3 de marzo de 2012

Magalí Cáceres, paraguaya que no da tregua al fracaso

Paraguaya, 20 años, inteligente y bonita. Es Magalí Cáceres, la compatriota que logró ser electa como presidenta del Consejo Estudiantil de la Universidad de George Washington. Esta joven, quien saltó al tapete de la fama con el fútbol, se convierte hoy en día en la primera paraguaya en ser electa para representar a estudiantes en la universidad norteamericana.
El miércoles 29 de febrero, Magalí Cáceres fue electa como presidenta del Consejo Estudiantil de la Universidad de George Washington, en Estados Unidos, para el año lectivo 2012-2013, cargo que ocupará desde agosto de este año. Este es el logro máximo en su carrera estudiantil, según señaló la misma compatriota, que con tan solo 20 años ha llegado más allá de lo imaginado.
Con orgullo comentó que por primera vez una paraguaya fue elegida como presidenta de una promoción universitaria, la 2013 en la citada universidad norteamericana, y como presidenta de nada más y nada menos que un Consejo Estudiantil. Magalí nos comentó que en la institución, considerada una de las mejores de Estados Unidos, sus compañeros vieron en ella la capacidad para ocupar el cargo para el cual fue elegida.
Explica que en su cargo como presidenta de la Promoción 2013 representará a 2.550 estudiantes, de los 10.800 con que cuenta la institución. Respecto a su cargo como titular del Consejo de Estudiantes, tendrá a su cargo representar al cuerpo estudiantil ante el consejo de la casa de estudios, organizar actividades para los alumnos de todos los cursos y carreras, administrar un presupuesto asignado y fomentar la relación entre profesor-alumno-exalumnos-alta gerencia.
“En la George Washington University hay dos gobiernos estudiantiles: la Asociación de Estudiantes y el Consejo Estudiantil (que vendrían a ser como dos Centros de Estudiantes). Son gobiernos distintos pero ambos tienen los mismos propósitos”.
¿Decime, costó mucho llegar a ser presidenta?

Ser elegida presidenta del consejo estudiantil de una universidad, que de por sí es muy competitiva, con estudiantes muy capaces en todas las carreras, en un país que no es el mío, sin duda no es un logro fácil. Ser integrante del gobierno estudiantil requiere de mucho esfuerzo individual y trabajo colectivo, y más aún al asumir el cargo de la presidencia. Es sin dudas un gran honor y al mismo tiempo una gran responsabilidad. Gracias a Dios en todo momento me sentí muy respaldada y acompañada por los miembros del Consejo, y eso ayuda mucho en todo el proceso.
¿Recibiste en esa lucha algún tipo de discriminación?
Creo que siempre es difícil ganarse un espacio viniendo desde afuera, pero George Washington es una universidad muy internacional, con estudiantes de todo el mundo, y eso ayuda mucho. El haberme ganado la confianza, respeto, el aprecio de los estudiantes y de los miembros del consejo a través de esfuerzo y mostrando valores, siendo una estudiante internacional, tiene un sabor muy especial.
Ser la única latinoamericana en el consejo es un orgullo inmenso, y más aún cuando siento que le estoy representando a Paraguay, eso sí que no tiene precio. Llevo siempre conmigo el orgullo de ser paraguaya y el corazón aguerrido que caracteriza a nuestra gente. Siempre soy consciente de que mis triunfos y logros no son solo míos, sino que hay un país detrás de todo, que está siendo representado. Todo lo puedo con el apoyo incondicional de mi familia y amigos, el saber esto me motiva para seguir dando todo de mí misma en el día a día con miras a hacer la diferencia algún día en el país.
¿Cuáles fueron tus emociones al momento de contarse los votos y luego al saber el resultado?

La votación se dio a través de los miembros del consejo estudiantil y los lideres de cada promoción, quienes me eligieron unánimemente como la presidenta del consejo, un motivo de mucha alegría! El hecho de que no solo mis colegas de promoción, con los que vengo trabajando directamente hace un año, sino que conjuntamente todo el consejo y miembros de otras promociones valoren el esfuerzo y confíen en mí, es un honor. Mas allá del logro personal, creo que la mayor satisfacción viene del poder representarle de la mejor forma al país.
Me comentaron que nunca en la historia de la universidad, la presidencia del consejo estuvo a cargo de alguien de Paraguay, y estoy muy agradecida con la oportunidad de poder mostrar nuestra capacidad. Estoy infinitamente agradecida a mi familia y amigos por el apoyo incondicional, a los estudiantes por confiar en mí, y por sobre todo a Dios y la Virgencita por haberme dado esta oportunidad.
¿Cuánto tiempo estás en la universidad?
Estoy cursando mi tercer año de las carreras de Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas, con énfasis en Desarrollo Internacional y Estudios Latinoamericanos. Me falta un año para terminar mis estudios universitarios en ambas carreras, y Dios mediante, para poder cumplir el sueño de recibirme de George Washington University, que es una de las mejores universidades de este país en ambas carreras.
Precisamente, sería en mi último año que estaría asumiendo la presidencia.
¿Hay más paraguayos contigo?
El único paraguayo que me acompaña en George Washington University es mi hermano mayor, Hugo Cáceres (22), quien se gradúa en Mayo de 2012 como ingeniero en computación. Él también está en el cuadro de honor del decano de la universidad y es uno de los mejores estudiantes de su carrera. Le admiro mucho y todos los días agradezco a Dios que estamos juntos aquí. El vivir lejos del país de uno es siempre muy difícil, por lo cual el acompañamiento de la familia es algo que valoro infinitamente. Además que más allá de ser hermanos, le considero un amigo incondicional.
Mensaje a los jóvenes.
Me gustaría decirles que como juventud paraguaya tenemos que ser protagonistas del cambio que queremos lograr en el país, enfrentar la vida con mucha garra y corazón, creer en nuestros sueños, y animarnos a dar todo por ellos. No podemos tener miedo al futuro, porque
nosotros somos el futuro. Amo a mi país, estoy extremadamente orgullosa del haber nacido ahí, y alegremente puedo decir que este logro no es solo mío, sino que es de Paraguay. Este logro va dedicado a todos los Paraguayos y Paraguayas que mojan la camiseta estén donde estén y que creen y trabajan por un Paraguay mejor. Fuente Abc color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.