29 de enero de 2012

Un Diez para el 12

Las ganas de jugar y la pasión por el gol son razones mucho más fuertes que el argumento médico de que jugar con una bala en la cabeza representa un grandísimo riesgo. Salvador Cabañas decidió tomarlo y, en el transcurso de la semana pasada, anunció su regreso a la cancha luciendo la casaca 10 del Club 12 de Octubre de Itauguá. “Estuve tan emocionado que ni pude dormir”, dijo el día de la presentación oficial.
“Volver a ponerme la camiseta del club donde empecé (a jugar fútbol) me hace sentir muy bien. El orgullo de usar la casaca del 12 de Octubre es indescriptible. Cuando me confirmaron que volvía, no pude ni dormir de tanta emoción”, declaró Salvador Cabañas el día de su presentación.
La cancha del 12 estuvo llena de fanáticos que se acercaron a ver a su ídolo, quien repartía abrazos, besos y autógrafos. Es ese mismo lugar que lo vio nacer como jugador, el que luego fue creciendo para lograr notoriedad internacional. Pero el fatídico 25 de enero del 2010, un balazo en la cabeza, recibido en un confuso episodio en un bar mexicano, truncó su exitosa carrera futbolística.
Luego de cruciales operaciones, primero, y largas horas de terapia de recuperación, después, Cabañas ha sorprendido al mundo médico al punto de insistir en volver a jugar sin medir los riesgos que podría significar que practicara el fútbol teniendo una bala en la cabeza.
Al respecto, el Prof. Dr. Celso Fretes Ramírez, médico neurocirujano, es enfático al decir que sí existen riesgos de practicar este deporte a nivel profesional, más todavía teniendo en cuenta los antecedentes de Cabañas. “Sobre todo considerando que es un deporte colectivo donde interviene, a más de la técnica, la fuerza, los impactos con los demás, el esfuerzo físico y las sacudidas bruscas de la cabeza”, refiere. Su principal recomendación médica es realizar un seguimiento por parte de un neurólogo clínico y estudios especializados periódicos para evaluar en imágenes el tejido cerebral y las funciones del mismo.
Pura pasión
Pero Cabañas insiste en dar rienda suelta a su pasión. “Estoy bien y me siento contento de volver a competir por un gran club”, dijo el jugador, quien en su carrera futbolística lleva anotados 172 goles en los 319 partidos jugados tanto en la selección como en clubes nacionales e internacionales. Así es que el exdelantero de la selección paraguaya viste desde el pasado 20 de enero la camiseta del 12 de Octubre, un club de tercera división del fútbol nacional, en donde debutó como profesional en 1997 y consiguió el ascenso a primera división.
“Tenemos mucha expectativa y esperamos con emoción este momento. Él siempre tuvo la ilusión de volver al club que lo vio nacer. El Mariscal se siente como en casa y estamos muy contentos de tenerlo nuevamente”, dijo el presidente del Club e intendente de Itauguá, Luis Salinas, durante la presentación de Cabañas como nuevo integrante del plantel.
Salvador Cabañas ingresó a la cancha del club itaugüeño visiblemente emocionado, con los ojos llorosos y la ansiedad a flor de piel por volver a jugar y ser ovacionado por sus seguidores.
En cuanto a sus proyectos, Cabañas refirió que desea continuar su recuperación dentro de las canchas. El ambiente en donde se siente cómodo y útil. Para eso, el apoyo de la familia es fundamental. “Disfruto de la compañía de mi familia tanto como de hacer goles en la cancha”, reveló.
Cabañas comenzó a entrenar hace un año con el plantel profesional del Club Libertad. También disputó dos partidos amistosos: uno frente al América de México, su exequipo; y el segundo, vistiendo la camiseta de la selección de Paraguay.
El milagro
En opinión del neurocirujano Fretes, quien se encargó de atender al jugador en los momentos críticos que siguieron al incidente en México y luego aquí, en Asunción, lo de Cabañas es “realmente todo un milagro. Sobre todo, una enseñanza para los médicos de que la esperanza nunca debemos perderla; una demostración de que la fe y la actitud del paciente logran alcanzar metas increíbles, inclusive en las mayores adversidades”. Fuente Abc Color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.