9 de marzo de 2015

Bailarín paraguayo en ballet de Monterrey

El bailarín Julio Morel (20) se apresta para su primer desafío profesional: integrar el cuerpo de baile del Ballet de Monterrey, en México, donde fue contratado por dos años luego de haberse formado en escuelas tanto de nuestro país como en Brasil y Estados Unidos.
“Quiero aprender todo lo que haya afuera, ese es mi sueño, y un día venir a Paraguay a bailar, que la gente me conozca, sepa de mi trabajo y podamos crecer también”, indicó el bailarín.
Mientras espera que se completen las gestiones de su visa para viajar a México y, a pesar de estar de vacaciones, Julio se prepara para este desafío tomando clases con el Ballet Clásico y Moderno Municipal de Asunción. “Tengo que estar en forma, entrenado, tengo que llegar listo para bailar (...) Nuestro cuerpo es nuestro elemento de trabajo y uno tiene que invertir en su cuerpo”, dijo el joven artista.
Recordó que esta oportunidad de ir a México surgió a través de la maestra Raquel Rossetti, quien lo vio en la gala de clausura del San Francisco Ballet School y lo recomendó al director del ballet de Monterrey, Jorge Amarante.
Una audición en vídeo, su currículum y medidas fueron suficientes para obtener el contrato en esta agrupación que, según destacó, realiza muchas giras nacionales y algunas presentaciones internacionales.
“Es una gran oportunidad, poder trabajar con maestros nuevos, coreógrafos, todo eso es muy importante. La experiencia es lo que yo quiero ganar”, comentó.
Los inicios de Julio se dieron en Ciudad del Este donde participó de un curso de verano de una academia ubicada frente a su casa. Bailaba danza paraguaya, malambo y otros estilos más de índole folclórica hasta que la profesora Marta López le motivó a introducirse a la danza clásica, a los once años. Tres años después, luego de ganar el concurso nacional organizado por el Consejo Paraguayo de la Danza, participó del Grand Prix de Nueva York.
“Ahí me di cuenta de que esto era lo que yo quería, que esto era serio porque por ahí acá el ambiente no te ayuda para que te mantengas, porque uno no tiene esa visión de cómo está la danza allá afuera. Por suerte, hoy en día hay muchos paraguayos que están afuera, destacándose en el exterior”, acotó.
Posteriormente, obtuvo una beca para formarse en el Centro de Danza Río, en Río de Janeiro, Brasil, bajo la dirección de la profesora Marisa Estrella. También integró la Compañía Joven de dicha ciudad, donde conformó varias puestas a lo largo de tres años. Morel mencionó que luego de haber participado en un curso de verano del San Francisco Ballet School, de Estados Unidos, obtuvo una beca de un año.
Ansioso por esta nueva experiencia, Julio afirmó que siempre está cerca pero también muy lejos de su sueño. “Siempre estoy muy cerca de lo que me gusta hacer, de lo que yo amo hacer, pero siempre estoy lejos de mi familia y de mis amigos. Pero creo que es el precio que uno paga por hacer lo que a uno le gusta”, expresó.
Igualmente, destacó la necesidad de que nuestro país cuente con una mayor inversión en Cultura para dar oportunidades a los jóvenes talentos. “El día que tengamos arte de verdad, cultura, creo que nuestro país va a ser rico en todos los sentidos”, añadió.

También subrayó que la dedicación es fundamental para ser un bailarín profesional, ya que es una carrera con sus dificultades como cualquier otra. “Requiere mucha disciplina en todos los sentidos: hacer clase todos los días, cuidar la alimentación y todo ese tipo de cosas. Yo creo que lo principal es tener dedicación y ver si a uno le gusta, porque hacer por hacer nomás no da resultados”, concluyó.
Fuente: ABC color

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.