1 de junio de 2013

Los recuerdos de Bernard Forster perduran en Nueva Germania

En el Museo Multicultural de Nueva Germania se recrea la historia de la localidad fundada en agosto de 1887 por el alemán doctor Bernhard Forster. Hay reproducciones fotográficas y explicaciones que remiten a aquellos tiempos en que se pretendió formar ahí una colonia de germanos puros. 
La propia historia de Nueva Germania invita a un atractivo paseo por los inicios de la colonia de alemanes fundada el 23 de agosto de 1887 por el doctor Bernhard Forster y su esposa Elisabeth Nietzsche. El propósito del doctor Forster era crear una colonia de germanos puros, gente rubia de ojos azules, con la intención de vivir de acuerdo con sus ideas religiosas, filosóficas y políticas.
La expedición resultó una verdadera aventura que incluía miles de kilómetros en barcos, travesías en canoas, largos viajes de reconocimiento a caballo y agotadoras caminatas, hasta llegar a la confluencia de los ríos Aguarayguasu y Aguaraymí, donde se organizó con 14 familias la colonia bautizada con el nombre de Nueva Germania.

Acostumbrados al trabajo, sus entusiastas seguidores limpiaron el monte, levantaron casas y diseñaron la comunidad que les permitiría vivir alejados de las injerencias mundanas para mantener la pureza de la raza aria.
Cansados de tanto esfuerzo, abatidos por la nostalgia y, según la tradición oral, acosados por la necesidad de relacionarse con el sexo opuesto, los fuertes muchachones blancos, de cabellos amarillos y miradas color cielo no resistieron la tentación de mezclarse con las mujeres de las cercanías. Se escapaban como podían del cerrado círculo para compartir amores con las cariñosas señoritas de la zona, porque las compañías femeninas de igual condición tardaron en llegar. Fue, aseguran las versiones, una de las causas que desilusionó por completo al doctor Bernhard Forster, que a los pocos años abandonó Nueva Germania por considerar fracasado su proyecto. Se refugió en San Bernardino, donde se suicidó en 1889. Su esposa, Elizabeth Nietzsche, hermana del más famoso filósofo alemán del siglo XIX, Friedrich Nietzsche, regresó a Alemania, donde tuvo cierta influencia en la generación del partido Nacionalsocialista. Ella murió en 1935.
Testimonios del tiempo del doctor Forster hay poco, pero existen referencias que se pueden apreciar a través de una colección de objetos que pertenecieron a los primeros colonos, reproducciones de fotografías antiguas y escritos expuestos en el Museo Multicultural de Nueva Germania. En un gran salón ubicado al lado de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata está montado el acervo que incluye un par de retratos originales del señor Baldomero Fischer y su esposa Clara Neumann. Hay dos planchas de hierro a carbón, dos sillas viejas, marcas de ganado, finos utensilios de losa, discos de pasta y una valija que perteneció a algún inmigrante.
Una galería de reproducciones gráficas y textos sobre los orígenes de la localidad, con énfasis en la producción de la yerba mate ocupa un buen espacio del amplio salón. Llama la atención un vestido color verde claro que se atribuye a Elizabeth Nietzsche.
Un cartel de madera pintada recuerda la época de la Cooperativa de Producción Agrícola doctor Bernhard Forster Ltda. Completa el montaje algunos ejemplos de tejidos de ñandutí.
Es abierto cuando llega gente
El Museo Multicultural de Nueva Germania se mantiene cerrado, pero al lado vive la señora Waldraud Kuck quien procede a abrir el local cuando llegan interesados en visitarlo. El acceso es gratuito. Funciona en su interior una biblioteca que recibe donaciones de libros y textos.
Nueva Germania queda en el departamento de San Pedro, a 278 km de Asunción. Se llega por la Ruta III General Elizardo Aquino hasta Santa Rosa del Aguaray (Km 251) y en el cruce se toma la ruta Juana María de Lara, se continúa 27 km, camino a la capital San Pedro del Ycuamandyyú.
Fuente: Por Javier Yubi (Abc color)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.