2 de abril de 2013

Buscan salvar arquitectura mortuoria de la Recoleta concesionando espacios


El arquitecto Jorge Rubiani, asesor de la Comuna capitalina, señaló que empresas privadas pueden recuperar el patrimonio cultural en el camposanto a cambio de cederles el manejo de servicios públicos. 

Majestuosas edificaciones existentes en el sector antiguo del cementerio de la Recoleta, catalogadas como patrimonio cultural, que hablan de un rico pasado en materia de arquitectura mortuoria, experimentan un progresivo deterioro por el paso del tiempo y por el hecho de haber pertenecido a familias ya desaparecidas.
Las construcciones, algunas de las cuales incluso datan de finales del siglo XIX y que ocupan dentro de las 17 hectáreas de este camposanto capitalino un total de 2.363 lotes, están protegidas por ordenanzas municipales y leyes.
Entre las mismas se observa una perteneciente a la familia Battilana, levantada en 1897; otra a José Pantaleón Agaricoche, hecha en 1902 y otra a Juan Nardi, que debido al daño en su estructura no tiene una fecha legible.
El arquitecto Jorge Rubiani, asesor de la Comuna capitalina, señaló que para salvar de la destrucción a estos panteones de grandes dimensiones, necesariamente se debe recurrir a la figura de la concesión, a través de la cual una empresa privada se encargue de recuperarlos a cambio de cederles la explotación de algunos servicios públicos.

Sostuvo que "se podría negociar con la concesión a empresas para que elaboren un plan de contingencia de recuperación y de intervención porque debemos tener estacionamientos, accesibilidad, señalización, jardinería paisajística, entre otros".

"Y la recuperación del patrimonio cultural debe empezar con la iglesia misma de la Recoleta, invadida por panteones de grandes personajes, sobre todo del stronismo, que usurparon esos lugares de manera indecorosa e indebida. Eso debe ser demolido y sacado de ahí", sentenció.

Explicó que el proyecto que en principio se manejó era realizar un relevamiento de aquellos sitios donde la morosidad es alta, donde ya desapareció toda la familia o en la zona más antigua, para encarar la rehabilitación de espacios, donde también se puede concesionar la inhumación de cuerpos.

En ese sentido, mencionó que se pueden crear cementerios en altura, eliminar recorridos fúnebres que causan problemas en el tránsito y propiciar capillas ecuménicas, donde se realicen rituales de distintas religiones y se efectúen los entierros al lado, en un edificio con espacios para féretros y urnas, y donde exista un crematorio.

MANTENIMIENTO. Por su parte, Vicente Ortiz, jefe del Departamento de Necrópolis de la Comuna capitalina, expresó que el Municipio tiene cierta responsabilidad en el mantenimiento de estas construcciones mortuorias que forman parte del patrimonio cultural e histórico de Asunción.

El encargado de la dependencia sostuvo que actualmente la institución municipal no cuenta con los recursos necesarios para encarar los trabajos de recuperación de estas edificaciones mortuorias, y expresó que existen proyectos que son más prioritarios en la demanda de los contribuyentes para la utilización de fondos.

Recordó que en la Recoleta se realiza, desde hace unos años, un tour por los lugares donde se levantan estos panteones de gran envergadura, muchos de los cuales incluso tienen capacidad para más de 100 féretros.

"Se tiene un listado de estas construcciones que fueron consideradas por su antigüedad, su fachada y otros elementos que hacen que las mismas sean patrimonio histórico de la ciudad. 

Así como están las cosas no se pueden tocar estas edificaciones. Habría que hacer un proyecto y establecer un presupuesto. Los técnicos municipales deberían trabajar en eso", sostuvo.

"Entiendo que había un proyecto para mantener en buenas condiciones estas estructuras mortuorias y se cuenta con leyes y ordenanzas que hablan de su protección. Pero creo que no existe un proyecto que diga vamos a reparar, restaurar y mantenerlas en buenas condiciones", precisó.

El cementerio de la Recoleta fue creado el 30 de mayo de 1842 y solo fue habilitado el 23 de octubre de ese año.
Fuente: Ultima Hora

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.