7 de abril de 2015

Lapacho

Los lapachos en el Paraguay son conocidos por su nombre genérico en guaraní tajy. “Son los mejores exponentes de nuestra flora nativa, representados por sus tres especies, el tajy hû (Tabebuia heptaphylla), tajy rosado (Tabebuia impetiginosa) y el tajy say’ju o amarillo (Tabebuia pulcherima), todos pertenecientes a la familia botánica bignoniáceae”, destaca el ingeniero forestal Lucio Spinzi.
“Estos árboles son de uso generalizado para fines ornamentales, por sus excelentes características estéticas. Los lapachos son árboles importantes y conocidos del bosque nativo paraguayo, se encuentran desde el Chaco húmedo hasta el este de la Región Oriental, la cuenca del río Paraná, con amplia distribución, tanto en el norte del país como en el sur”, indica.
Afirma que “son especies heliófitas que requieren mucha luz y apertura para su desarrollo; son de copa amplia, redondeada, globosa y ofrecen buena aptitud para la sombra. Sus flores están dispuestas en panículas terminales con abundantes flores de corola tubular muy vistosas, de color rosado a rosado morado, y matices tanto para las especies tajy hû como tajy rosado. El tajy say’ju o amarillo posee flores tubulares muy abundantes con pétalos de color amarillo oro”.
Menciona el especialista que “estos árboles son grandes y pesados en especial el tajy hû o lapacho negro que puede alcanzar alturas de hasta 30 a 35 metros, y 160 cm de diámetro. Los ejemplares en su hábitat natural poseen tronco cilíndrico y recto, libre de ramas en casi todo el largo. Se encuentra en la lista de la flora amenazada, por su sobreexplotación para fines madereros y por su lento crecimiento”.
Para su cultivo se deberá tener en cuenta el espacio disponible.
Fuente: ABC COLOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ultima Hora - Nacionales

Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

Visita a la tumba de Mangore.


Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.