23 de diciembre de 2012

"Cada vez quiero tratar de venir un poquito más al Paraguay"

La primera paraguaya nominada a un Grammy Latino, Berta Rojas, hace un recuento de lo vivido en el 2012, un "año de desafíos, satisfacciones y cosechas", dice. Mientras espera volver al país, señala que está construyendo su "lugar de paz". Por Rocío Cáceres. (Ultima Hora).
Con una nominación al Grammy Latino bajo el brazo, la exitosa gira Tras las huellas de Mangoré y el lanzamiento del disco Día y medio con el saxofonista cubano Paquito D'Rivera en su haber, y con las mismas ganas de trabajar que en sus inicios, la prestigiosa guitarrista Berta Rojas empieza a despedirse del 2012. El año, intenso pero lleno de satisfacciones, cierra con broche de oro para la carismática Berta, quien recientemente compartió "una jornada maravillosa" con la Orquesta de Reciclados de Cateura.
Además, la paraguaya, que nunca olvidó sus orígenes, estrena casa en el país de sus amores. "Quedarme por acá aún no, lo que quiero hacer es ir construyendo un pie a tierra en Paraguay, de a poco", comenta la prestigiosa guitarrista, quien cree "que quizá en algún momento de su vida" surja la oportunidad de volver de modo más permanente.
"Creo que por ahora todavía no es el momento, mantengo mi residencia en los Estados Unidos, pero sí, ciertamente, cada vez quiero tratar de venir un poquito más al Paraguay, porque le tengo a mi mamá acá, tiene 86 años, está muy mayor y me necesita un poquito más", cuenta, al rememorar que hace 26 años vive en el extranjero y que toma como una vocación cuidar de su mamá. "Todo lo que tengo es para ella y de ella", comenta. Su casa la compró, según sus propias palabras, para tener un lugar donde quedarse las veces que venga al país. "Va a ser mi lugar de paz, para venir a pasar una temporada en Paraguay, antes de seguir mis viajes". RECUENTO. "Fue un año muy hermoso, un año de muchos desafíos y muchos logros también, pero sobre todo, un año de ver cómo tantas cosas que veníamos sembrando por tantos años finalmente van llegando a un hermoso tiempo de cosecha y de nueva siembra", expresa la talentosa instrumentista. Entre sus logros más destacados se encuentra la nominación al Grammy Latino, un mérito al que ningún paraguayo llegó antes. "Lo del Grammy para mí fue un regalo muy especial, porque nosotros veníamos soñando que podía darse", cuenta al referir que uno de los indicios de ello fue la aprobación del material por parte de grandes conocedores de la música. "El objetivo era captar lo esencial de nuestra música, y darle otro vuelo gracias a la interacción de la guitarra clásica y el jazz de Paquito D'Rivera", cuenta Berta, recordando a su compañero de sueño, y para quien solo tiene palabras de admiración. "(Paquito) es una de las grandes estrellas de la música", dice. "También por otra cosa creíamos que era posible, por el hecho de que se conoce tan poco de la música paraguaya; un sonido que venga de nuestra tierra es nuevo en el mercado internacional", cuenta, al tiempo de recomendar a los músicos más jóvenes que tengan esa mirada hacia adentro, hacia lo más bello que tienen, que es la música paraguaya, porque "en realidad es lo que será más novedoso en el mercado internacional". Rojas afirma, además, que es importante que el artista exprese sus sentimientos verdaderos, aquello que siente desde lo profundo de su ser. "Te tiene que nacer de tus entrañas, del corazón y de tu profunda convicción, porque también al público, si uno no ofrece un producto honesto, jamás le va a llegar", expresa.
VALORACIÓN.
 Berta Rojas es una de las artistas paraguayas que, pese a triunfar en el exterior y realizar gran parte de su carrera en otros países, nunca dejó de mirar a su querido Paraguay. "Cuando era más chica creía que en tocar ese repertorio que me habían enseñado a amar, a través de los grandes discos de música clásica, estaba la receta", cuenta, y agrega que a medida que empezó a viajar y a alejarse del país, su corazón fue mirando cada vez más a la tierra que la vio nacer. "Me di cuenta que había ganas, que había hambre de saber qué es lo que tiene Paraguay para ofrecer musicalmente y en muchas otras áreas", afirma. Convencida de que enalteciendo la música paraguaya se puede llegar lejos, Berta siempre activó a favor del arte local; tanto que hace muchos años empezó a recorrer los rincones de Paraguay con el proyecto Guitarra adentro con Juan Cancio Barreto, incluso antes visitó varios sitios del interior llevando su arte. "Ese proceso de no tenerle miedo a lo que es de uno, sino, al contrario, enamorarse de eso, ese es el camino", dice convencida, al tiempo de rescatar la importancia de no olvidar los orígenes. "Yo estoy orgullosa de mis orígenes, yo me siento orgullosa de mi papá que era tropero y de todas las historias de mi familia". Su labor de llevar en alto la música paraguaya continúa, y si bien no piensa dedicarse a la docencia, empezó a trabajar de cerca con las futuras generaciones, y arrancó la semana pasada un encuentro con los integrantes de la Orquesta de Reciclados de Cateura. "No tengo en este momento en mis planes enseñar, tuve un puesto de docente en la Universidad George Washington, que para mí fue una satisfacción muy grande; y con mucho dolor lo dejé, porque sentía que en algún momento no iba a poder cumplir con mis alumnos. En este momento quiero sentir la libertad solamente para tocar y tratar de tener un poquito más de tiempo para mí". Berta confiesa que esa era su idea, pero que durante su visita a Cateura quedó impresionada con Noelia, una niña de solo 12 años que toca una guitarra hecha de latas de batata. "Le dije: Noelia, vos vas a hacer mi alumna, y de algún modo voy a hacer para acompañarla". PERFIL
 Berta Rojas nació en Asunción el 23 de setiembre de 1966. De chica sintió inclinación hacia la música, y a fuerza de dedicación y mucho trabajo se consagró como una de las mejores concertistas de guitarra. Fue elogiada por el Washington Post como Guitarrista Extraordinaria, y es una de las mayores propulsoras de la obra de Agustín Pío Barrios. 
 LO QUE SE VIENE PARA EL 2013
 El 2013 será nuevamente un año intenso para Berta Rojas, y arranca temprano, ya que, impresionada por el talento que encontró en Cateura, ofrecerá un taller a los integrantes de la orquesta en el próximo mes de enero. "Cuando ves esas cosas, no podés cerrar los ojos", dice, recordando el encuentro en la zona del vertedero. En febrero prevé participar de un gran festival en el país, que busca la unidad de todos los músicos. Además, piensa continuar -con Paquito D'Rivera- con el proyecto Tras las huellas de Mangoré, que incluye unos 9 países más. "Dependemos única y exclusivamente de nuestro espónsor, que es Itaú", dice. Otro proyecto para el año que se acerca es lanzar un nuevo disco. "Quiero hacer un disco solista, que es algo que la gente me está pidiendo", dice y añade que le esperan muchos recitales en el exterior. "En febrero hay una ida a Europa, a Asía y otros lugares". Esta (su nueva casa) va a ser mi lugar de paz para venir a pasar una temporada en Paraguay. Fue un año para ver cómo tantas cosas que veníamos sembrando por tantos años finalmente iban llegando a su tiempo de cosecha, y de nueva siembra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.