14 de octubre de 2014

Cayin o Clim, comunidad madre de los nivaclé celebra 60° aniversario

La comunidad Cayin o Clim, cercana al centro urbano de la colonia Neuland del distrito Mariscal Estigarribia, celebró el sábado su sexagésimo aniversario de creación, recordando el desarrollo comunitario desde sus comienzos en 1954. Durante el acto de festejo hubo relatos muy emotivos sobre la integración de los nativos con los menonitas.
COMUNIDAD CAYIN O CLIM, Chaco (Marvin Duerksen, ABC).Muchas familias nivaclé, alumnos y amigos de la zona presenciaron el festejo de la comunidad Cayin o Clim, durante el cual se descubrió un monumento frente al nuevo edificio administrativo de la comunidad, donde viven 1.600 personas. En el lugar existe una iglesia católica y una radioemisora FM denominada “Voces Nativas”.
El líder de esta comunidad, Denoso Rodríguez, durante el acto de recordación, agradeció a la colonia Neuland por el apoyo recibido durante todos estos años. Destacó que cursó la escuela, para aprender a leer y escribir en otros idiomas. El pastor nivaclé Esteban Díaz recordó la manera como sus padres y abuelas aceptaron convivir con los inmigrantes menonitas “porque Dios no hace distinción a los hombres”.
El gobernador de Boquerón, Edwin Pauls (ANR), oriundo de Neuland, felicitó a los valientes ancianos por aceptar el gran desafío de la convivencia. Destacó el trabajo de los nivaclé porque “muchas obras en Neuland están regadas por el sudor de esta comunidad”.

Integración
El presidente de la cooperativa Neuland, Edwin Reimer, dijo que Cayin o Clim en el futuro ya no será una comunidad aparte, sino un barrio más del centro de la colonia. El líder comunitario hoy ya forma parte de la comisión vecinal local y las escuelas de la comunidad están ya bajo la misma supervisión de Neuland.
Para el presidente del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), Jorge Servín, el sexagésimo aniversario evidencia el esfuerzo, unión y trabajo en conjunto para avanzar.
Encuentro forzoso con la Guerra del Chaco
Con mucha empatía, Irma Hein, esposa del fallecido misionero Gerard Hein, junto a quien trabajó 51 años con los nivaclé traduciéndoles la Biblia a su idioma materno, se refirió a la vida de los nativos antes del contacto de la civilización. Habló del encuentro forzoso con la Guerra del Chaco (1932-1935) en la que muchos murieron alcanzados por balas, enfermedades de los soldados o abuso sexual.
Hein dijo que todo está documentado en un libro en idioma nivaclé y si hay fondos lo traducirían al castellano. Recapituló el inicio de esta comunidad, la primera ayuda que recibieron para la construcción de sus propias casas y el inicio de una escuela propia ya en 1955 de parte de misioneros, como Cornelius Isaak, Walter Rennert y otros.
Conflicto por tierra
Cayin o Clim es madre de las comunidades Campo Alegre, Nicha Toyish y Paraíso. En medio del rápido crecimiento poblacional que experimenta, los pobladores esperan que se resuelva un conflicto por la posesión de tierras generado por el propio Indi, que adquirió hace 14 años un inmueble de 19.342 hectáreas por G. 2.848 millones, exclusivamente para un nuevo asentamiento a 120 Km de la comunidad.
Como el Indi nunca transfirió las 11.342 hectáreas, ahora son reclamadas por seis presuntos dueños y para los nativos solo quedarían 8.000 hectáreas.
Magdalena Benítez   Marvin Duerksen    COMUNIDAD CAYIN O CLIM, Chaco (Marvin Duerksen, corresponsal).  Muchas familias nivaclé, alumnos y amigos de la zona presenciaron el festejo de la comunidad Cayin o Clim, durante el cual se descubrió un monumento frente al nuevo edificio administrativo de la comunidad, donde viven 1.600 personas. En el lugar existe una iglesia católica y una radioemisora FM denominada “Voces Nativas”.    

El líder de esta comunidad, Denoso Rodríguez, durante el acto de recordación, agradeció a la colonia Neuland por el apoyo recibido durante todos estos años. Destacó que cursó la escuela, para aprender a leer y escribir y otros idiomas.    

El pastor nivaclé Esteban Díaz recordó la manera como sus padres y abuelas aceptaron convivir con los inmigrantes menonitas “porque Dios no hace distinción a los hombres”.    

El gobernador de Boquerón, Edwin Pauls (ANR), oriundo de Neuland, felicitó a los valientes ancianos por aceptar el gran desafío de la convivencia. Destacó el trabajo de los nivaclé porque “muchas obras en Neuland están regadas por el sudor de esta comunidad”.    

 Integración   El presidente de la cooperativa Neuland, Edwin Reimer, dijo que Cayin o Clim en el futuro ya no será una comunidad aparte, sino un barrio más del centro de la colonia. El líder comunitario hoy ya forma parte de la comisión vecinal local y las escuelas de la comunidad están ya bajo la misma supervisión de Neuland.    

Para el presidente del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), Jorge Servín, el sexagésimo aniversario evidencia el esfuerzo, unión y trabajo en conjunto para avanzar.    

Encuentro forzoso con la Guerra del Chaco   Con mucha empatía, Irma Hein, esposa del fallecido misionero Gerard Hein, junto a quien trabajó 51 años con los nivaclé traduciéndoles la Biblia a su idioma materno, se refirió a la vida de los nativos antes del contacto de la civilización. Habló del encuentro forzoso con la Guerra del Chaco (1932-1935) en la que muchos murieron alcanzados por balas, enfermedades de los soldados o abuso sexual.    

Hein dijo que todo está documentado en un libro en idioma nivaclé y si hay fondos lo traducirían al castellano. Recapituló el inicio de esta comunidad, la primera ayuda que recibieron para la construcción de sus propias casas y el inicio de una escuela propia ya en 1955 de parte de misioneros, como Cornelius Isaak, Walter Rennert y otros.    

Conflicto por tierra   Cayin o Clim es madre de las comunidades Campo Alegre, Nicha Toyish y Paraíso. En medio del rápido crecimiento poblacional que experimenta, los pobladores esperan que se resuelva un conflicto por la posesión de tierras generado por el propio Indi, que adquirió hace 14 años un inmueble de 19.342 hectáreas por G. 2.848 millones, exclusivamente para un nuevo asentamiento a 120 Km de la comunidad.    

Como el Indi nunca transfirió las 11.342 hectáreas, ahora son reclamadas por seis presuntos dueños y para los nativos solo quedarían 8.000 hectáreas. 
Fuente: ABC color

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.