30 de marzo de 2012

El entramado de pindo karai es creatividad y fe

La Semana Santa se inicia este domingo con la bendición de palmas. Ante la cercanía de la festividad católica, muchas artesanas ya instalan el ambiente santo en los mercados municipales, elaborando minuciosamente los ramos de pindo karai. Por Juan Pérez Acosta.(UH).
Una de esas artesanas es doña Luisa Irala, de 49 años, que desde el miércoles entreteje las hojas de pindo a la vista de curiosos que quedan cautivados por su agilidad manual. Según sus compañeros, esta artesana es la tejedora del pindo karai más conocida de la ciudad.
Luisa relata que aprendió a tejer a los 7 años mirando cómo trabajaba su mamá. En esta Semana Santa cumple 26 años en el arte de elaborar las palmas que los devotos agitarán el domingo, simbolizando la entrada triunfal de Jesús en Nazaret.
El entramado se vende desde 2.000 y hasta 5.000 guaraníes, dependiendo del tamaño. "Los niños también quieren, por eso hago palmas pequeñas", dice, tejiendo los últimos centímetros de pindo para lograr la terminación de un ramo.
"Termino una palma en 10 o en 20 minutos y lo puedo hacer con los ojos cerrados", comenta la tejedora, mientras atiende su puesto. Con orgullo afirma que sus 10 hermanos también tienen la misma habilidad trenzando las hojas de palma para hacer pantallas y sombreros.
MATERIALES. Para que el pindo karai
tenga una buena apariencia y se logre una excelente terminación, es importante que las hojas de la planta -comúnmente traídas del Chaco- sean frescas. Así lo afirmó Luisa, mientras busca los adornos para los últimos detalles del trabajo.
De esta manera, el pindo karai está terminado cuando se le colocan pequeños manojos de ruda, romero y siempre vive, que sirven -según la creencia popular- para espantar la mala suerte y las enfermedades, por eso "oñemokarai las palmas", resalta Luisa.
Así, cuando el pa'i bendice las palmas en Domingo de Ramos es común que el pindo seco se utilice como incienso, mientras que las cenizas se usan el Miércoles de Ceniza.
Como en toda actividad, los rubros de esta trabajo también registran incremento de precios. La tejedora lamentó que la ruda, el romero y siempre vive cuesten un poco más. "Ahora tendría que vender el pindo con los remedios de manera opcional. La palma también subió, deja poca ganancia pero salva mucho", dice.
TODA UNA TRADICIÓN. Los tejedores de pindo karai en Semana Santa hacen su agosto, porque la tradición de bendecir las palmas continúa muy viva y las estrategias de venta, un día antes de la misa de Ramos, es ofrecer casa por casa las variadas formas y tamaños de pindo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.