20 de agosto de 2013

Mercado cultural

Fiesta de costumbres y tradiciones en el Mercado 4. Todos los sábados, música pu y baile kyre’y alegran la mañana de los trabajadores y los visitantes. En medio de las frutas, verduras, ropas, zapatos y el popular “que se le ofrece, marchanteee”, se imponen los momentos culturales. Por Nancy Duré Cáceres (ABC color)
En el corazón mismo del Mercado 4 se yerguen los sábados culturales, iniciativa de los mismos vendedores conjuntamente con la Dirección de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Asunción. Allí, en un improvisado escenario, se reúnen el ballet de la tercera edad de la Municipalidad de Asunción y grupos musicales que deleitan a propios y extraños.
Así, mientras unos venden y otros compran, se escucha música popular acompañada de baile con pollera ancha, kygua vera, cántaro, atuendo de las protagonistas, quienes no escatiman en ganas y alegría a la hora de mover el cuerpo, a pesar de la edad.

Y es mediante la transmisión de estas costumbres y tradiciones que intentan asegurar su continuidad a las generaciones jóvenes. “Nuestras creencias, comida, arte, nuestro sentir, actuar, la lengua que hablamos son algunas de las expresiones de nuestra cultura, y es eso lo que queremos que perdure”, expresa Lilia Doldán, directora de acción cultural y turismo de la Municipalidad de Asunción.
Igualmente, pretenden rescatar a Las Galoperas Corazón de Jesús del Mercado. “Ellas son antiguas bailarinas; queremos hacerlas resurgir y a todos los artistas que trabajan en forma anónima en el lugar. Uno de los sábados, por ejemplo, le tuvimos a un poeta que pasó a recitar sus versos en guaraní. Una verdadera joya que por falta de recursos guarda su arte. Qué lindo sería que alguien pudiera editarlos y sacarlos a la venta. Como estas personas hay muchas en el mercado. Queremos que ellas sean las verdaderas protagonistas. Les traemos al ballet de la tercera edad y a conjuntos musicales como una muestra, para que vean y entiendan cuál es el concepto de los sábados culturales”, añade.
Todos estos conjuntos de saberes y experiencias quieren recobrar, retransmitirlos de generación en generación y encontraron en esta gran feria el lugar propicio. “Los niños aprenden de los adultos y estos de los ancianos. Aprenden de lo que oyen y leen; aprenden también de lo que ven y experimentan por sí mismos en la convivencia cotidiana. Es así como se heredan las tradiciones”, enfatiza la directora de Turismo.
Dice también que conservar las tradiciones de una comunidad o de un país significa practicar las costumbres, hábitos, formas de ser y modos de comportamiento de las personas. En este sentido, el Mercado 4 destaca con manifestaciones folclóricas de calidad. “En él se realizan un sinnúmero de ferias en las que se fusionan la religión con los legados de todos nuestros antepasados. Están, por ejemplo, las fiestas patronales, la del Sagrado Corazón de Jesús, y todas estas vivencias que los identifican es lo que queremos reconquistar, fortalecer”.
El Dr. Máximo Ozuna, director del Mercado 4, también conversó con ABC Revista y resaltó el emprendimiento. “Estamos en el corazón mismo del mercado, en Battilana y República de Colombia, convirtiendo un vertedero en un espacio cultural. Realizamos las refacciones correspondientes, todavía falta, pero de a poco vamos a ir poniendo en condiciones para comodidad tanto de los que participan como de los que se acercan a admirar. Ayer cumplimos el cuarto sábado desde la inauguración de este espacio y homenajeamos a los niños por su día. Estamos muy contentos con los resultados. La gente se acerca, hay alegría, música, baile, káso ñemombe’u, poesía, chistes, la famosa carrera de carretilla. Le estamos dando forma y demostrando, por sobre todo, que el Mercado 4 no es un lugar de problemas, sino de cultura también”, sostiene Ozuna.
El funcionario hace extensiva la invitación a todas las personas y a los artistas también. “Si quieren venir a deleitar con su arte, con su música, con su baile, con el talento que tengan, todos serán muy bienvenidos y estaremos agradecidos con sus aportes solidarios para engrandecer nuestro proyecto, y darle una cara diferente a nuestro mercado”.
Realmente, es así. Verlas bailar, reír con sus gestos picarescos cuando invitan a un galán a danzar, apreciar la alegría en sus rostros, sin duda, endulza el alma. Y todos quieren aportar. No faltan los que piden el micrófono para contar sus vivencias, recordar su niñez en medio de esa gran feria. Surgen los apodos, los personajes pintorescos, las bromas, en medio de uno y otro baile kyre’y˜ y música púpe, coronado de aplausos. Uñas bien pintadas, pelo bien arreglado, maquillaje bien marcado son el look que algunas señoras vendedoras del lugar exhiben. A medida que corre el espectáculo, la gente va acercándose para disfrutar y llevarse algún premio, porque también hay sorteos de interesantes productos, donaciones de los propietarios de negocios a lo largo de la jornada, que inicia a las 10:00 y culmina al mediodía. “Vengan a conocernos mejor como personas, como grupo humano, vean nuestras costumbres y tradiciones. Podemos aprovechar este espacio cultural, si tenemos en cuenta que los estilos y nuestro acervo son lazos que estrechan las relaciones de una comunidad, que le dan identidad y rostro propio, y facilitan proyectar un futuro común”, manifiesta el Dr. Ozuna.
Lilia Doldán elogia todo el dinamismo que se vive en el Mercado 4. “Esto es una motivación enorme para esta gran familia. Me encanta. Todo lo que se vive es la esencia de nuestro pueblo, de nuestra gente y una gran oportunidad para el turismo también. Es una buena inversión. Me siento sumamente feliz por llevar adelante este propósito”, puntualiza.
Bien, la invitación está hecha. Compras que alivianan la canasta familiar, en medio de música y baile. Buena combinación para llegar a casa y agasajar con alguna delicia a los afectos.
Sepa más
Facebook: Mercado 4
Teléfono: (0982) 778-242.
Texto ndure@abc.com.py

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.