5 de junio de 2012

El desafío de enseñar guaraní en Washington

Por Joel Barrios (Diario La Nación).
No son muchos pero vale la pena empezar. Así podría definirse la encomiable tarea que realizan Teófilo Acosta y su esposa Sady Álvarez en los Estados Unidos. Estos paraguayos, actualmente, están enseñando el guaraní en Washington en una escuela que ellos mismos fundaron. Son solo 10 los alumnos, entre ellos seis descendientes de paraguayos, tres norteamericanos y un británico.
Enseñar guaraní en Estados Unidos no solamente representa una novedad y un desafío, sino un atrevimiento por su magnitud. El país del Norte es el mayor de habla inglesa en el mundo, y aunque el español ya está en boca de casi 40 millones de latinos que viven allá, nuestro idioma no representa nada. 
Ese “nada” justamente impulsó a don Teófilo y doña Sady a tomar coraje. “Es nuestra oportunidad” dijeron y con una pasión guerrera, típica de la raza guaraní, empezaron a dar andamiaje a esta escuela en un ambiente, tal vez inapropiado para la enseñanza que ellos eligieron.


HACE TRES AÑOS

Teófilo Acosta y Sady Álvarez están de vacaciones en Asunción, y visitaron La Nación para comentar su historia, relatando que hace tres años empezaron con la escuelita. “Pero en realidad hace 2 años que los cursos se realizan más formalmente con la certificación del Ateneo de Lengua Guaraní desde Paraguay”, aclara Sady Álvarez. Agregó que “anteriormente realizábamos las clases en bibliotecas, actualmente se desarrolla en un salón compartido con el Ballet de compatriotas Pyahu, al noroeste de Washington”. 

El curso de guaraní es autosustentado con los ingresos de los alumnos, que pagan 50 dólares mensuales por materiales y el alquiler del lugar sostienen los maestros. El profesor Acosta está radicado en EEUU hace 27 años. Su esposa lo acompaña desde el 2005.

“Realizar un curso de guaraní en Washington surgió luego de que en el 2008 se creara el día de la lengua materna por la Unesco. En esa oportunidad presentamos un proyecto sobre nuestro idioma y fue aceptado. No queríamos creer, pero tuvimos ese respaldo internacional y nos faltaba el respaldo paraguayo para que los estudiantes tuvieran una certificación. Allí tomamos contacto con el Ateneo Guaraní, que tampoco dudó en darnos el apoyo y fue así que todo empezó”, explicó la profesora.

LOS ESTUDIANTES

“Tenemos 10 alumnos, tres norteamericanos, entre ellos dos antropólogos y un ex voluntario del Cuerpo de Paz que visitó Paraguay y quedó maravillado con el idioma. También hay un británico que trabaja para el Banco Mundial. El resto son descendientes de paraguayos. La comunidad latina nos envidia, porque somos el único país que conserva su lengua nativa, lo que hace valorar más todavía al guaraní y nosotros estamos orgullosos”, sostiene Acosta.

Las clases cuentan con certificación del Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní en donde se recibieron ambos. Acosta comentó que recibieron la invitación de un grupo de paraguayos para habilitar una escuela de guaraní también en Nueva York. Explicó que es fácil comprender el guaraní si se domina el inglés, porque “las estructuras son bastante similares”, afirma.

Además del curso con duración de 3 años, los profesores tienen su portal www.ecosdelparaguay.com en el que funciona una radio online que actualiza información referente al guaraní y al Paraguay. En su visita al diario exhortaron a valorar nuestro idioma y hacerlo conocer por el mundo “tal como hacemos nosotros. Hay que hablar el guaraní, y hacerlo con postura patriótica”, resaltaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.