9 de noviembre de 2014

Expresión indígena

La creatividad y mano única de los indígenas del Paraguay no tienen por qué envidiar a las artesanías elaboradas en otros países. Lámparas, portavelas, baúles, mesas y jarrones forrados con fibras naturales también pueden ambientar los espacios de nuestro hogar. Por Delicia Arzamendia.
Foto Gustavo Machado ABC color
Con la adquisición de artesanías nativas, además de valorar la mano de obra artesanal de las diferentes etnias que realizan estos trabajos, también brindamos sustento a nuestra gente. María Eugenia Campos Ros lleva adelante, desde hace nueve años, su empresa denominada Kenya Arte Natural. Ella se encarga de diseñar objetos novedosos y proveer a los indígenas los materiales necesarios para su elaboración. Por ejemplo, los tejidos de caraguatá reproducen los tapices, camineros y mantas con sobrios colores y diseños con sello nativo.
María Eugenia siempre sintió inclinación por la elaboración de artesanías. Desde los 20 años de edad se dedicó a vender obras de artistas plásticos. “En el país existen muchas galerías de arte; la mía no es una más. Yo quise implementar algo más que exponer cuadros. En mi local, se destaca principalmente la mano de obra de nuestros artesanos, a través de sus diversas elaboraciones”, resalta.

Durante un viaje que realizó a Buenos Aires, observó los objetos decorativos que hacían allí; fue así que se preguntó cómo nosotros –los paraguayos– no valoramos y aprovechamos la mano de obra de nuestros aborígenes. De esta manera, se encendió su lamparita y, decidida a emprender este proyecto, comenzó a buscar cómo llegar hasta los indígenas artesanos de nuestra tierra. “Me fui al Touring (y Automóvil Club Paraguayo) y compré un librito que indicaba ciertos lugares a los que íbamos a trasladarnos; además, fui al Instituto Paraguayo del Indígena (INDI). Averiguando, logré contactar con una persona aborigen y, por ende, gracias a este paso pude tener contacto con los demás”.
Cuando Campos Ros contactó con las comunidades nativas, cayó en la cuenta de que ellos siempre elaboraban las típicas pantallas y los sombreros piri, así que decidió ir un paso más allá y les propuso aplicar sus tejidos a otros artefactos de uso cotidiano, llegando incluso a apliques de muebles. “Así iniciamos este vínculo que sigue vigente hasta hoy”, comenta Campos.
Actualmente, trabaja con aproximadamente 40 indígenas, hombres y mujeres, que con gran esfuerzo sostienen y dan sustento a sus familias. “Son personas trabajadoras que se caracterizan por su sencillez, responsabilidad y humildad. Cada mes voy junto a ellos para llevarles la lista de pedidos y retirar los encargos anteriores. Por ejemplo, por una base para lámpara, el artesano cobra G. 50.000 aproximadamente, ya que es él quien se encarga de poner su precio. Los nativos están satisfechos con el trabajo fusionado que logramos”, señala.
Refiere que “por lo general, las personas que consultan sobre estos productos preguntan si son artesanías importadas, pues no imaginan que las etnias con las que trabajo, provenientes del Chaco y de la región oriental, como nivaclés, ayoreos, tovas, guaraníes, entre otras, son las encargadas de estos finos productos”.
El trabajo de los indígenas consiste en elaborar artesanalmente el forro de diversos recipientes, como planteras, portavelas, ánforas o jarrones, por ejemplo. Luego, se procede a barnizarlos para una mayor protección de los productos. María Eugenia se encarga, además, de dar el toque final a las elaboraciones; es decir, realiza las terminaciones correspondientes para que el trabajo resulte armonioso. Así como los productos hechos con fibras naturales y tejidos, también se pueden observar tallados de madera, en especial los que destacan las figuras de aves, así como pintorescos cuadros. Las elaboraciones resaltan por su distintiva calidad.
“La mano de obra nativa tiene mucho más que mostrar, ya que solo es necesaria trabajar y orientarla a fin de demostrarles a los indígenas todo lo que pueden lograr por medio de la utilización de diferentes materiales”, agrega Campos Ros.
Resalta que “la clave del trabajo en conjunto con los nativos es realizar tareas honestas, ya que son personas que obtienen el sustento con sacrificio”. El objetivo de esta emprendedora es obtener elaboraciones con sello nacional y que resulten atractivas para las personas, que la gente quede asombrada y valore los trabajos hechos por nuestros indígenas.
Sepa más
Facebook: Kenya Arte Natural
Teléfono: (021) 606 - 374

darzamendia@abc.com.py

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.