23 de julio de 2013

“Ballet paraguayo no tiene nada que envidiar a otros”

Luego de estar durante tres semanas brindando clases magistrales de ballet en el país, el maestro polaco Dariusz Blajer habló de la situación por la que atraviesa este “bello arte”, además de contar su experiencia como bailarín y director de compañías de danza en el mundo entero. 
Por Adrián Cáceres (Diario Ultima Hora)
Expresó que el nivel de las compañías de ballet en Paraguay es alto y las mismas pueden mostrar todo lo mejor a nivel mundial. “El ballet paraguayo no tiene nada que envidiar a los de otros países. Tal vez necesite más inversión y más público, pero no mejores artistas”, aseguró el exbailarín.
Indicó además que en el país se necesitan más funciones de ballet, y apuntó que gran parte del éxito de una obra depende de su difusión, donde la publicidad, los periodistas y la prensa juegan un papel fundamental, según afirmó.

“Si la gente sabe de ballet, va al ballet. Si va al ballet, paga boletos; y si paga boletos tenemos más recursos, mejores producciones y mejores bailarines”, explicó el maestro.
Por otra parte, Dariusz Blajer comentó que “cualquier tipo de expresión artística tiene una importancia enorme en una sociedad, para cultivar y educar a la juventud y a las personas todas”, comentó el profesional.
Cenicienta. Dariusz Blajer también comentó que el ballet es considerado la Cenicienta de las artes. “Fuera de las compañías grandes de ballet, como San Petersburgo, Moscú, París, los grupos luchan mucho para conseguir donaciones o fondos. Cuando se da presupuesto para artes, al ballet siempre le correspondió la parte más pequeña, es como la Cenicienta”, señaló Blajer.
Sin embargo, dijo que, a pesar de todo, el ballet es valorado, y agregó que pudo comprobarlo él mismo, luego de bailar en los mejores escenarios del planeta, recorriendo países como Polonia, Bélgica, Francia, Suecia, Estados Unidos y México. “El ballet es una forma de disfrutar la vida y una forma de ver el mundo”, apuntó.
Prejuicios. Respecto a los prejuicios que se tienen sobre el ballet, Blajer indicó que los roles de los padres y las escuelas son muy importantes, para valorar y apreciar la danza. “Muchas veces, los padres están en contra de ir al ballet, o no quieren que sus hijos bailen. Es una profesión estigmatizada, y yo les digo que conozco muchos bailarines hombres, que son buenos padres y buenos esposos. El ballet no hace homosexual a los hijos”, subrayó Dariusz.
Biografía. Dariusz Blajer integró el Ballet del Teatro Grande de Varsovia (Polonia) y en 1973 fue finalista en la Competencia Internacional de Ballet de Moscú (Rusia).
Formó parte de la Compañía Roland Petit en Marsella (Francia) y de la compañía Ballet del Siglo XX, en Bélgica, entre otras agrupaciones internacionales. Actualmente es maestro de ballet de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes, en México D. F. (México).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.