12 de octubre de 2014

Circuito destaca el acervo cultural y natural de Trinidad

Pasajes con características únicas, una espesa vegetación que resguarda las casonas de gran valor patrimonial, así como las historias tejidas en torno a ellas, y que mezcladas con leyendas y anécdotas de los antiguos pobladores hacen del barrio Trinidad un lugar que conjuga cultura y naturaleza, que resulta en una identidad propia.
Esto es lo que los Amigos de Trinidad buscan resaltar del barrio en donde vivieron Don Carlos Antonio López (primer presidente constitucional del Paraguay) y el dictador José Gaspar Rodríguez de Francia.
Paseando entre los recuerdos de la quinta Yvyra’i se denominó el circuito turístico que se realizó ayer, y que tiene una particularidad: los propios pobladores oficiaron de guías.
“El objetivo es que todos seamos parte de la transmisión de conocimiento y que la gente se sienta más cómoda y se sienta más activa, que cuente lo que había en su barrio, el patrimonio tanto en el aspecto cultural, histórico y ambiental”, explica Antonio Spiridonoff, poblador de Trinidad y quien encabezó el itinerario.

El recorrido empezó en la iglesia de Trinidad, conocida como la “capilla particular” de Don Carlos Antonio López, según comentan los trinidenses. El emblemático templo fue diseñado y construido por el arquitecto italiano Alejandro Ravizza.
“El propio López ordenó que se pinte el Escudo Nacional en el cielorraso”, explicó Gloria Torras, al destacar la belleza de las pinturas clásicas que alberga la iglesia.
El circuito continuó en la Plaza de los Héroes, la casa de la Niña Francia (casona en donde vivió una hija no reconocida por el Dr. Gaspar Rodríguez de Francia), el Parque Pavetti, la vía férrea, la plaza Carancho, el barrio de los pesebres, la casona Miró, el almacén y cine Cañisá, arroyo Yvyra’í, y por último la estación Botánico.
Durante el paseo, los antiguos pobladores manifestaron su preocupación acerca del impacto ambiental que –según ellos– causa la construcción de grandes edificios.
“El barrio tiene muchas nacientes que ya están secándose por las construcciones que se realizan”, resalta Spiridonoff, al tiempo de destacar que las mismas nacientes facilitaron el crecimientos de muchos árboles nativos, como el yvapovô, especie que abunda en la zona, y que ya están añejos.
Por su parte, Torras reclamó el descuido de las autoridades en lo referente al patrimonio histórico. “Aquí hay mucha historia”, destacó.
Fuente: Diario Ultima Hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.