15 de diciembre de 2014

Botellas que iluminan

Grandes guirnaldas navideñas, logradas con botellas de plástico, iluminan la ciclovía de la avenida Boggiani. Los ángeles y las velas no faltan en el Pinedo Shopping. El trabajo es una iniciativa de la fundación Princesa Diana, y un logro de niños y niñas de diversos hogares de asistencia.
Por Nancy Duré Cáceres, ABC Color.
¿Qué hace con una botella plástica de gaseosa después de consumir su burbujeante líquido? Probablemente la tire a la basura, como lo hace la mayoría de las personas. Ahora piense dos veces antes de realizar ese acto, ya que niños y niñas pertenecientes a diferentes hogares de asistencia le dan una infinidad de usos en estas fiestas de fin de año.
Uno de ellos es darles formas y pintarlas para luego aplicarlas en decoración. Pacientemente, van cortando los envases para luego armar guirnaldas gigantes, que ya están adornando la ciclovía de la avenida Boggiani. “Contratamos una profesora brasileña, Sandra Zabrodiec, experta en reciclaje, para dar clases a los niños en nuestra sede ubicada sobre la calle Herrera. Allí van y aprenden otras manualidades, como vitrofusión, costura, cocina, cerámica, que luego les va a servir como una salida laboral”, expresa Hilda de Hieber, presidenta de la fundación Princesa Diana.

El resultado no podía ser más alegre y llamativo. A lo largo de la avenida Boggiani, los globos navideños le dan el espíritu festivo, propio de este mes. “Son 3 km de guirnaldas; las esferas tienen los colores rojo, verde, dorado y plata. Es un trabajo meticuloso, nada fácil, pero el cariño y empeño que ponen los chicos es fabuloso”, agrega Rommy Alhers, ligada a la fundación.
La fundación Princesa Diana, duquesa de Württemberg, fusionó las ganas de colaborar para que Asunción luzca navideña a puertas del 2015, con la necesidad de ocupación y expresión artística de los niños, y el deseo de darles un destino a las miles de botellas que cada día son desechadas.
“Ellos aprenden a ser creativos, aprenden el valor de trabajo. Desde la fundación les enseñamos a pescar, no damos pescado”, afirma la presidenta. Más de 50 chicos de la fundación Hogar Unidos por Cristo, del Hogar Abrigo, de San Rafael, trabajaron desde julio, aproximadamente, para darles formas a las botellas de plástico.
“Recibimos donaciones de los shoppings, las amigas, los restaurantes, y logramos juntar más de 65.0000 botellas. Con todas ellas, se lograron las figuras que lucen tanto sobre Boggiani como los ángeles y las velas del Pinedo Shopping”, explica Hilda.
La Navidad puede ser un buen momento para salir en familia, para disfrutar de la iluminación de la ciudad y apreciar la creatividad de los niños de escasos recursos que habitan los hogares. “Les estamos dando una herramienta para trabajar en reciclaje, estamos disparando su creatividad al tiempo que creamos conciencia sobre el cuidado del medioambiente. Son muchas las ideas que se pueden llevar a cabo con las botellas de plástico y están demostrando que es así”, sostiene, en otro momento, Rommy.
La fundación tiene por objetivo la enseñanza a niños, jóvenes, adultos y ancianos, en distintas disciplinas y áreas del conocimiento, ya sean oficios, artesanías, programas educativos aprobados por el Estado o internacionalmente, tales como idiomas, música, artes plásticas y todo lo relacionado al arte escénico, así como las tecnologías de la información, la instrucción y educación cívica, la recuperación y restauración del patrimonio histórico. Este objeto también abarca todo lo que se refiera a la salud y el medioambiente.
La fundación también ayuda a niños de la Chacarita, en cooperación con las obras sociales de la parroquia San Roque, a fin de formar un coro de niños con el objetivo final de promocionarlos artísticamente tanto en el país como en el exterior y, de esta manera, alejarlos de la calle.
Igualmente, capacita a jóvenes talentosos, pero de condición humilde, para que sus obras sean conocidas y comercializadas para obtener un ingreso y, al mismo tiempo, puedan servir de formadores de nuevos talentos.

“Estamos avanzando lentamente, a pulmón. La labor que realizamos en la fundación es sostenida y eficaz. Estamos viendo a los niños crecer y asimilar una actividad que puede ser el sustento de su vida; están aprendiendo a respetar el medioambiente”, coinciden las entrevistadas.

La profesora de reciclaje Sandra Zabrodiec asegura que las consecuencias ecológicas que sufre el planeta son muy fuertes. "Poder colaborar con el medioambiente, transformando la basura en objetos utilitarios y funcionales, es mágico”, recalca.

Así, las 65.000 botellas se convirtieron en esferas, ángeles y velas. Gustavo Álvarez, Samuel Fernández, Ángel David Cabrera, Paola Giménez, Micalea Trebastoni, Blanca González, Noelia Solís, Mariana Etcheverry, Jessica Garay, Samira Valdez y María Isabel Godoy son algunos de los jóvenes, de la fundación Hogar Unidos por Cristo, que le pusieron ganas a los trabajos, juntando las botellas, lavando, cortando, quemando, perforando, pintando y armando; los siete pasos que lleva este proceso. Los chicos se levantaban bien temprano, a las 05:30, para iniciar los trabajos y concluir a las 11:00, aproximadamente para ir al colegio.
Todos expresan su alegría por la meta lograda. “Nos gusta el reciclado porque podemos hacer hasta sillas con las botellas”, aporta Samira. Es que no solo aprenden a reciclar botellas, sino también reciben clases de costura, vitrofusión, cerámica, bijouterie, bordado y otras ocupaciones. Se suman a la enseñanza, Carolina Hug, Carmen Muñoz y Amorina Viladesau.
La mayoría de los jóvenes pasaron por diferentes problemas de adicciones, maltratos, abusos, mendicidad, abandono, o por algún problema físico o rechazados por sus familias sin oportunidad a tener una infancia inocente, sin educación y, lo más importante, sin amor. Ahora, una puerta se les abre y están avanzando hacia nuevos umbrales.
En fin. Tanto la avenida Boggiani como el Pinedo Shopping se ven engalanados con el trabajo mancomunado de estos jóvenes y de los directivos de la fundación Princesa Diana. Al acto de encendido sobre Boggiani asistió el intendente de la ciudad de Asunción, autoridades de la Administración Nacional de Electricidad y varias otras personalidades. “El objetivo es hacer más atractiva la ciudad, que se sienta el espíritu navideño y se aprecie el trabajo que realizan los jóvenes. Vamos a seguir creciendo, a seguir vistiendo a Asunción con la luz de la Navidad y, lo que es mejor, capacitando con miras a un mejor futuro a los sectores carenciados”, puntualizan las entrevistadas.
 ndure@abc.com.py
Fuente: ABC color

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.