24 de junio de 2012

Honores con sabor a mate cocido en República Checa

Celia Diana Fernández Báez acaba de graduarse con honores en la carrera de Ingeniería de Nutrición en la República Checa, adonde fue becada desde el año 2006. La joven oriunda de Yuty, departamento de Caazapá, habla cinco idiomas –aparte del español y guaraní–. Comenta sobre las barreras que debió superar en medio de una cultura tan distinta y lejana.
 Por Pedro Gómez Silgueira, ABC Color.
La yerba mate paraguaya se hizo famosa en todas sus formas de consumo –con el agua caliente del mate, el agua fría del tereré y en el mate cocido– de la mano de la Ing. Celita Fernández Báez, quien tomó al Ilex paraguayensis como objeto de un estudio como parte de su tesina que acaba de aprobar con nota sobresaliente.
Durante el estudio sobre el “consumo de la yerba mate en la República Checa” la joven paraguaya buscó consumidores para el producto paraguayo y estudió las percepciones. Las bebidas típicas de nuestro país fueron aceptadas ampliamente por una gama de consumidores, aunque su sabor amargo limitaba un poco.

La forma más aceptable fue la del mate cocido debido a la suavidad y el sabor menos fuerte que las otras modalidades de consumo.
El cocido, incluso, podría sustituir a las bebidas muy extendidas en Europa como el té negro o el café en un consumo diario entre las poblaciones fuera de los países de origen, es decir del Paraguay, Argentina y Brasil. Esta conclusión podría abrir un mercado para la exportación del producto hacia Europa del Este.
Una imprenta alemana científica ya está interesada en la publicación del estudio, pero ello depende de la universidad.
Quienes degustaron el sabor de nuestra yerba fueron en su mayoría estudiantes de la Universidad de Mendel de la ciudad de Brno, todos ellos de entre 20 y 30 años y de distintas nacionalidades: checos, eslovacos, polacos, españoles, italianos, mexicanos, ecuatorianos, peruanos, angoleños y austriacos.
Barrera superada
Celita Fernández es una de las pocas becarias que está concluyendo sus estudios en la República Checa, donde la mayor dificultad es el idioma y hace que muchos estudiantes extranjeros desistan a mitad de camino.
Ella estaba cursando la carrera de nutrición en la Universidad Nacional de Asunción cuando se le presentó la ocasión, se anotó a la postulación y fue aceptada en el 2006. “El primer año viví en una hermosa ciudad llamada Marianské Lazné donde conocí la nieve y un frío que llega a los 30 grados bajo cero. Hice un curso intensivo del idioma y el cursillo preparatorio de ingreso para checos y extranjeros en las carreras de medicina y química. De ahí pasé a Podebradi y un tiempo en Praga donde trabajé en mis ratos libres durante toda mi época de estudiante”, recuerda.
Actualmente vive en
Brno, la segunda ciudad más importante de la República Checa. “Como estaba rodeada de amigos extranjeros no me fue tan difícil sobrellevar el cambio. Muchos otros jóvenes no pudieron adaptarse al clima, el idioma, la cultura o la presión del sistema educativo y volvieron a sus países sin completar sus metas”, lamenta.
La vida de esta joven siempre fue muy sacrificada pues su madre había fallecido cuando ella era menor y el padre, el doctor en medicina Derlys Fernández Chávez, tuvo que hacer de papá y mamá a la vez en Yuty. Luego se mudó a Asunción para sus estudios universitarios. “Mi padre es mi ídolo personal que se hizo cargo de nosotros desde que mi mamá falleció cuando éramos muy jóvenes. Él también estudió en el extranjero y hasta hoy cuento con su apoyo en todo”.
Celita conoció el amor en República Checa, se casó y por ahora sigue en Brno. Pero al parecer pronto pasará a radicarse en la ciudad de donde es originario su marido: Estambul, Turquía.
Elevados estándares
El sistema de estudios en la República Checa se rige por los estándares de la Unión Europea donde los estudiantes hacen investigaciones pero sobre todo se rigen por datos exactos y temas específicos para estudiar, ahorrando tiempo y practicidad. “Creo que lo más difícil no fueron las materias en sí, sino tener que aprender cada día una palabra técnica nueva para cada materia a lo largo de estos años. No podría compararme con un checo porque para ellos es leer y comprender, mientras yo me paso horas traduciendo cuando son materias nuevas”.
La carrera de Nutrición en la República Checa se dirige más hacia el cuidado humano e ingeniería en alimentos basado en la producción, proceso, creación o elaboración de alimentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.