17 de diciembre de 2013

Historias de hielo escritas desde el Chaco Paraguayo

Julia Marino (21) nació en el Chaco paraguayo, donde las temperaturas promedian los 40 grados. La vida la llevó de este país al cual ahora representará en los Juegos Olímpicos de Invierno, en la modalidad de esquí sobre hielo. Marino espera inscribir el nombre de Paraguay, un país donde lo máximo que cae son heladas, en la historia de los deportes invernales a nivel mundial.
Por Juan Calcena, ABC color
Julia Marino vio las primeras luces en lo más remoto del Chaco paraguayo y fue adoptada de pequeña por una familia estadounidense. Ahora eligió nuestro país para competir en los primeros Juegos Olímpicos de Invierno en los que participará Paraguay en su historia.
En 1993, la factoría de Walt Disney Pictures llevó al público una película llamada Cool Runnings, conocida en nuestro país como Jamaica bajo cero. En ella se contaba, con una serie de retoques hollywoodenses, la historia del equipo jamaiquino de bobsleigh (trineos) y su inédita primera participación en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1988, en Calgary, Canadá.

La película –una comedia con un mensaje de superación y perseverancia– fue un éxito de taquilla a mediados de los años 90. Además, ese hecho del año 1988 sentó el precedente de la presencia de que un país tan exótico –Jamaica– participe de unos juegos olímpicos de invierno, en la nieve.

Julia Marino (Bahía Negra, Paraguay, 14 de abril de 1992) ni siquiera había nacido en ese entonces, pero en el 2014 hará algo similar: portará la bandera del Paraguay en los Juegos Olímpicos de Invierno  que se harán desde el 7 al 23 de febrero del año que viene en Sochi, Rusia.

Desde que dejó nuestro país, tras ser adoptada por una familia estadounidense (tenía solo dos meses), Julia nunca pisó el Paraguay hasta el pasado noviembre. Eso no impidió que elija representarnos en los juegos, los primeros a los que asistirá el Paraguay en más de 110 años de historia olímpica moderna.

“Siento mucho honor, estoy muy emocionada de poder hacer esto por Paraguay; abrir el mundo de los deportes de invierno a un país que es muy caluroso todo el tiempo. Estoy muy emocionada de representar a Paraguay en sus primeros Juegos Olímpicos de Invierno. Entreno mucho para competir de la mejor manera en Rusia”, cuenta Julia Marino en inglés, durante una comunicación con ABC Revista desde la ciudad de Winchester, Boston, uno de los estados norteños más tradicionales de los Estados Unidos.
La historia de vida de Julia es una de superación. A sus 21 años decidió no representar al país que la adoptó y sí llevar el estandarte tricolor a unos juegos en los que el Paraguay nunca estuvo.
“Creo que los Juegos Olímpicos se trata de representar de dónde sos, y yo soy de Paraguay”, relata Julia, emocionada.

La decisión
“El año pasado, al terminar la temporada de la Copa Mundial, califiqué muy bien en las superfinales de la Copa Mundial, y mis entrenadores y yo definitivamente hablamos sobre los Juegos Olímpicos. Trabajamos mucho los últimos seis meses para estar en el lugar donde estamos ahora. Por ejemplo, Paraguay se tiene que convertir en un afiliado a la Federación Internacional de Esquí”, detalla la joven.
 “Mi mayor motivación es esa ceremonia inaugural. Para cualquier atleta, se trata de representar de dónde es, y yo soy de Paraguay. Es una gran oportunidad para que Paraguay esté en sus primeros Juegos Olímpicos de Invierno y estar en el escenario mundial en Rusia”, añade.

Julia y sus orígenes
“En este último noviembre fue la primera vez que visité Paraguay desde que me fui. Tengo 21 años. Crecí en Winchester, Massachusetts, en las afueras de Boston. Estuve estudiando Sicología en la Universidad de Colorado, en (la ciudad de) Boulder. Hice mi entrenamiento en nieve en Park City, Estado de Utah. El resto del tiempo estuve en Winchester”, dice Julia a través del teléfono, además de precisar que no conoce a su familia biológica.
“Paraguay y yo siempre estuvimos conectados a través de mi madrina, Magdalena Rivarola. La última vez que la vi tenía 12 años. Durante mi visita me reuní con ella y fue tan bueno volver a conectar con ella tras ese tiempo. Ese (su nacionalidad paraguaya) es un aspecto que mis padres siempre enfatizaron. Mi padre, John, falleció cuando tenía 15 años. Pero mi mamá, Sharon, me apoya mucho. Mi hermano, Mark, me apoya mucho y eso es fantástico. La próxima vez les voy a llevar y les voy a mostrar Paraguay. (A mi hermano) le mostré todas las fotos y los videos (de su visita a nuestro país) y estaba emocionado de poder visitar Paraguay. No podría estar más orgullosa”. 
La visita
Julia llegó a nuestro país el pasado noviembre para reunirse con las autoridades deportivas locales, auspiciantes y posibles auspiciantes. “Sentí que la gente en Paraguay era muy cálida, sentí mucho apoyo. Camilo Pérez (presidente del Comité Olímpico Paraguayo) y Víctor Pecci (ministro de Deportes) fueron muy amables. A quienes conocí durante mi estadía allá, todos fueron muy cálidos”, indicó. 
Marino dice que es un “error común” que se piense que renunciar al equipo estadounidense de esquí también implica dejar de recibir una ayuda económica. 
“Los Estados Unidos no apoyan financieramente a los atletas. Estoy auspiciada por Salomon (marca de equipamientos para esquí) y Nike. Esa es una gran ayuda para los equipamientos y esas cosas. Estamos viendo sponsors en Paraguay; estoy estudiando cuáles serán beneficiosos para mí y con cuáles me gustaría trabajar. No solo en Paraguay, sino también en los Estados Unidos y en todo el mundo. Por supuesto que mi familia me ayuda. El Comité Olímpico Paraguayo también me ayudará con cosas en las olimpiadas”, contó. 
Sentir Asunción 
“Sentí que Asunción era una comunidad muy unida, estuve muy impresionada por Asunción. Era más increíble de lo que me imaginé. Estoy muy emocionada y deseo pasar más y más tiempo allí, en Paraguay, fuera de mi temporada”, comenta.
El entrenador de Julia en la parte de nieve se llama Christopher Haslock y el de acondicionamiento en tierra seca es Erik Kaloyanides. Marino competirá en las Olimpiadas de Invierno en la categoría de Estilo Libre, que también por primera vez se incluye en unos juegos.
 “Voy a competir en Estilo Libre –va a ser la primera vez también en las Olimpiadas– es muy cool”, relata Julia, emocionada.
 La sombra de la lesión
 La esquiadora paraguaya se rompió la clavícula a finales de octubre en un entrenamiento que hizo en Sass Fee, Suiza. Se sometió a una cirugía tras el accidente.
 “Hace cinco semanas salí de esa cirugía. Voy a regresar a los entrenamientos a mediados de esta semana. Espero competir en la Copa Mundial, aunque esto dependerá de cómo me siento en la nieve. Ahora mismo me siento mucho mejor que cuando ocurrió la lesión y confío en que no tendrá mucho impacto en la temporada olímpica”, concluye.

Sepa más
Facebook: www.facebook.com/juliamarinoski
Twitter: @julia_marino
Instagram: instagram.com/itsjuliamarino

jcalcena@abc.com.py

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.