9 de junio de 2013

Inspiración inagotable

Hace siete años, Caro y Diego Luque comenzaron a pintar juntos escenas de la vida cotidiana del Paraguay, vistas desde otro ángulo. A partir del 25 de junio se podrá ver la muestra Rohayhu, con obras con mucho colorido de esa visión, en Galería Técnica. Por Lic. Marisol Palacios.(ABC)

Los hermanos Caro y Diego Luque son artistas visuales autodidactas que, además de crear una técnica nueva –una mezcla de materiales, con un estilo muy innovador–, tienen la peculiaridad de pintar juntos. Nacidos en Asunción, Diego es arquitecto y Caro también estudió un tiempo. Sus creaciones, en su mayoría en formatos de grandes superficies de madera, se encuentran en importantes colecciones de nuestro país y del exterior, como México, Chile, Estados Unidos, España y Argentina. La muestra Rohayhu, que se extenderá hasta el 2 de julio, fue declarada de interés cultural por la Secretaría Nacional de Cultura.

–No debe ser sencillo pintar juntos, ¿Discuten?
–Diego: A veces.
–Caro: Por tener ya una base de estudio de arquitectura, entonces trabajamos con un proyecto específico, vamos corrigiendo y después lo implementamos en la obra. Es divertido trabajar en familia, como las tejedoras de Itauguá. Nosotros somos muy familieros y creo que esto se da solo en Paraguay.
–¿Desde cuándo trabajan a dos manos?
–Caro: Desde 2006. Un día, Diego vio una obra mía y le introdujo unos detalles. Posteriormente, un gran pedido nos unió para hacer juntos nuestro primer trabajo.
–Diego: Y fueron tan buenos los resultados que decidimos continuar. La obra era realmente grande y en poco tiempo la teníamos que entregar.
–Caro: Esa es otra de las cosas que nos caracterizan: nos encanta trabajar en grandes formatos.
–¿Por qué?
–Diego: Necesitamos espacio para trabajar los dos, sin molestarnos (risas).
–Caro: Nos brinda más superficie para impactar; nuestros temas son complicados. Nos gusta trabajar con mucho material, para que se note la abundancia en textura y en color. Otra particularidad de nuestras obras es que el marco también está pintado. La imagen continúa y se desborda en el marco.
–Diego: Eso también hace que la obra llegue más al espectador. No está separada por ese marco que a veces diferencia la arquitectura de la obra. El marco también es una textura más porque nos gusta mucho trabajar el relieve, que nuestra obra se pueda tocar.
–Caro: Porque la imagen tiene esa continuidad; traspasa esos límites. No nos gustan mucho los límites, entonces nos salimos de la raya. Totalmente lo contrario a lo que nos enseñaron en el colegio. Y es una cosa muy emocional.
–¿Aquí no rige eso de “no tocar la pintura”?
–Diego: No, al contrario; ponemos varias capas de protección para que se pueda tocar con tranquilidad, limpiar y que dure mucho tiempo. Asimismo, vemos la durabilidad del material.
–¿Cómo les nació la idea para aplicar esa técnica?
–Diego: La técnica evolucionó con el tiempo y fuimos probando materiales, y por ahí alguno funcionó mejor y continuó; en cambio, otros fuimos dejándolos de lado.
–Caro: Somos estudiosos y perfeccionistas; probamos cosas nuevas, no nos queremos aburrir ni aburrirles a los demás. Siempre queremos sorprender e innovar, tanto en materiales como en imágenes.
–Diego: Sobre todo, queremos que el estilo sea contemporáneo y mostrar cosas de Paraguay que no se hayan visto antes así.
–Entonces, como perfeccionistas seguro que sus pinturas no terminan nunca.
–Caro: (risas) Es difícil saber cuándo parar, pero al trabajar con proyectos, nosotros ya tenemos bien claro cómo se debería terminar.
–¿Cómo calificarían su estilo?
– Diego: Según el crítico Carlos Sosa, nuestro estilo es neo pop. Tenemos mucha influencia del fauvismo, impresionismo y del art noveau.
–¿Qué les resulta más fácil: trabajar por inspiración o por pedido?
–Caro: Tenemos una fuente de inspiración inagotable, porque pintamos Paraguay. Nos gusta tanto lo urbano como lo rural, y esa dualidad se ve en la elección de temas.
–Diego: Todo nos inspira, tanto salir a la calle como ir al campo. Con el tema de los encargos, es superinteresante la dinámica que se da; el pedido que nos hacen y cómo nosotros lo interpretamos. Y surgieron cosas que por ahí si nosotros nomás investigábamos, no llegaríamos a ese punto. Tuvimos la oportunidad de retratar mascotas, personas, vehículos antiguos, estancias.
–¿Qué sienten al respecto?
–Diego: Nos encanta, nos fascina. Es lo que buscamos siempre: las emociones.
–Caro: Dentro de lo que sería nuestro tema, le ponemos nuestro punto de vista, nuestra inspiración.
–¿Vivirían en el exterior?
–Caro: No, para nada.
–Diego: Hoy en día podés enviar los trabajos a cualquier parte del mundo.
–Caro: Nuestras obras, sin que nosotros salgamos de Sajonia, están en Europa, EE. UU. o Taiwán; y es nuestro día a día lo que más conocemos, queremos y pintamos, y estamos cerca de todo lo que nos inspira: el centro histórico, la bahía. Si nuestro trabajo tiene calidad, nos empeñamos en ser perfeccionistas y nos estamos desafiando permanentemente para mejorar, va a llegar al público de cualquier parte del mundo.
–¿Quiénes son los que más piden sus obras?
–Caro: Tenemos obras de todos los tamaños, pero la mayoría son grandes, entonces trabajamos mucho con bancos, hoteles, empresas, embajadas, espacios públicos. Y las que estamos preparando para la exposición son muy grandes para una casa. Por eso es que se nos conoce; si van a un banco o a cenar a algún hotel, ven nuestra obra.
–¿La exposición en qué se va a basar?
–Caro: Se llama Rohayhu justamente porque incluye todo lo que es Paraguay, lo que amamos de nuestro país y todavía seguimos descubriendo, y la gente que nos sigue también lo descubre. Tanto el baile de Paraguay como una visión enorme de la bahía de Asunción o hasta una flor de niño azoté con un panambi, haciendo un zoom; desde lo más grande hasta lo más pequeño. Mucho patrimonio por la influencia de arquitectura tan fuerte que tenemos. Aparecen la Catedral, la iglesia de Trinidad; hay millones de series en las que estamos trabajando, entonces nuestros temas son infinitos.
–¿Cuántas obras van a presentar?
–Diego: Queremos llegar a 30. A algunas les faltan detalles, pero estamos llegando al punto.
–¿Cuáles son sus expectativas con respecto a la muestra?
–Caro: Estamos muy felices y confiados, porque estamos revalorizando todo lo que es Paraguay y mucha gente está con ese pensamiento. Nosotros vemos hermoso a nuestro país. No queremos ningún tema triste; queremos que la gente esté feliz y vea al Paraguay como nosotros lo vemos, así en todo su esplendor.
–Diego: Sobre todo, estamos muy orgullosos de ser de Paraguay. Creemos que no hay que ir a estudiar arte a otro lugar porque acá está todo por hacerse y la inspiración para nosotros es inagotable. Queremos despertar emociones en las personas, comunicarnos con un lenguaje muy directo y que el observador se identifique. También que todos puedan notar el buen trabajo que hacemos, el empeño y el amor que le ponemos.
Sepa más
Galería Técnica (Lillo esq. Malutín)
Tel. (021) 623-155
mpalacios@abc.com.py ABC Color

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.