19 de agosto de 2014

Vestigios de la relación entre guaraníes y jesuitas se mostrarán en el Vaticano

La relación que establecieron los jesuitas con los guaraníes, durante los siglos XVII y XVIII, es analizada en una exposición organizada por el Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI) de Montevideo que viajará el próximo 11 de septiembre al Museo Vaticano.

La muestra reúne 23 tallas de madera policromada que proceden de estas misiones de jesuitas y que hoy se asientan en museos, iglesias y colecciones privadas de Uruguay, precisó el director del MAPI, Facundo de Almeida.
La exposición también alberga unos 200 objetos procedentes de las excavaciones arqueológicas realizadas en San Francisco de Borja del Yí, entre los departamentos uruguayos de Durazno y Florida, y donde floreció una comunidad indígena que llegó a alcanzar los 8.000 indios guaraníes.
Junto a estas reliquias, se incluirá material escrito y audiovisual que ofrecerá una panorámica sobre estos poblamientos, así como sobre la relación entre los religiosos y la población nativa.
Las Misiones Orientales son una región histórica que se distribuye entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay; y a la que los miembros de la Compañía de Jesús llegaron en el siglo XVII.
Allí establecieron comunidades en las que habitaron junto a sus aborígenes, a los que los religiosos impulsaron a adoptar el sedentarismo tras mostrarles sus eficientes técnicas agrícolas y ganaderas.
De Almeida recordó que los jesuitas contribuyeron a establecer prósperos asentamientos que administraron hasta 1768, cuando fueron expulsados de los territorios de las monarquías católicas de Francia, España y Portugal.
El director incidió en que, si bien la población indígena es prácticamente inexistente hoy en Uruguay, su influencia en su cultura resulta importante.
Proceden de estos pueblos el nombre del país, el de los ríos o el de algunas localidades proceden de estos indígenas, así como determinadas palabras del habla cotidiana, costumbres como la bebida del mate o cultos como el de la Virgen de Itatí.
Esta última devoción surgió en estas comunidades jesuíticas orientales, cuando, según cuenta la historia, el misionero español Luis de Bolaños y los nativos que habían adoptado el cristianismo se salvaron del ataque de sus enemigos gracias a la intervención divina de esta virgen.
La muestra estará en el Museo Vaticano entre el 11 y el 26 de septiembre, en el Museo Etnológico de Hamburgo entre los próximos octubre y marzo; y en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad desde abril de 2015.
Su curador es Luis Bergatta, mientras que su marco teórico sobre las comunidades jesuíticas se asienta en las investigaciones realizadas durante las últimas dos décadas por un equipo dirigido por la arqueóloga Carmen Curbelo.
Fuente: Diario Ultima Hora

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.