27 de diciembre de 2013

Una floreciente fábrica familiar de escobas y muebles en Yaguarón

Fabricantes de escobas y muebles artesanales de Yaguarón aseguraron que por las fiestas de fin de año venden sus productos como pan caliente y esperan recibir el Año Nuevo con buenos ingresos. Los locales están ubicados en el límite entre Yaguarón y Paraguarí.
YAGUARÓN (Catalino Ibarra, ABC). Los artesanos indicaron que en estos últimos días del año las ventas se duplicaron, por lo cual están teniendo una excelente ganancia. No obstante, invitaron a los interesados a llegar a sus “minifábricas” para adquirir sus productos.
Hace años, Catalino López, integrante de una de las familias que trabajan en ambos rubros, etiquetó su producción como Escoba “San Isidro”. También fabrica sillas, sillones y butacas de madera con entretejido artesanal de karanda’y.
Don Catalino manifestó que durante todo el año se dedica a la fabricación de escoba de sorgo y muebles, que le ayuda a mantener a su familia. Las tareas son realizadas con el apoyo de los integrantes de las familias y personal contratado.

Indicó que no se queja de la venta que tiene durante todo el año, pero esta vez, por las fiestas de fin de año, vende todo lo que fabrica e inclusive tiene pedidos que aún no puede cumplir por la gran demanda que tiene.
Buen precio y calidad
Con relación a la calidad y precio de sus productos, don Catalino manifestó que fabrica escobas económicas que cuestan G. 110.000 la docena y otra de mejor calidad que está a G. 160.000 cada doce unidades.
Dijo que la diferencia de precio radica en la calidad y durabilidad que tiene el producto, debido a que está hecho con otro tipo de materia prima.
Con relación a los materiales que utilizan para la fabricación de escobas, el miniempresario dijo que adquiere las varas de sorgo de la zona Escobar, Sapucái y Caballero. El palo para la escoba (guatambú) trae de Capiibary, departamento de San Pedro.
Muebles
El artesano dijo que emplean maderas de excelente calidad para la fabricación de las sillas, los sillones y butacas. Mencionó el petereby, cedro y tatarê, entre otros, y para el entretejido se utilizan las palmas secas del karanda’y.
Son resistentes para el uso familiar y comercial, acotó. Añadió que las butacas cuestan G. 50. 000 y G. 60.000, dependiendo si es baja o alta; la silla está a G. 100.000 y los sillones cuestan G. 350.000.
Don Catalino López indicó que los pedidos se pueden realizar en los locales ubicados en la altura del Km 59,5 de la Ruta I “Mariscal López”. Antes de hacerlo, tiene la oportunidad de apreciar la calidad de los variados productos y elegir el que más le convenga.
Fuente: ABC color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.