15 de septiembre de 2013

“Fusca” eléctrico gasta solo G 6 mil cada 100 kilómetros recorre las calles de Ciudad del Este

Un Volswagen muy particular recorre las calles de Ciudad del Este, llamando la atención a su paso. El joven inventor esteño proyecta tener una flota verde en menos de 10 años. Por Mariana Ladaga. Ciudad del Este. Diario La Nación.
¿Imaginó ir al trabajo, al supermercado, visitar amigos y retornar a su casa, gastando sólo G. 6.000 por cada 100 kilómetros recorrido en su automóvil? Mario Vernazza, ingeniero de 25 años, cumple ese sueño. Tras haberlo diseñado y montado con apoyo de técnicos del Parque Tecnológico Itaipú (PTI), desde hace dos meses circula por la región a bordo de su Volswagen movido a energía eléctrica. El inventor piensa que es factible tener una “flota verde” de vehículos paraguayos que empleen energía nacional y barata, para dentro de 5 a 7 años.
Vernazza es ingeniero en mecánica automotriz, recibido en una universidad de Porto Alegre, Brasil, especializado en diseño, proyecto y desarrollo de tecnología automotriz.
Con esta capacitación, e impulsado por su familia, Mario decidió hace alrededor de un año cumplir con el sueño de tener su propio Volskwagen Sedan año 1985, modelo conocido popularmente como “Fusca” o “Fafa”.Tras adquirirlo, planteó su proyecto a los técnicos del Centro de Innovación en Automatización y Control (CIAC) del PTI. “En total, hubo una inversión privada, mía y de mi familia, de 16.000 dólares, porque había que hacer todas las pruebas necesarias, importar accesorios, ajustes, entre otros gastos. Pero la mente, los trabajos para la innovación, fueron puestos por los ingenieros y técnicos del CIAC”, comentó Vernazza. El “Fusca” pasó a tener un motor eléctrico en reemplazo del mecánico, en seis meses de trabajo. Se instaló un motor de 50 Hp trifásico con controlador de 96V y capacidad de frenado regenerativo. El consumo eléctrico es de aproximadamente solo el 35% de lo que gastaba antes. Con este sistema, el gasto de locomoción del automóvil, de costar unos G. 60.000 de nafta común por cada 100 kilómetros, pasó a costar sólo G.6.000, de energía limpia. Con baterías ácidas comunes empleadas normalmente en carritos de golf, el “Fusca”, luego de haber sido literalmente “enchufado” y cargado durante 8 a 10 horas, tiene 80 kilómetros de autonomía en la ciudad y 100 kilómetros sobre rutas, con una velocidad estable. El motor no necesita aceite, bujías, correas ni tiene caño de escape, no contamina el ambiente ni genera polución sonora al circular, pero puede alcanzar una velocidad de 120 kilómetros por hora. Para cargar las baterías es solo cuestión de enchufar el auto a un enchufe convencional con un prolongador.
Una flota verde
Ahora, la intención de Vernazza y los técnicos del PTI es producir un cargador que en dos horas, recargue las baterías del automóvil para lograr llegar cada vez más lejos, mientras también ejecutan otro proyecto con un automóvil Hyundai EOS con el cual intentarán llegar desde Ciudad del Este a Asunción con una sola recarga de baterías. Vernazza comentó que dentro del PTI están trabajando en varios proyectos que tienen el objetivo final de crear vehículos eléctricos que permitan un recorrido de distancias mayores y que puedan ser accesibles. “Creemos que dentro de 5 a 7 años, ya la gente podrá ir a un taller y adaptar el motor de su vehículo al sistema eléctrico. Queremos que el país tenga una flota verde, que emplee energía que el Paraguay genera”, dijo el joven ingeniero.
Causa furor en las calles esteñas
Para probar su diseño, desde hace dos meses Mario Vernazza emplea el “Fusca” eléctrico como medio de transporte. Diariamente va desde su casa hasta Itaipú Binacional, hace compras y otras actividades. Este viernes, un equipo de La Nación lo acompañó al microcentro. Su presencia causó furor entre los transeutes. “¿Un auto eléctrico?”, “¿Sólo G. 6 mil por 100 kilómetros?”, “¿Y está a la venta?”, “¡Yo quiero uno!”, eran algunos comentarios. Muchos tomaron fotos de la parte trasera del rodado, que con tapa transparente, permite se observen las baterías.
Orgulloso de su automóvil, Mario Vernazza incluso lo “tuneó”, instalándole luces que por la noche iluminan las baterías que hacen al motor del “Fusca”. A cada persona curiosa, el joven explica que la intención es mejorar el proyecto y que dentro de 5 a 7 años, todos los paraguayos puedan modificar el motor de su auto por sólo unos 6.000 dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.