7 de enero de 2015

Kike Santander, serenata en los territorios del EPP

El autor de Más allá (Gloria Estefan) fue a cantar a los soldados que luchan contra el EPP en Concepción. "Hay que cortar la violencia", exhorta.
"Fue una de las experiencias más emotivas que me tocó vivir en Paraguay", reconoce Kike Santander, compositor colombiano, casado con una paraguaya, autor de algunos de los más grandes éxitos musicales de famosos cantantes latinos, al referirse a la reciente visita que hizo a los soldados de la Fuerza de Tarea Conjunta, en el norte del país. Fue el pasado 24 de diciembre, en vísperas de Navidad. Kike había llegado al Paraguay desde Miami, donde reside, con su esposa Adriana López Moreira y sus tres hijos, para pasar las fiestas. Su concuñado, el senador Marito Abdo, lo invitó a viajar, junto con el ex vicepresidente Luis Castiglioni, hasta el cuartel central de la Fuerza de Tarea Conjunta, en Concepción. "Estaban todos los oficiales y soldados, a pocas horas de Nochebuena. Se veía en sus ojos la tristeza de tener que pasar lejos de sus familias. Los vi como una especie de héroes de incógnito, luchando por defender a la población civil, como también lo hacen los soldados en Colombia y quise alentarlos", dice. Entonces pidió una guitarra y cantó varias canciones.
En lugar de los temas de su propia autoría (creyó que no serían tan reconocidas), escogió las populares Si nos dejan, Malagueña y La gota fría. DOLOR. Antes de convertirse en el compositor favorito de famosas estrellas, autor de éxitos como Piel Morena (grabada por Thalía), Yo nací para amarte (Alejandro Fernández), Azul (Cristian Castro), o Abriendo puertas (Gloria Stefan), Flavio Enrique Santander Lora ejerció como médico en Cali, en su Colombia natal, entre los años 1980 y 1985. "Allí, en urgencias de cirugía, tuve un acercamiento directo con el dolor que causaba el enfrentamiento con la guerrilla y el narcotráfico. Llegaban soldados gravemente heridos por emboscadas y explosiones, con amputaciones, algo muy violento", recuerda en diálogo con ÚH, en la casa de su familia paraguaya, en la cumbre del cerro de San Bernardino. Lo que sucede hoy en el norte del Paraguay es muy similar a lo que pasó en Colombia, sostiene. "En la medida en que el narcotráfico se una a la guerrilla y haya más flujo de dinero, con compra ilegal de armas, si no se detiene a tiempo, esto se puede convertir en algo parecido a lo que vivimos en Colombia, una especie de cáncer que va creciendo", indica. El músico cree que los soldados de la Fuerza de Tarea Conjunta "necesitan más apoyo y reconocimiento, más logística. Enfrentan una lucha difícil, sin tener aún la sofisticación de armamentos que tiene un ejército como el colombiano". POSITIVO. Kike Santander, quien trabajó muy de cerca como autor de jingles en las campañas de los presidentes colombianos César Gaviria y Álvaro Uribe, tiene una posición clara sobre el conflicto que genera la violencia, aunque se define como un "compositor de cosas positivas". Médico apasionado por la música, nunca pensó que llegaría tan lejos, cuando empezó primero a componer jingles publicitarios, hasta que escribió su primera canción a los 33 años y un amigo lo invitó a componer para un próximo disco del cantante José Luis El Puma Rodríguez, aquel que incluía temas como Diosito santo. Así empezó una carrera que lo llevó a mudarse a Miami, trabajar con el productor Emilio Stefan y componer cientos de canciones para Luis Miguel, Gloria Estefan, Thalía, Chayanne, Alejandro Fernández, Jennifer López, Marc Anthony, Bacilos, David Bisbal, Diego Torres y muchos otros. A pesar de haber ganado varios premios Grammy y Billboard, dice que el momento más satisfactorio fue acompañar a Gloria Estefan en el Vaticano, entonando en vivo su canción Más allá (una de sus favoritas) para el Papa Juan Pablo II. En la letra de esa canción, de poesía sencilla y profunda, está resumida la filosofía de Kike Santander: "Cuando sientes compasión del amigo y su dolor cuando miras la estrella que oculta la niebla hay paz en tu corazón". "Paraguay me dio una familia maravillosa". En 2002, Kike Santander llegó de Miami a Bogotá para promover los Grammy Latinos y Adriana López Moreira fue desde Asunción por negocios del hotel de su familia. Ella lo vio en televisión y lo encontró en el aeropuerto. Se acercó a hablarle sobre los poemas de su hermano Jorge. Coincidieron en el mismo vuelo y así empezó la historia de amor entre el músico colombiano y la empresaria paraguaya, que un año después los unió en una boda, en la cúpula del cerro de San Bernardino. "Del Paraguay conocía las guaranias, muy románticas y bonitas, y algo de la polca. Aquí pude escuchar a artistas en vivo y darme cuenta de la gran riqueza musical que tiene este país", dice Kike, que cada fin de año viene de visita. "El Paraguay me dio una mujer maravillosa y una familia extraordinaria", destaca Kike, quien en abril lanzará con Adriana su nuevo proyecto QiClub, que integra en internet ejercicio, nutrición sana, meditación y música terapeútica. Además, Kike compondrá canciones para la campaña de su concuñado Marito Abdo a la presidencia de la Junta de Gobierno de la ANR.
Fuente: Diario Ultima Hora

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.