19 de octubre de 2014

¡Unidos es más fácil!

El Día Internacional contra el Cáncer de Mama, que se celebra hoy, 19 de octubre, es un recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad y una oportunidad para centrar la atención en la detección precoz del cáncer de senos.Por Nancy Duré Cáceres, ABC Color
El Paraguay se une a las celebraciones desde Amacma (Asociación de Mujeres de Apoyo Contra el Cáncer de Mama) y bajo el eslogan: Luchemos juntos. Esta asociación es un legado de la Dra. Raquel Arzamendia, quien junto con su par Miriam Sanguinetti, en el 2008, dieron impulso a esta campaña en nuestro país con la idea de brindar apoyo integral a las mujeres que padecen la enfermedad y, a la vez, ofrecer información veraz, actualizada, así como exigir calidad de atención médica, derecho a la reconstrucción mamaria, además de aunar esfuerzos con otras organizaciones.
Desde sus comienzos, muchas mujeres se unieron a esta campaña que pretende concienciar sobre la prevención temprana, a modo de evitar tristes desenlaces. Sí, porque es una enfermedad que puede ser mortal, pero que tiene altas probabilidades de recuperación si se descubre a tiempo.
La clave para impedir que esta bomba estalle es la detección precoz, lo que se logra mediante una mamografía preventiva anual. Este examen es una radiografía que sirve para encontrar cambios en la mama de mujeres que no presentan signos o síntomas de la enfermedad. También está la ecografía mamaria, que es un examen en el que se usan ondas sonoras para examinar las mamas y determinar la diferencia entre una masa sólida o un quiste, busca un tumor en la mama si presenta secreción del pezón transparente o con sangre y también se puede usar para guiar una aguja durante una biopsia de mama.
Según los últimos datos del Ministerio de Salud Pública, proveídos en el 2011, de los más de 5000 nuevos casos diagnosticados de cáncer en mujeres en el Paraguay, uno de cada cuatro corresponde a cáncer de mama. Esta cifra convierte a este mal como el tipo de cáncer con mayor incidencia en mujeres en el Paraguay. ¿Quiénes muestran mayor predisposición a contraer? Existen diversos factores de riesgo, entre ellos la predisposición genética, la edad, el género, la terapia de hormonas. En fin. Amén de las predisposiciones, lo esencial son los estudios que pueden detectar a tiempo alguna anomalía.

Según María Rosalba Escobar, presidenta de Amacma, “la falta de información es una de las principales causas”. Lo corroboran las mujeres que forman parte de la asociación, y que hicieron un tiempo en sus actividades para reunirse con ABC Revista y compartir sus experiencias. Deborah Soerensen, Margarita Yunis y Luz Marta Gibbons coinciden en que los controles desde temprana edad pueden reducir los números mencionados por el Ministerio de Salud Pública. “A mí me detectaron a los 29 años y ya tenía una metástasis”, rememora Deborah.

Con el apoyo de su familia, su marido, su pequeña hija de siete años (los años que lleva enferma), ella le sonríe a la vida. De eso precisamente se trata la campaña de este año, que tiene como eslogan: Luchemos juntos, con el esposo, la familia. “Me siento como en una cancha, donde yo soy la jugadora principal, mis amigas, amigos, familia, mis afectos son la hinchada y el arbitro es mi médico”, dice una sonriente Deborah. Claro que los momentos de flaqueza aparecen, pero es cuando su hija la motiva a continuar. “Nunca digan ‘a mí no me va a tocar...’. Ante la menor anomalía, consulten con un especialista. Es difícil; la enfermedad es muy dura, pero en contrapartida una aprende a valorar más la vida, a disfrutar de las pequeñas cosas. Generalmente, una vive quejándose por nimiedades y no valora lo que tiene hasta que aparecen las adversidades”, afirma.

Continúa su relato diciendo que la enfermedad le regaló muchas cosas. Le gana la emoción en este punto de la entrevista y, aun con la voz quebrada, expresa que está rodeada de gente cariñosa y un marido maravilloso. “Sentirse apoyada es fundamental y ayuda a afrontar con otra actitud los vaivenes que conlleva el cáncer de senos”.

La historia de Luz Marta Gibbons también está relacionada con la desinformación. “No sabía que una mujer debe contar con un ginecólogo y mastólogo, aun cuando no manifestaran síntomas”, es lo primero que dice Marta.

Su primer estudio se hizo a los 40 años. “Tenía una compañera que había entrado en su fase terminal. Le comenté a mi médico y le pregunté porque nunca me había hecho una mamografía. Con orden en mano, fui a realizarme mi primer estudio, con resultados poco alentadores, y el 6 de marzo de 2011, justamente el día que falleció mi compañera, recibí la triste noticia. Lo único que pensaba era que iba a morir”, confiesa.

Comenzaron las devastadoras quimioterapias y la imagen que el espejo le devolvía no era la mejor. “Me veía sin cabello, sin cejas, hasta que un día me dije: ‘¡Basta!, no me puedo ver así’. Fui y me compré pelucas de todos los colores; un día salía de pelirroja, rubia, trigueña, morena y así sucesivamente”, revela riendo y agrega: “Una se aferra a su fe y cambia su visión de la vida... La salud es lo más hermoso que Dios nos regala, por lo que hay que cuidarla. No quiero que nadie pase por esto”.

Luz Marta destaca la importancia de la “detección precoz” de los tumores y los controles regulares para someterse a tiempo a una serie de tratamientos “no tan agresivos y más benignos”.

Margarita Yunis comparte su historia y cuenta que a los 21 años sintió “una pelotita” en el seno. Después de un tiempo desapareció, así que no le dio mucha importancia. “Un día fui al shopping con una amiga y en el probador, como son muy reducidos los espacios, me golpee la mama y sentí un dolor inaguantable. De nuevo fui a la consulta y salió con un resultado preciso: cáncer de senos. Me sometí a 11 sesiones de quimioterapia y otras tantas de rayos. Después de un tiempo, me creí libre del cáncer y dejé de tomar mis remedios, producto quizás de una negación ante lo que estaba atravesando. Después de cinco años, me volvió la enfermedad y ahí aprendí que con esto no se juega”.

Hoy sigue luchando con un espíritu inquebrantable de optimismo. Está felizmente casada con un hombre que la conoció con la enfermedad, y aun así no dudó en llevarla al altar y hacer felices sus días. La actitud positiva es fundamental para superar la enfermedad y la visita periódica al especialista, claro. La palabra cáncer hoy ya no es “sinónimo de muerte”, y es “fundamental una actitud positiva” a la hora de acompañar al tratamiento y la lucha contra esta enfermedad. Tanto Deborah como Margarita y Luz Marta muestran mucha fuerza y voluntad en esta batalla titánica, y piden ayuda porque saben que el apoyo de los familiares y amigos es fundamental en este largo proceso. Por eso, el eslogan de Amacma en el 2014: Fight together o Luchemos juntos, es una manera de alentar a mujeres y hombres a luchar juntos, como familia, porque unidos siempre todo es más fácil.

Calendario

Amacma tiene varias actividades para todo el mes de octubre: mañana, lunes, tienen prevista la realización de colectas e iluminación de fachadas, en rosa claro, en la Universidad Columbia. El martes 21 es la cena rosa, en el Carmelitas Center, a partir de las 20:30. Este mismo día están previstas otras actividades, como charlas y entrega de folletos explicativos en el Shopping San Lorenzo y Pinedo. Y para el sábado 1 de noviembre, Cyclesport organiza el Día de la Mujer en Bicicleta, a total beneficio de Amacma. El kit incluirá una remera con arte de Ricardo Migliorisi.

Sepa más

(0981) 773-399

Facebook: Día de la Mujer en Bicicleta

Facebook: Amacma

Email: amacma.paraguay@gmail.com

ndure@abc.com.py


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.