21 de enero de 2015

El 70 por ciento de sésamo que consume Japón es de Paraguay

El sésamo paraguayo es catalogado como el mejor sésamo, en Japón. Este grano es consumido sin ningún procesamiento, lo que significa que de la cosecha va directamente a la mesa. El grano de sésamo es considerado de gran potencial para la salud no solo en Japón sino en todo el mundo.

Según los datos suministrados por las autoridades japonesas, el 70 por ciento del sésamo que se consume en el Japón proviene del Paraguay. Así lo señaló el representante residente adjunto de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), Keisuke Ito. Uno de los valores agregados que tiene el sésamo paraguayo es que en su mayoría, los cultivos corresponden a la Agricultura Familiar. Los productores paraguayos lo cultivan en pequeñas parcelas, lo que facilita la cosecha.
Gran cantidad de productores se dedican a este rubro y el acopio genera varias toneladas del producto, que luego son aprovechados por las empresas exportadoras, que recorren las fincas para adquirir toda la producción. Algunos productores, principalmente los que siembran más de 20 hectáreas, utilizan desecantes para marchitar y acelerar la cosecha, que se realiza con ayuda de maquinaria. Todo este proceso de desecamiento y cosecha rápida, deja residuos de productos químicos en el grano, pues las micropartículas de los agroquímicos ingresan por la boca abierta del caparazón de los granos. Debido a que el sésamo es consumido sin procesar, los japoneses someten a pruebas laboratoriales aleatorias las exportaciones paraguayas, antes de su ingreso al mercado. Cuando se encuentran residuos de estos disecantes, las cargas son rechazadas.  Fuente: VMA - MAG

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.