún siento mucha indiferencia que a veces me duele. En Francia y en el mundo del arpa soy valorado y eso es muy importante para mí porque yo sé de dónde vengo y sé lo duro que fue conseguir ser aceptado como un artista.
¿Pensás volver a Paraguay ya para quedarte?
Creo que volveré a nuestro país cuando sienta que mis dedos comiencen a fallar. Pienso que me puedo quedar unos diez años más acá y luego vuelvo para disfrutar de una vida simple en nuestro país. Fuente Abc color

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.