4 de marzo de 2015

Paraguay ingresó oficialmente al Consejo de DDHH de la ONU

El Paraguay ingresó, este lunes, como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con mandato que se extenderá hasta el 2017.
Asunción, IP. “El Paraguay ingresa al Consejo de Derechos Humanos en un contexto histórico de consolidación democrática y de vigencia del Estado de Derecho. El año pasado se cumplieron 25 años de la construcción de la democracia. Y durante este tiempo la sociedad paraguaya ha incorporado progresivamente a su legislación, a sus políticas públicas y a la cultura ciudadana un sistema de derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales que promueven un estilo de vida regido por las normas del derecho”, manifestó el ministro de Relaciones Exteriores, Eladio Loizaga.
El acto de incorporación de Paraguay al Segmento de Alto Nivel de la Vigésimo Octava Sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, se desarrolló, ayer lunes, en el Palacio de las Naciones, en Ginebra, Suiza.

Tras saludar al presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Joachim Rucker; al Alto Comisionado de Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, y también a los dignatarios presentes, el Canciller paraguayo expresó a la plenaria sus anhelos “de que seamos capaces de asegurar la vigencia plena de los derechos humanos, así como el ejercicio irrestricto de los derechos fundamentales del hombre en el marco del Estado de Derecho y el imperio de la Ley”.
“Aunque no son halagüeños ni apacibles los tiempos que vivimos como consecuencia de una extrema e irracional intolerancia, nuestra visión de la perspectiva es más bien de desafíos, puesto que nuestra época avanza con rapidez cada vez mayor, hacia transformaciones no solo de la ciencia y de la tecnología sino también de una biopolítica o bioética destinada al bienestar y a una calidad de vida para la totalidad de los seres humanos, incluyendo su hábitat, en un proceso orientado a cambios y reformas que nos traerán mejores condiciones de vida para la Humanidad toda”, señaló.
Refirió que en poco tiempo, el Consejo de Derechos Humanos se convirtió en el órgano de referencia en esta materia, no sólo dentro del ámbito de las Naciones Unidas sino también para las víctimas de violaciones de estos derechos.
“Venimos pues entonces con una mirada positiva. Y confiamos que este Consejo agregará más sólidos peldaños -de valores, principios y estrategias- a la construcción de un mundo más justo, más equilibrado y entrañablemente humano”, subrayó.
La condición de miembro del Consejo de Derechos Humanos es un elevado compromiso para continuar avanzando, en el ámbito nacional e internacional en los procesos de diálogo, divulgación, acuerdos e institucionalización de una agenda de derechos humanos integral, que transforme a nuestras comunidades en sociedades cada vez más respetuosa, inclusiva y humanista. En particular, integrando a los grupos más vulnerables para edificar un país con plena cohesión social y donde se consoliden el pluralismo y el respeto a las diferencias, como parte fundamental de una cultura democrática”, añadió.
Puntualizó que en los últimos años, la política exterior del Gobierno ha venido impulsando decididamente el mejoramiento de los estándares internacionales de promoción y protección de derechos humanos.
Informó que en ese sentido, lleva adelante un trabajo constante de incorporación normativa de los principales tratados en la materia, tanto del sistema universal como del sistema interamericano.
Dijo que el Paraguay apoya decididamente la universalización de dichos instrumentos, mediante la firma y ratificación concernientes y de los mecanismos de supervisión por parte de los demás Estados, en el entendimiento de que la observancia a los mismos permite elevar los estándares internacionales de protección de los derechos humanos.
En función al cumplimiento de sentencias internacionales, el objetivo del Gobierno Nacional es definir un modelo de ocupación y organización del territorio paraguayo, que respete los derechos a la posesión y propiedad sobre las tierras y territorios ancestrales y tradicionales de los pueblos indígenas.

Mejorar la calidad de vida de la población

En otro instante de su alocución en el Segmento de Alto Nivel de la Vigésimo Octava Sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el Ministro Loizaga mencionó que el Gobierno paraguayo ha dado muestras claras de su voluntad de impulsar todas aquellas políticas, programas y planes con enfoque de derechos, que apuntan a mejorar la calidad de vida de la población.
El programa “Sembrando Oportunidades”, cuyo objetivo es la reducción de la pobreza extrema, mediante la coordinación de acciones de todas las instituciones públicas, ofrece un abordaje simultáneo a las áreas prioritarias como: el acceso a la alimentación, a la salud, a la educación, al agua potable, a una vivienda segura y confortable, al trabajo y a nuevas y mejores oportunidades de ingresos para las familias más vulnerables de Paraguay.
“Además, otro de los componentes es el Programa “Tekoporâ”, que consiste en transferencias monetarias condicionadas (TMC), con las cuales se ha beneficiado a cerca de 102.000 familias en condiciones de extrema pobreza. Así también, se sigue trabajando en la ampliación de la cobertura a los beneficiarios de la ley sobre pensiones alimentarias para adultos mayores en situación de pobreza”, informó.
Igualmente, se ha trabajado en el fortalecimiento de la Secretaria por los Derechos de las Personas con Discapacidad (Senadis), de modo a garantizar el disfrute efectivo de los derechos de este sector de la población.

Otro aspecto positivo destinado a garantizar la libertad de expresión, la democracia y la transparencia, fue la promulgación de la Ley Nº 5.282/14, “De libre acceso ciudadano a la información pública y transparencia gubernamental”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.