21 de agosto de 2015

El más universal llega al cine

La historia del paraguayo más universal de todos los tiempos llega a la pantalla grande. La prometedora ficción sobre la vida de Mangoré, dirigida por Luis Vera y producida por Leo Rubin, es un homenaje al Paraguay sobresaliente y lleno de talento, según sus realizadores.Fuente ABC color.
Pasó casi una década desde que la idea de realizar una película sobre la vida del “genio de la guitarra” se encendiera en la cabeza de Leo Rubin. Fueron años maquinando este proyecto, armando un equipo que lo acompañara en esta aventura y el periplo de conseguir los fondos para llevarla a cabo
Finalmente, se estrenó Mangoré: por amor al arte en los cines de Asunción. Se trata de una ficción que representa la interpretación de los autores sobre lo que pudo haber sido la vida del gran Agustín Pío Barrios o Nitsuga Mangoré (nombre con el que se dio a conocer artísticamente), ya que además de sus obras, no se tienen vestigios ni documentos que certifiquen la realidad de los hechos. “Según las investigaciones, lo concreto es que el músico fue un personaje que vivió cada minuto de su vida por amor al arte, por eso complementamos con esa frase el título de la obra, porque Mangoré es un ejemplo de lo que significa esta frase en toda su plenitud”, dice el director Luis Vera.

Vera —quien dirigió anteriormente El país del nunca jamás y Miss Ameriguá— fue el primero en sumarse a la idea de Rubin y aceptó gustoso. Comenta que se involucró en todos los antecedentes de la vida de Barrios: biografía, música, cartas y poesías que dejó el guitarrista para hacer que este filme, a pesar de ser una ficción, sea lo más cercana posible a lo que pudo haber sido realmente la vida de este enigmático personaje tan valiente, apasionado y adelantado a su época.
“También es un homenaje al paraguayo de baja autoestima, porque es un ejemplo y una clara muestra de que esta tierra guaraní está llena de talento, que su historia cuenta con uno de los más grandes músicos, un motivo de orgullo. Es un ejemplo para quienes por miedo no afrontan desafíos. Un homenaje al paraguayo honrado y orgulloso de sus raíces guaraníes”.
En cuanto a las repercusiones internacionales de la realización, Rubin comenta que, ya antes del estreno oficial, han recibido propuestas e invitaciones para presentarla en diversos países, especialmente en Europa. “Todavía son propuestas que hay que estudiar, pero nos sentimos muy honrados de esto, porque implica que hay una gran confianza en lo hecho. Trabajamos intensamente para que la película supere las exigencias y estándares de calidad. Así que por ese lado estamos tranquilos. Ahora esperamos que sea del agrado del público. Esperamos ansiosos que llegue el día del estreno”, dice.

Experiencia fantasiosa

La ficción cuenta con dos actores para representar, por un lado, a Agustín en su juventud y, por otro, en su edad adulta. Sus “años mozos” fueron representados por el paraguayo Celso Franco —protagonista de 7 cajas— para quien esta fue “una experiencia fantasiosa. Remontarse a esa época y acercarse más o menos a lo que fueron esos años, reencarnando a un artista tan grande como Mangoré, fue maravilloso e irrepetible. Todos soñamos con viajar al pasado y yo pude hacerlo, nada más y nada menos que encarnando a Mangoré. Puedo asegurar que es un gran honor”.

Celso comenta que antes de adentrarse en el proyecto, conocía vagamente la historia de Nitsuga, pero hoy se considera un admirador más de este personaje, por la gran entrega con la que vivió por el arte, su lucha, sufrimiento y determinación constante que lo llevaron a conseguir su objetivo.

El actor mexicano Damián Alcázar fue el encargado de interpretar a Mangoré en su etapa adulta. Tanto el director como el productor de esta ficción destacaron la gran entrega del profesional desde que le presentaron el proyecto. Uno de los principales desafíos de Alcázar —según dijo, mientras se rodaba el filme— fue lograr el acento paraguayo. Según los entendidos, lo logró acabadamente. “Ni se le nota que es mexicano”, decían en el backstage.

El amor incondicional

Lali González encarna a Isabel, el primer amor de Agustín Barrios en el Paraguay. La actriz comenta que aceptó “de una” participar del proyecto y se involucró en la obra de Luis. Lo que más le llamó la atención fue la carga dramática que presenta este personaje, porque sufre el amor y el abandono “primero de Agustín y después de Mangoré”. Ella estuvo presente en todo ese salto a la fama que tuvo el músico, crió a sus hijos y se mantuvo fiel a su sentimiento, a pesar de los años y la distancia.

Lali comenta que no fue nada fácil caracterizar la época. Remontarse a 100 años la alentó en este desafío. “No siempre se puede vivir en 1919, con todo lo que conlleva estar un siglo atrás en el Paraguay, enamorada de un músico, la presión social y los prejuicios en la propia familia. Fue realmente un trabajo muy interesante, porque uno tiene que concentrarse para ser fiel y real a la situación tan lejana de la que ni siquiera contamos con referencias en formato de video o algo para meterse en el personaje. Fue imperante la necesidad de investigar arduamente cada uno de los factores, tanto en lo estético como la posición política y social de la mujer en esa época, sus modales, la postura y el vocabulario, que trasladen al espectador a ese tiempo”.

El olvidado

El actor Joaquín Serrano —quien anteriormente actuó en Libertad— interpreta al hermano menor de Agustín: Francisco Martín Barrios, el poeta y autor “olvidado” del Paraguay, según él mismo comenta. “Fue un personaje muy intenso. En la película se muestra su historia, acompañando siempre a su hermano. Crecieron juntos y sus primeros años fueron de complicidad, pero, con el tiempo, el éxito de Agustín y la falta de logros para él, poco a poco, lo sumieron en el olvido. Esto le produjo una sensación de permanente amor y odio, dignos de apreciar en el filme”.

Para Joaquín, una de las experiencias más satisfactorias fue pasar unos días en la antigua casa de los Barrios en San Juan Bautista, Misiones. Hasta allá fue para adentrarse más en su papel. Salió de Asunción con la intención de quedarse allí solamente un día, pero terminó quedándose casi una semana. “Esa casona está llena de magia; es increíble la sensación que te invade al recorrer las habitaciones, palpar las paredes, respirar el aire que circunda el caserón”, comenta.

Números

El filme —en el que se invirtieron casi USD 1,4 millones— se grabó en Paraguay y Argentina, la producción duró cuatro años y el rodaje se realizó en un mes. Contó con la participación de unos 80 personajes, más de 1000 extras y combina más de 10 nacionalidades, pero el 80 % de los participantes son paraguayos. El avant première está previsto para el jueves 20 de agosto y el estreno será el viernes 21.

Sepa más


Facebook: Mangoré La Película

mbareiro@abc.com.py

• Fotos ABC Color/Gustavo Báez.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Ultima Hora - Nacionales

    Las ruinas jesuíticas observadas desde el aire

    Visita a la tumba de Mangore.


    Honor a quien honor merece!Sady y Teofilo Acosta directores de Ecos del Paraguay vistaron la tumba del gran musico paraguayo Agustin Pio Barrios cuyos restos descansan en el Cementerio de los Ilustres de El Salvador.