12 de febrero de 2014

San Valentín en el mundo

Dicen que el amor está a la vuelta de la esquina, pero durante febrero todos parecen estar más predispuestos a encontrar pareja, ya que a mediados de mes (el 14) hay que tener alguien con quien celebrar el “Día de los Enamorados”.
 La leyenda
Durante el siglo III, el emperador romano Claudio II mandó decapitar a San Valentino porque casaba a escondidas a los jóvenes cristianos, cuando él había ordenado que se mantuvieran solteros y fueran a combatir por el Imperio. Parece que durante su cautiverio, Valentino se enamoró de la hija de su carcelero y le enviaba mensajes con la firma “de tu Valentín”, frase que se ha popularizado hasta nuestros días como una de las tarjetas de intercambio entre los enamorados. Fue ejecutado el día 14 de febrero del año 270 y fue enterrado en lo que es hoy la iglesia Praxedes, en Roma. Cuenta la leyenda que Julia, su amada, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. Hoy el árbol de almendras es un símbolo de amor y amistad duradera.

Las costumbres
También se atribuyen los orígenes de esta celebración a una fiesta pagana en honor a Eros, dios del amor, llamado Cupido en otros lugares. Incluso en Inglaterra, durante los siglos XVII y XVIII fue tradicional la “fiesta de los Valentones”, en las cuales se elegían hombres y mujeres para formar pareja.
Hoy en día, todavía hay quienes sacan papelitos para que el azar decida quién será su pareja el día 14. Flores, bombones, tarjetas, regalos, van incrementándose entre los enamorados y quienes desean conquistar a la persona amada.
En los Estados Unidos existe todo tipo de objetos para celebrar el día de San Valentín, y fueron los americanos los primeros que relacionaron las flores con el amor.
En España se acostumbra obsequiar a la persona amada una rosa roja y una novela de amor.
En países como Gran Bretaña o Italia existe una tradición muy curiosa entre las mujeres: al amanecer del Día de San Valentín, las mujeres casaderas se asoman a su ventana y esperan que pase un hombre, ya que, si esto sucede, la tradición dice que será el hombre con el que se casarán. En Inglaterra se dice que las mujeres deben besar a -¡por lo menos!- seis hombres antes de la medianoche de ese día.
En Alemania, Dinamarca y Finlandia se acostumbra celebrar conjuntamente el amor y la amistad, así que se reúnen las parejas y los amigos, y se intercambian buenos deseos y flores.
En México los enamorados se regalan tarjetas, chocolates y flores y además se lleva una serenata de mariachis con música romántica al pie de la ventana de la mujer amada.
Sin embargo, en Colombia y Bolivia el día de los enamorados es en el mes de setiembre, coincide con la llegada de la primavera; pero el fin principal de ese día es celebrar la existencia del amor y la amistad.
Los regalos
Según el país, se mantienen unas costumbres o tradiciones distintas durante el Día de los Enamorados y es curioso comprobar las diferencias entre los regalos que se acostumbran a dar en las diversas partes del mundo que participan de esta celebración del amor.
Por ejemplo, en Estados Unidos, los más pequeños fabrican sus propias tarjetas de felicitación que reparten entre sus allegados, guardando las mejores para sus padres y profesores. Los jóvenes realizan bailes y fiestas románticas, en las cuales se entregan flores, bombones y tarjetas decorados con imágenes de Cupido y corazones.
También en algunas zonas de Inglaterra es costumbre elaborar panecillos especiales de semillas, con ciruelas o pasas. En Italia van un poco más allá y preparan copiosos banquetes para toda la familia.
Una costumbre curiosa que tienen en Dinamarca es la de regalar flores prensadas, normalmente de color blanco, para simular que son gotas de nieve. Contrasta bastante con la tradición que tienen en Gales, donde se regalan cucharas de madera talladas con las palabras “Libera mi corazón”.
En la Edad Media, los nombres de las mujeres a quienes se amaba eran cosidos en las mangas de los hombres como muestra de su amor. Algo curioso pasa actualmente en Japón, donde en San Valentín los jóvenes enamorados se dirigen al monte Fuji para tocar la “Campana del Amor” en tres ocasiones, mientras dicen el nombre de su pareja, creyendo que de esta forma su relación se volverá más fuerte.
Para la mayoría de los paraguayos, se acostumbra regalar flores o hacer una reserva en un restaurante romántico. Más práctico, pero no por eso menos “amoroso”.
Según el país, se mantienen unas costumbres o tradiciones distintas durante el Día de los Enamorados y es curioso comprobar las diferencias entre los regalos que se acostumbran a dar en las diversas partes del mundo que participan de esta celebración del amor.
Fuente: ABC color

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.