22 de diciembre de 2011

TODOS ACELERADOS CON LAS COMPRAS DE FIN DE AÑO

Las coloridas lucecitas adornan la ciudad, la gente en casa ya armó el pesebre; los negocios exhiben creativos arbolitos, en las calles se escuchan los villancicos, en todas partes ya se siente un ambiente navideño. Esta festividad genera un gran movimiento comercial y se ve a las personas tan aceleradas con las compras que parece que se les acaba el tiempo y se olvidan del verdadero sentido: disfrutar en familia.
Las fechas especiales en general son ideales para los comerciantes, que aprovechan cualquier ocasión para estimular a los clientes a comprar. Sin embargo, las fiestas de fin de año son las que mayor movimiento producen en el mercado, pues aparte de que en la Navidad se acostumbra a regalar a todos: papá, mamá, hijos, parientes o amigos, se suma que la mayoría cobra su aguinaldo, lo cual acrecienta la disponibilidad de dinero.
Que cada diciembre la gente corra de aquí para allá en busca de juguetes para los niños, ropas para los más grandes o algún presente, ya es moneda corriente. Multitudes invaden los shoppings, las tiendas y locales de venta con el afán de obsequiar a los demás y también autorregalarse.
 Muchos exageran con los gastos y despilfarran el sueldo, que poco o nada dura. Eso no significa que comprar esté mal, solo que a veces es necesario saber administrar los ingresos y guardar cuando menos un poquito. 

Si bien la Navidad es una fecha para pasarla en familia y compartir momentos de felicidad, ni el más desinteresado puede negar que espera que alguien le regale aunque sea una sonserita, pues a pesar de que no sea algo muy caro ya es un detalle que alegra a quien lo recibe. Este pequeño agasajo complementa el júbilo que de por sí trae la fecha.

Quienes tengan el privilegio de pasar estas fiestas con sus seres queridos y sin que nada de lo que mencionamos les falte son unos bendecidos, lo cual amerita agradecer a Dios por todo lo bueno, pues hay niños que viven un triste 25 de diciembre esperando un saludo o que Papá Noel les traiga un autito o una muñequita, que jamás llegan. Aun así, los jóvenes le damos al país entero nuestros sinceros deseos de amor y paz, que al menos el entusiasmo y la algarabía no falten en ningún hogar. Fuente Abc color- Suplemento periodismo joven. Escrito por Gabriela Marmori (19 años)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.