22 de julio de 2012

Rudi Torga, un hombre de raíces populares que trabajó arduamente por la cultura

El poeta Feliciano Acosta y el periodista Antonio Pecci rinden homenaje a Rudi Torga, gran promotor de la cultura, sobre todo para los campesinos e indígenas que no tenían oportunidad de acercarse al arte. El pasado 5 de julio se cumplieron 10 años de su partida.
Rudi Torga, karai guasu
Correo Semanal.(UH) Por Feliciano Acosta.
Lo conocí en la oficina de Tadeo Zarratea en la década de los 80. Yo era entonces director de la Revista Bilingüe de Cultura Ñemitÿ , recientemente cofundada con Natalia de Canese, Zarratea y quien escribe estas líneas. Puedo decir que allí nació nuestra amistad, que se cimentó sobre la base de la sinceridad y el respeto.
Su porte sereno me inspiró confianza para solicitarle algunas obras para incluir en la novel revista, a lo que él respondió: "La che rembiapokue niko penemba'énte voi, pejapo chugui pejaposéva (Mi trabajo es de ustedes, hagan de él lo que quieran). Tadeo estaba revisando los poemas de Rudi escritos en papel diario, de inmediato seleccionamos algunos para su publicación. Desde entonces se convirtió en colaborador permanente de la citada revista.
Rudi fue un promotor de la cultura como ninguno, su trabajo en la Misión de Amistad fue fundamental para los campesinos, indígenas y para los que no tenían ninguna posibilidad de acercarse al arte. Desde allí les cumplió los sueños a varios compatriotas.
Su trabajo en la Dirección de Cultura Popular de la Subsecretaría de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura le sirvió para impulsar la publicación de varios libros de autores populares, quienes nunca soñaron con la edición de sus trabajos.
SUS OBRAS. Para la literatura paraguaya en guaraní publicó Mandu'arã, un poemario que recogió gran parte de su obra poética. La poesía de Rudi está ligada a la música, casi todos sus poesías tienen música.
Elaboró y publicó una Antología de las mejores poesías en guaraní y una Antología del Teatro Clásico en Guaraní.
Rudi tradujo al guaraní la obra del Premio Nobel Camilo José Cela La familia de Pascual Duarte, con el nombre de Pascual Duarte Rekovekue, de gran repercusión en el ámbito cultural de nuestro país y del exterior.
El gran Rudi Torga es merecedor de grandes homenajes por su entrega total a las actividades populares y su lucha por jerarquizar la lengua guaraní.
Ko'ágã rohechaga'u che irû, reime che ykére jepiveroguáicha chemokyre'ÿ che rembiapópe. Ne ra'anga pukavymeméva otytýi che mandu'ápe.
Hoy te extraño amigo, estás a mi lado como antes animándome en mis esfuerzos. Tu figura con una alegre sonrisa late en mi recuerdo.
Un singular hombre de teatro.
Por Antonio V. Pecci. Periodista
La figura de Rudi emerge en mi memoria como una de esas personas que mediante un trabajo sostenido y una sólida formación teórico-práctica en la disciplina teatral se abocó a ambiciosos montajes escénicos y a alentar proyectos para el rescate de nuestra rica dramaturgia, con el foco centrado en la obra de Julio Correa.
Egresado de la Escuela Municipal de Arte Escénico, fue alumno de exigentes maestros como Roque Centurión Miranda, Josefina Plá, Manuel E. B. Argüello y otros. Además de sus estudios, era un ávido lector de clásicos del teatro de todos los tiempos. A lo que se agregaba su pasión por la poesía. Todo eso le dio una gran base cultural y modeló su sensibilidad de artista.
Algo que no olvidó fueron sus raíces populares, el guaraní, la música, que enriquecía con el contacto con figuras importantes como Alejandro Cubilla, quien fue coautor en una obra de rescate de las raíces indígenas; Emilio Bobadilla Cáceres y otros.
Con la creación del TPV, Teatro Popular de Vanguardia, por el director argentino Oscar Wespel, fue llamado a integrar esta propuesta de avanzada, lo que le fascinó. Asumió, luego de la ida de Wespel, la dirección realizando montajes memorables como el de Teatro Paraguayo en dos tiempos, que incluyó obras de José María Rivarola Matto y Julio Correa. Este sería un gesto de singular importancia por el rescate que significaba en una realidad opresiva, en que era más aconsejable hacer obras reideras. También frecuentaría textos de autores hispanoamericanos como Osvaldo Dragún, Aurelio Ferretti y Federico García Lorca, de quien estrenaría "Doña Rosita la soltera".
Un repertorio que a falta de público en las salas llegaría a colegios y facultades, creando así un nuevo público para el teatro independiente.
Posteriormente pasaría a fundar, en 1970, el TEL, Teatro Estudio Libre, en la Misión de Amistad, conformando un elenco de gran riqueza artística con el que llevaría a escena obras del maestro colombiano Enrique Buenaventura, del argentino Agustín Cuzzani y los nacionales Néstor Romero Valdovinos, Julio Correa y Josefina Plá, creando un repertorio de alto valor artístico.
Fue uno de los impulsores de un espacio aglutinante de elencos independientes como lo fue la Muestra Paraguaya de Teatro, que entre 1974 y 1977 desarrolló festivales nacionales,. Y ayudó a la fundación del Cepate.
Sufrió los embates de la dictadura en 1965, en el tétrico Departamento de Investigaciones, acusado de "subversivo", junto a otros actores como Arturo Fleitas y Emilio Barreto.
A lo largo de los años su figura, su personalidad amigable, fueron creándole una vasta red de amigos a lo largo del país, quienes valoraron su aporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.