15 de abril de 2014

El canto de los estacioneros

Los estacioneros de diversas comunidades se preparan para recrear la Pasión de Jesucristo. En Luque, el grupo 19 de Marzo ya ensaya su triste y lastimero canto, tal como corresponde a estas celebraciones de Semana Santa. Esta tradición ya lleva un siglo de vigencia.
Por Nancy Duré Cáceres, ABC Color.
Tradicionalmente, los estacioneros están presentes toda la Semana Santa, pero son más notorios el Jueves Santo, durante la recordación del lavado de los pies; y el Viernes Santo acompañando con su canto doloroso la crucifixión de Jesucristo.
Los cánticos que interpretan, ya sea en guaraní o castellano, tienen un aire triste, lastimero, tal como corresponde a los hechos que rememoran. Hombres, mujeres y niños caminan uniformados, aunque por lo general estos peregrinantes se limitan a usar unos gorritos blancos con una cruz adelante. En el caso del grupo 19 de Marzo, del barrio del mismo nombre, compañía Maramburé de la ciudad de Luque, los integrantes llevan gorritos negros con la cruz blanca en el frente.
El entusiasmo que viven ultimando los detalles para el Viernes Santo se percibe en jóvenes y adultos, sin olvidar a los niños, quienes se encargarán de mantener la tradición.
“Al iniciar la Cuaresma ya comenzamos con las prácticas, los preparativos, pero es desde el lunes santo que ya misionamos”, cuenta la coordinadora Guillermina Zaracho.
Ella viene de una familia de estacioneros. Su abuelo Bonifacio Zaracho integraba estos grupos. Luego, su padre, de nombre José, continuó con la tradición. “Entre los primeros también estuvieron Lorenzo Zaracho, Patrocinio Zaracho, Mario Díaz, Eugenio Díaz, Fidel Sotelo, Ranulfo Salas, Juan de Ponuceno Díaz, Fausto Salas, Feliciano Díaz, Juan Roa, Rosa Díaz. Ahora, nosotros estamos continuando con este legado, junto con nuestros hijos y sobrinos. Podemos decir que llevamos casi un siglo y seguiremos manteniendo esta costumbre, aunque en algunas comunidades los grupos de estacioneros desaparecieron por falta de seguridad. Los preparativos y ensayos se hacen a la noche y vivimos lejos unos de otros; entonces, la gente ya no se anima a salir”, cuenta Julián Zaracho.
Pero en el caso de este grupo, los integrantes se van fortaleciendo. En una pequeña propiedad, cedida por uno de los miembros, se concentran para armar, forrar y dejar listos los faroles para los días de procesión. Artesanalmente, con esmero y cariño, usan pegamento natural, es decir, la fruta del arbusto conocido como colita. “Es el pegamento que usamos siempre; aguanta bien, pero a veces no lo encontramos. Ahora, por ejemplo, buscamos mucho, porque ya nos queda poco y no se puede guardar o congelar, porque se pierde el líquido pegajoso”, explican.
Los pasioneros llevan los instrumentos y objetos referidos a la Pasión: el cáliz, una cuerda similar a la que amarraba a Jesús, velos, túnicas, látigo, farol y, por supuesto, la cruz labrada artesanalmente. El canto que entonan los pasioneros es triste y asemeja un lamento, de ahí su denominación de purahéi jahe’o –canto lastimero–. “Servimos a nuestra sociedad tratando de mantener nuestra cultura”, expresa Julián. La verdadera grandeza se mide precisamente por la capacidad de servicio a los demás.
Estatuas humanas
En Luque también realizan desde hace algunos años el viacrucis, con intervenciones humanas. “Caminando con Jesús” se denomina el proyecto, que ya está en su quinta edición. “Nuestro objetivo es propiciar la concreción de eventos litúrgicos en situación real, para así valorar el patrimonio cultural, nacional y universal, identificando y apreciando los aspectos que hacen a nuestra religión, a través de las obras de arte en su globalidad como exponentes de la creatividad humana, susceptibles de ser disfrutadas por sí mismas y valoradas como documento testimonial de una época y cultura”, expresa Eliseo Maldonado, director de Cultura de la Municipalidad de Luque.
Las personas pueden apreciar este trabajo el miércoles 16 de abril, a partir de las 20:00. “Las 20 escenas serán representadas por jóvenes de nuestra ciudad, dispuestas en el trayecto vial comprendido entre las calles Corrales, Independencia Nacional y Pantaleón García, hasta el predio del santuario Nuestra Señora del Rosario”, agrega el director de Cultura.
Este proyecto refleja el deseo de lucha por preservar, mantener y revalorizar las diferentes manifestaciones artísticas, como la de los estacioneros. “Son tradiciones que no deben olvidarse, ni perderse; hacen a nuestra cultura. De ahí nuestro interés en reavivar estos momentos litúrgicos”.
Los viacrucis serán interpretados por alumnos de diversos colegios. 1.ª estación: colegio Santa María, 2.ª estación: Movimiento Schoenstatt, 3.ª estación: colegio Santa Cecilia, 4.ª estación: colegio María Auxiliadora, 5.ª estación: capilla Divina Misericordia, 6.ª estación: colegio Madre Rosa Santaeugenia, 7.ª estación: colegio Sagrado Corazón de Jesús, 8.ª estación: colegio Héroes de la Patria, 9.ª estación: academia Alicia Miranda, 10.ª estación: colegio Nacional de Luque, 11.ª estación: colegio Santa Teresita, 12.ª estación: capilla María Auxiliadora (Ycuá Duré), 13.ª estación: capilla San José, 14.ª estación: capilla Jesús de Nazareno.
“Todo el trayecto estará iluminado por candiles, elaborados por los alumnos de las instituciones participantes. Los estacioneros desarrollarán cánticos de acuerdo a cada estación”, revela Maldonado, al tiempo que hace extensiva la invitación a todas las personas que quieran participar de esta celebración y compartir momentos de reflexión.
ndure@abc.com.py 
FUENTE:ABC REVISTA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.