16 de junio de 2013

Aventura en dos ruedas

Durante 18 días y recorriendo una distancia de 5000 km a través de cuatro estados norteamericanos, un grupo de paraguayos amantes de las motocicletas completaron una travesía que coincidieron en denominar 2013 US Guaras Tour.
Si bien todo propietario de una moto Harley Davidson sueña con recorrer la mítica Ruta 66 en los Estados Unidos, esto se trata de una travesía con un nivel de dificultad que muchas veces termina por desanimar a los que fantasean con realizarla. Pero los integrantes del ya conocido Guaras Moto Club del Paraguay estaban decididos a invadir las rutas del desierto de Arizona con el rugido de sus potentes motocicletas, ataviadas con la bandera paraguaya.

Luego de siete meses de planificación, idas y venidas en torno a la logística y mucha ansiedad por parte de los expedicionarios, finalmente la lista de viajeros quedaba conformada por Crysthian David Amarilla, Arístides Amarilla, Félix Ortiz, Julio Ocampo, José Asturias, Alcides Duarte, Wilfrido Domínguez, Cristiano Morrisy, Ichiro Fukui y Ronald Rolón, a quienes se sumó como integrante adicional Alberto Segovia, quien se encargó del vehículo de apoyo.
La conquista del desierto
El 2013 US Guaras Tour arrancó oficialmente el domingo 21 de abril, con los harleros paraguayos partiendo rumbo a Tucson, Arizona. En esta ciudad pusieron la logística a punto para así poder salir el martes 23 con destino a Williams, Arizona, pasando por Phoenix y Flagstaff hasta llegar al Gran Cañón del Colorado.
“Williams es una típica ciudad del oeste americano: pequeña, pero muy bonita. De allí, el día 24 de abril seguimos hasta Las Vegas, pasando por el desierto de Nevada y en el camino visitamos lugares históricos de la Ruta 66 y la Represa Hoover, hasta que llegamos a Las Vegas”, detalla Rolón.
El día 26, la expedición del Moto Club paraguayo siguió su curso transitando por el desierto de Nevada, con rumbo a Oakhurst, California, donde se hospedaron hasta el día siguiente para conocer el parque nacional Yosemite. “El mismo día proseguimos camino hacia San Francisco, California, donde también tomamos un día de descanso para conocer mejor el área”, explica.
En este punto, los harleros paraguayos aprovecharon para deleitarse con los cangrejos gigantes en el Pier 39, un afamado centro comercial y atractivo turístico en el muelle de San Francisco, para luego pasar al Museo USS Hornet, en Alameda, California, situado en el famoso portaaviones al que, entre otras tareas, le cupo la responsabilidad de recobrar la cápsula del Apolo 11.
“Salimos el día 29 de abril de San Francisco con dirección a Los Ángeles, bordeamos el océano Pacífico por la famosa ruta PCH (Pacific Coast Highway) hasta Santa Mónica, California, donde termina la Ruta 66. De Los Ángeles salimos el 1 de mayo con destino a Tucson, Arizona, donde conocimos la ciudad fronteriza de Nogales, en México, volviendo el mismo día a Tucson para devolver las motos y así partir al día siguiente hacia Miami, Florida”, cuenta Rolón.
En Miami, estos viajeros motorizados retiraron una vez más una flota de motos del concesionario local de Harley Davidson y emprendieron viaje rumbo a Key West. “Pasamos la noche allá para visitar y conocer todos los puntos importantes de esta pintoresca y famosa ciudad de la Florida, retornando el día 5 de mayo a Miami. De regreso, exploramos otros lugares muy conocidos, como Coconut Groce, el área de Bay Side y finalmente el área de South Beach, devolviendo las motos al día siguiente para regresar a Asunción el 8 de mayo”.
El ritual de la Ruta 66
Además del atractivo de la Ruta 66 y las ciudades que atraviesa esta histórica vía, los fanáticos de las Harley Davidson también anhelan participar de los grandes encuentros de motociclistas en Daytona, Florida y Sturgis, Dakota del Sur, en los Estados Unidos.
“Al comprar una Harley no solo se obtiene una moto. La moto viene acompañada de la amistad de otros harleros y fanáticos de la marca, al igual que la oportunidad de participar en viajes y aventuras únicas y se experimenta esa libertad que se siente cuando el viento te da en la cara. Por algo dicen que nunca una Harley es igual a la otra, porque cada propietario arregla su moto de acuerdo a su gusto, colocándole accesorios y un toque muy personal”, finaliza Rolón.
Los harleros del Guaras Moto Club pudieron concretar el ritual de la Ruta 66, además de recorrer cuatro estados norteame-ricanos con sus potentes motocicletas. El grupo acostumbra realizar viajes a encuentros regionales de motociclistas.
Sepa más
El Guaras Moto Club fue establecido en 2008 y tiene como actual presidente a Crysthian David Amarilla.
Fuente: Abc Revista. Articulo de David Messina.
david.messina@abc.com.py 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.