2 de enero de 2013

Proponen enseñanza del tramado de hojas de karanda’y en las escuelas

Las artesanas organizadas de Emboscada propusieron a través del Instituto Paraguayo de la Artesanía (IPA) al Ministerio de Educación y Cultura (MEC) la enseñanza del tramado del sombrero piri de hojas de karanda’y en las escuelas del distrito. Más que un negocio, representa una tradición que se transmitió de generación en generación y existe el riesgo de perderlo, expresó la presidenta del Comité de Artesanas de Emboscada, Patricia de la Cruz.
EMBOSCADA, Dpto. de Cordillera (Juan Jara, ABC). La presidenta del Comité de Artesanas de Emboscada, Patricia de la Cruz, explicó el negocio de la elaboración de los sombrero piri a partir de las hojas de Karanda’y es una fuente de empleo para varias familias de esta ciudad, de la zona de Limpio y Luque (Dpto. Central). Añadió que, sin embargo, es importante tener en cuenta que la tecnología muchas veces juega en contra de las tradiciones.

Sostuvo que ante el avance de la tecnología y el desafío de un mundo cada vez más globalizado, sería interesante incentivar la enseñanza del tramado de las hojas de karanda’y en las instituciones educativas, principalmente de las zonas donde abundan la planta.
La artesana recordó que, anteriormente, en algunas escuelas de Emboscada, por ejemplo, existía una asignatura educativa denominada manualidades, en cuyas clases varias mujeres aprendieron a perfeccionar las técnicas del tejido de las fibras de Karanda’y. Añadió que los primeros conocimientos sobre la artesanía obtuvieron en el seno familiar.
Expresó que anteriormente, cuando abundaba la planta por la zona, los integrantes de las familias se encargaban del trabajo desde el inicio del proceso, que es cortar las hojas de karanda’y y el secado de las fibras. Además, la elaboración de sombreros significaba una fuente de ingreso seguro desde la comodidad de sus casas, añadió.
Máquina planchadora
De la Cruz expresó que en el año 2012 presentaron un proyecto al Ministerio de Industria y Comercio (MIC) para la provisión de una máquina planchadora propia para la terminación de los sombreros.

Sostuvo que este equipamiento es de suma importancia para el comité porque el mayor deseo es dejar la intermediación y poder obtener mejores recursos económicos en la elaboración de los sombreros.
“Queremos ser también proveedores y poder llegar a la exportación en un futuro muy próximo”, explicó.

El tramado del Karanda’y puede llegar a ser un negocio redondo para varias familias, principalmente mediante una capacitación y apoyo constante. En la actualidad unas 5.000 familias se dedican al rubro, entre esta ciudad, Limpio y Luque.
En todos los casos, los tejedores dependen de los denominados intermediarios, que en su mayoría logran obtener mejores ganancias dentro de toda de la cadena de producción y venta de los sombreros. Esta artesanía paraguaya es muy requerida en los países limítrofes, esencialmente en Brasil y Argentina.
Más sobre el karanda’y
El karanda’y es una palma típica de los suelos húmedos, mal drenados de la Región Occidental o Chaco. Se lo encuentra también en menor concentración en los departamentos de Cordillera, San Pedro y Paraguarí, de la Región Oriental.
Se lo conoce como una palma alta común del Chaco, con hojas en forma de abanico, tronco grueso con superficie lisa, sin hojas viejas secas y sin espinas. El fruto es una baya pequeña elipsoide, negruzco, comestible.
Producción y mercado
Cada manojo de la materia prima, que contiene unas 50 hojas de karanda’y, cuesta entre 12.000 a 15.000 guaraníes, dependiendo de la calidad. De un mazo sale un promedio de 24 sombreros.
El precio del producto para terminación está entre 2.750 a 5.000 guaraníes. Los tejidos más finos con colores son los más apreciados y solicitados.
El precio en el mercado nacional es de entre 15.000 a 20.000 guaraníes, mientras en el Brasil llega a G. 30.000. 
Fuente: Abc color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.