1 de abril de 2012

Una Semana Santa en tiempos de conversión, fe, relax y turismo

Con el Domingo de Ramos se inició  la Semana Santa, un tiempo de perdón, conversión y ritos católicos para volver el corazón hacia Jesús.
La nueva moda: el turismo en días santos.
Mientras algunos desde hoy celebran el misterio central de la fe cristiana católica con el Domingo de Ramos, otros ya preparan sus maletas para vivir una semana de turismo y relax. Esta es la nueva forma en que se vive la Semana Santa. Volver el corazón hacia Jesús a través de la conversión y la fe es la clave de esta Semana Santa en que se rememora la pasión, muerte y resurrección de Jesús, explica el sacerdote diocesano Ramón Lafuente, del camino neocatecumenal.
"Estas fechas son las más importantes del año para los católicos, fundamentales para que cada persona reflexione y piense sobre su vida, para encontrarse con Dios y fortalezcan su fe en el padre amoroso que nos ayuda, acompaña y sufre con nosotros", comenta el pa′i Lafuente, si bien reconoce que para mucha gente no es más que una semana de minivacaciones.
Este mismo pensamiento es compartido por el arzobispo de Asunción, Pastor Cuquejo, en su mensaje de Semana Santa, en el que monseñor destaca que los cristianos deben aprovechar este tiempo para encontrar el sentido primero y único de la existencia, para su salvación y para acercarse al misterio mismo de Jesús a través de la fe.
DE RITOS. En la Semana Santa, también llamada Semana Mayor, cada día tiene ritos litúrgicos únicos. Hoy, con el agitar del símbolo de la fe: las palmas, los católicos rememoran la entrada del Señor de las Palmas a Jerusalén en el Domingo de Ramos, jornada en que las iglesias y parroquias se revisten de verde y pindo.
Según el arzobispo de Asunción, esta entrada a Jerusalén va acompañada de otros hechos como la eucaristía de la Cena del Señor, en la que también se recuerda el lavatorio de los pies cada Jueves Santo, en que se "nos revela no solamente la intención más profunda del Señor, sino que también en el hecho de quedarse con nosotros hasta el fin de los tiempos", asegura.
TRADICIÓN Y JUVENTUD. En Paraguay, la Semana Santa tiene sabor a harina de maíz hecha chipa, en sus diferentes tipos y formas. Tradicionalmente, a partir del Lunes, Martes o Miércoles Santo, la familia se reúne en torno al tatakua u horno doméstico, casi religiosamente.
Ya a partir del jueves, jóvenes y niños asisten a la Pascua Joven para reflexionar sobre sus vidas. Mientras los más grandes, si se animan, se confiesan para encontrar el perdón y seguir participando de las ceremonias de los días santos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.