24 de abril de 2013

Aventura en el Paraná

Desde Puerto Samu’u, distrito de Nueva Alborada (Itapúa), zarpó el primer catamarán construido íntegramente en nuestro país. “Cat” es su nombre y surcará las aguas del Paraná como una opción turística para conocer el sur del país por vía fluvial.Por Juan Augusto Roa, ABC Color.

“Cat” tiene capacidad para 12 pasajeros y su objetivo es surcar las aguas del Paraná en una travesía que incluye, en principio, Hohenau y Samu’u.
Cariñosamente, su dueño llamó “Cat” al primer catamarán hecho íntegramente en nuestro país por una pareja conformada por Denis Weiler, un alemán residente en Paraguay, y su esposa, Susani Schmidt.
La idea nació años atrás cuando Weiler, un carpintero oriundo de Stuttgart, Alemania, decidió emprender el proyecto, que se vio concretado el domingo pasado al surcar “Cat” por primera vez las aguas del río Paraná.

Denis y su compañera viven desde hace siete años en la localidad de Nueva Alborada y hace cuatro emprendieron el sueño de construir su propio barco, inicialmente con la idea de cruzar el océano Atlántico.
Mi casa por un barco
“Vendí una casa y unas tierras que tenía en Capitán Miranda, y comencé el sueño”, refiere el extranjero. La falta de recursos obligó a alternar la construcción con algunas idas a su país a trabajar y ahorrar algo de dinero para invertir en la obra.
La aparición de un compatriota, Wolfang Schultheiss, y su esposa paraguaya, Dina Pereira, significó un importante factor para culminar el sueño. Wolfgang es propietario de un taller de carpintería, y contribuyó grandemente en la construcción de la estructura del barco y en la financiación de este.
El resto del trabajo fue resultado del esfuerzo e ingenio de Denis, quien construyó el casco de fibra de vidrio y le adaptó un motor de un automóvil marca Chevrolet —un Chevette de 1300 cc— como propulsor auxiliar, atendiendo que el barco es un velero.
Muchas de las piezas, como el mástil y las velas, las tuvo que comprar de Buenos Aires, porque aquí no había, así como otras piezas como las ventanas, a las que, por falta de ojo de buey, le fueron adaptadas unas ventanillas de colectivo.
Turismo europeo
El objetivo es destinar el catamarán para paseos turísticos y trabajar con grupos. El barco tiene capacidad para tres camarotes, con dos personas por cada uno, pero puede transportar hasta 12 pasajeros.
“El paquete que estamos ofreciendo es de dos millones por seis personas, por 24 horas, para paseos por cualquier parte del río. Esto incluye pensión completa para las seis personas, pero el barco puede llevar, dentro del mismo paquete, a 12 personas por el mismo precio, con la salvedad de que estos seis restantes no tienen los tres alimentos diarios”, explicó Dina Pereira, quien con su esposo, Wolfgang Schultheiss, son propietarios de un country hotel ubicado en el Km 26 de la ruta VI, en la localidad de Santísima Trinidad.
“En principio pensamos ofrecer un circuito entre los puertos de Hohenau y Samu’u, pero estamos pensando que por las características del barco, un velero, una zona donde podríamos operar es también el distrito de Carmen del Paraná, que tiene un gran lago enfrente, y un punto que se puede emplear como muelle, cerca de donde estaba la antigua estación de trenes”, dijo.
La empresaria refirió que la iniciativa necesita del apoyo de las autoridades, en el sentido de dotar de un muelle que reúna las condiciones adecuadas para el ascenso y descenso de pasajeros. “Tenemos hecha la oferta de paquetes turísticos en internet, especialmente para turistas europeos, quienes gustan de este tipo de viajes de aventura en contacto con la naturaleza”, finalizó.
La embarcación tiene un motor de automóvil Chevrolet como propulsor auxiliar, ya que el principal es el juego de velas. Además, cuenta con un alimentador de energía eléctrica vía paneles solares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.