26 de agosto de 2012

Reviviendo un arte en peligro de extinción

Para una compatriota viviendo en Estados Unidos, revivir la filigrana –un arte en peligro de extinción– se ha convertido no solo en un sustento económico sino en un objetivo de vida.
“La técnica de la filigrana paraguaya es única y lamentablemente es un arte que se está extinguiendo de a poco”, dijo Muna Annahas, diseñadora de joyas, en una entrevista para ABC Color.
Desde hace 10 años, Annahas diseña y vende joyas a todo el mundo, producidas por orfebres de Luque –cuna de la filigrana en Paraguay–. Sus diseños únicos, combinados con piedras exóticas y el minucioso trabajo de los artesanos, han conquistado corazones en Japón, Australia, Israel, Italia, Alemania, Francia y Estados Unidos, entre otros países.
Desde Seattle, Washington, Annahas maneja un equipo de 10 familias paraguayas quienes se dedican a fabricar estas finas piezas de arte. “Están maravillados con el trabajo paraguayo, realmente yo los vendo como obras de arte”, explicó.
Los compradores valoran los diseños únicos y cuidadosamente elaborados en manos de artesanos que tienen prácticamente la precisión de cirujanos.
“A ojímetro ellos pueden precisar el corte para que al ensamblar el molde quede perfecto”, acotó Annahas. “Los clientes lo valoran mucho porque saben que no es algo que se puede hacer en serie, son verdaderas obras de arte”.
Para demostrar el trabajo de los artesanos, Annahas lideró la producción de un documental que fue declarado de interés turístico por la Secretaría Nacional de Turismo en el 2005.

En Paraguay y en el mundo

Con una larga trayectoria, esta diseñadora y su equipo de artesanos ganaron un espacio único en la exposición permanente en el Museo della Filigrana y esta en Campo Ligure, Genova, Italia.
“En Paraguay tenemos una técnica que no hay en otros países que es el tramado tipo A’o Po’i”, explicó Annahas, comparando las distintas técnicas de la filigrana que se originó en la antigua Egipto.
Colombia, México y España, son algunos de los países que todavía producen joyas artesanalmente utilizando la técnica de filigrana. Sin embargo, cada vez menos orfebres se interesan en esta práctica, por el arduo trabajo que requiere y la poca remuneración que perciben.
“La técnica de la filigrana en el mundo está muriendo porque es muy trabajosa y muy elaborada y los hijos de los orfebres ya no quieren pasarse horas y horas trabajando en un anillo”, lamentó Annahas.
 
Fuente: Abc color. Escrito por Mayra Rivarola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.