6 de mayo de 2014

Misas folclóricas paraguayas, el aporte local que enriquece a la música sacra

Reconocidos compositores nacionales, como Florentín Giménez y Herminio Giménez, entre otros, han incursionado en las creaciones de música sacra con raíces culturales propias, como son las llamadas misas folclóricas, con textos en castellano y guaraní.Por Sergio Noé (UH)
Estas composiciones, para solista, coro y orquesta, utilizan elementos propios de la música paraguaya, enriqueciendo el acervo local.
Según el director de orquesta Luis Szarán, el Concilio Vaticano II (encuentro ecuménico de la Iglesia Católica hecho entre 1962 y 1965) estimuló el folclore mundial, dando origen a la famosa Misa criolla, del argentino Ariel Ramírez –grabada incluso por José Carreras–, además de otras composiciones de igual género en Nicaragua y Cuba, además de África y otras zonas del globo.
“En este contexto internacional, aparece en Paraguay en 1967, la primera misa nativa paraguaya, compuesta por José Franco Alderete, grabada en esa época por Los Bemoles y el Coro del Ateneo Paraguayo. Su misa marcó época en los 70 y 80”, menciona el director.

Szarán detalla que esta pieza cuenta con ritmo de música paraguaya –con polca y guarania–, hecha para un conjunto popular, acompañado por coro y orquesta, sin ser precisamente una obra de corte sinfónico.
Mayor difusión. “La misa de mayor difusión es la del sanjosiano José Franco Alderete, grabada en varias ocasiones. La obra le hizo merecedor del Premio Nacional de Música en el 2011”, comenta por su parte el compositor Diego Sánchez Haase.
Según el pianista guaireño, luego aparecen –desde la década de los 70– más creaciones con ritmos populares paraguayos, siendo sus compositores Florentín Giménez, Herminio Giménez y José Luis Miranda, quienes emplean el acompañamiento para una orquesta sinfónica.
Sánchez Haase agrega que los instrumentos tradicionales, como arpa, guitarra, requinto, acordeón y, a veces, bajo, no están ausentes en estas piezas. “En mi época de estudiante en Villarrica integré –como intérprete del arpa paraguaya– conjuntos que acompañaban la interpretación de estas misas”, recuerda el clavecinista, quien compuso la Misa Folclórica Paraguaya, estrenada en la Catedral de Villarrica en 1987.
VERNÁCULO. Szarán explica que en 1968 aparece Purahéi guasu Ñandejárape, de Abdón Irala, la primera misa cantada íntegramente en guaraní. Posteriormente, el sacerdote jesuita Casimiro Irala, hijo del creador de la citada obra, retoma en la actualidad esta idea de la misa guaraní para generar nuevas composiciones.
“La misa de Irala (Abdón) es una suerte de disparador de un proyecto impulsado por los jesuitas del Paraguay y Sonidos de la Tierra, el cual busca estimular en los jóvenes la creación de nuevos cantos sacros en guaraní y ritmo popular. Ya trabajamos esto en varias parroquias del país”, explica Szarán.
Al respecto, adelanta que en el segundo semestre del 2014 ejecutarán parte de la herencia musical jesuítica en Paraguay, que incluye música barroca de las Reducciones, la misa de Irala y nuevas creaciones en guaraní con ritmo de rock.
Sánchez Haase, en tanto, recuerda otra misa con textos en guaraní de autoría del guaireño Miguel Gómez, creador de Gracias su Santidad, tema de amplia difusión en la visita del papa Juan Pablo II al Paraguay, en 1988. “Esta misa es hoy muy cantada en los templos de Villarrica”, afirma.
Fuente: Diario Ultima Hora

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.