16 de febrero de 2015

Cerrito, un paraíso en Ñeembucú para disfrutar en familia

 Este distrito situado en el sur del departamento de Ñeembucú, es una maravilla natural incomparable en todo el territorio, según los que lo visitan, y que como ningún lugar combina atractivos simultáneos, como belleza, diversidad, precios económicos y seguridad, en comparación a otros sitios turísticos.CERRITO (Clide Noemí Martínez, corresponsal ABC).
Para los que gustan de las playas y los entretenimientos en el río, el Lago Sirena deslumbra con sus kilómetros de espesa arena y aguas cristalinas. Es quizá la única en el Paraguay que ofrece a los veraneantes la valiosa sombra de árboles nativos que ayudan a proteger a las familias de los rigores del sol en los horarios más necesarios. La municipalidad y los vecinos, con sus escasos medios, han logrado incorporar elementos que complementan la extrema generosidad de la naturaleza.
Cómodos bancos, iluminación, parrillas y hasta baños y duchas públicas, permiten que muchos visitantes decidan acampar en el área con todas las comodidades posibles.
Con un costo mínimo se puede acceder a dar paseos en deslizadoras, visitar con la familia las paradisíacas islas del lugar, contratar kayaks y pedalines.
Si ha elegido visitar las islas, la más cercana es “Martín García” en la que se combinan una espesa vegetación y blancas arenas. El lugar habría sido sede de una gran población de los indios “Paranás” a juzgar por los restos de cerámica que se pueden rescatar de la arena. Navegando unos minutos más, se accede a la Isla Pombero, la favorita de los veraneantes, ya que ofrece una impresionante playa natural, que parece ser un regalo de Dios en medio del caudaloso río Paraná.
Pero no solo las playas son el atractivo de esta ciudad del sur. Desde la altura del “Cerrito” de arena que da nombre a este distrito, se tiene un panorama fantástico de todo el espectáculo natural. Desde allí se observan el río, las islas, el lago Sirena y todo el pintoresco pueblo. Este mirador que es un lugar ideal para la relajación y para lograr las mejores tomas fotográficas.
En otro extremo de la ciudad se encuentran las dunas de arena, que son frecuentemente visitadas por las familias, para alegría de los niños, que agotan sus energías corriendo en el interminable arenal.

Riqueza íctica

Un capítulo aparte merece la pesca deportiva, que desde hace décadas actúa de imán para atraer a miles de visitantes del exterior, que recorren largas distancias para acceder al magnífico lugar. Cerrito les ofrece el alquiler de lanchas, servicio de baqueanos y la posterior preparación de los platos con base a las presas obtenidas, lo que constituye toda una especialidad de los cocineros locales. Ejemplares de Dorado, surubí, boga, pacú, son fácilmente capturados por la abundancia existente.
Entre los veraneantes encontramos a los integrantes de la familia Schmidt de Colonia Obligado, Itapúa. Alfredo, quien lidera el grupo, señaló que eligió Cerrito a pesar de la distancia, por los múltiples atractivos que ofrece y sobre todo por la tranquilidad y seguridad que necesita una familia. Por su parte, la joven Schulz Schmidt, quien ya había estado antes el sitio, resaltó que Cerrito reúne todas las condiciones para disfrutar de las vacaciones. “Tiene hermosas y tranquilas playas, como también una pesca abundante. Para mí, como me gustan ambas cosas, el lugar es ideal”, refirió la adolescente itapuense.
Para Carlos Mujica, pescador deportivo de Ciudad del Este, no existe otro lugar mejor que este para su afición. “Desde hace años, con la familia y mis amigos optamos por Cerrito. Para nosotros que amamos la pesca, es el lugar ideal. Los vecinos son muy amables, hay mucha seguridad y la pesca incomparable”, explicó.

Los lugares de alojamiento cuentan con todas las comodidades, con precios que van desde 40.000 guaraníes por una habitación climatizada. Además de los hoteles, han sido habilitadas varias posadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.