7 de noviembre de 2011

Indígenas reciclan y lo transforman en arte

REALIZAN OBJETOS DIVERSOS DE LA BASURA.
Una pequeña comunidad mbya guarani del barrio San Antonio Ypekuru, de Encarnación, ensaya un proyecto de rescate de su legado cultural, mediante la fabricación de productos artesanales, con materia prima mayormente extraída del vertedero municipal del barrio.
El proyecto “Ñemomorã mbya guarani rembiapo” cuenta con el apoyo de la Secretaría Nacional de Cultura a través de su programa Fondos de Cultura para proyectos ciudadanos, e involucra a unas diez familias de recicladores del vertedero, que están reaprendiendo los diseños étnicos que forman parte de su cultura ancestral y estampándolos en platos cerámicos, remeras, tapices y planteras.
¿Cuánto tarda un neumático en descomponerse?
Manuel se ríe de la pregunta, mientras pinta diseños sobre una plantera hecha de cubierta de camión.
Un neumático abandonado demora más de 1.000 años en degradarse y desaparecer en la naturaleza. En San Antonio Ypekuru suelen quemarlos para vender como chatarra el hierro con el que están cosidas las cubiertas. Pero es una “solución” que no abarca a todas y son cientos los neumáticos desparramados por el barrio, representando una amenaza mayor, como potenciales criaderos del mosquito transmisor del dengue.
Pero desde que comenzó el proyecto “Ñemomorã”, Manuel y el resto de quienes integran el equipo, entre mujeres, niños y niñas, convierten los neumáticos en piezas útiles que tienen mayor valor agregado.
El proyecto “Ñemomorã” es también una forma de reconstruir la identidad de este puñado de familias mbya que hace un cuarto de siglo salieron de la comunidad Pindó, de San Cosme y Damián, y buscando trabajo llegaron a Encarnación, donde no encontraron más alternativa que sumarse al ejército de familias pobres que trabajaban de gancheros.
Es un proyecto muy interesante, por las características mismas del grupo que lo impulsa, y por lo que tiene de sustentable en términos ambientales, y las esperanzas de hacerlo sostenible económicamente que tiene la gente, cuyo máximo anhelo es dejar de trabajar en el vertedero.
Según Juana Cañete, coordinadora del proyecto, hay un aspecto más importante todavía, que es la necesidad de parte de estas familias de consolidar una identidad, que no esté divorciada totalmente de lo ancestral mitológico de su cultura, pero que contenga características nuevas, producto de su contacto con lo urbano, y su integración a la “cultura” paraguaya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.