19 de febrero de 2014

Para alertar acerca del calentamiento global, cocinaron sobre el asfalto

Freír un huevo o hacer un preparado con carne, mandioca, polenta y panceta al calor de los rayos solares es posible en Paraguay. El chef Rodolfo Angenscheidt demostró ayer que la elevada temperatura que se registra en el país hasta permite cocinar sobre el caliente asfalto.
Frente a invitados especiales, curiosos y periodistas se demostró ayer que el calentamiento global del planeta está llegando a límites preocupantes. Fue en un encuentro que se realizó sobre la calle Estrella casi Don Bosco y Garibaldi, donde un renombrado chef cocinó bajo la intensidad de los rayos solares. El encuentro fue organizado por la oenegé WWF y se denominó “Menú calentamiento global”.
Angenscheidt montó una cocina improvisada y ubicó dos sartenes en el asfalto. En una freía los huevos, que para asombro de los presentes inmediatamente estaban listos. En la otra preparó churrascos, con tomates secados al sol. También hizo platos con mandioca y con polenta.
El cocinero alertó a los presentes sobre los peligros que representa para la humanidad el calentamiento global del planeta, que, según indicó, se debe a la masiva deforestación a que se está sometiendo a la Tierra, así como al uso discrecional de los recursos naturales, como el petróleo, que al ser extraído en grandes cantidades de las profundidades, priva a la Tierra de su refrigerante y contribuye al calentamiento.
“Es decir, mientras aquí se tiene calor, en otra parte se tienen tormentas de nieve con temperaturas bajísimas”.
Varias mesas se instalaron sobre el asfalto, donde algunos degustaron los menús que preparaba Angenscheidt.
La convocatoria despertó mucha curiosidad. La gente siguió paso a paso las explicaciones, así como la preparación de los platos.
“El calentamiento global es un peligro para la humanidad. Debemos concienciar a la gente de que no es un día de calor, sino son los extremos climáticos que se producen a consecuencia de la pérdida de los recursos naturales, especialmente de las masas boscosas”, indicó Francisco Pereira, de la WWF.
Agregó que la oenegé quiere demostrar que el país está soportando índices extremos, pese a que ayer la temperatura no fue tan extrema como la de días anteriores, pero aun así permitió hasta cocinar en la vía pública con los rayos solares. Al mediodía de ayer la temperatura rondaba los 36 °C.
Pereira explicó que los días en que la temperatura aumenta la cocción puede ser más rápida.
Finalmente, indicó que todos deben asumir la responsabilidad de trabajar por los recursos naturales, para que los seres humanos vivan en armonía y se eviten eventos extremos. 
Fuente: ABC color

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.